Futbol de Veteranos en Reinosa

El futbol de veteranos en Reinosa siempre ha estado muy ligado a la empresa Sidenor (en su origen La Naval, luego Astilleros Españoles y más tarde Forjas y Aceros de Reinosa), ocupando un lugar preferente en la promoción de sus muchas actividades deportivas. No en vano el Club Deportivo Naval fue fundado por la propia empresa (Sociedad Española de Construcción Naval) en el año 1928. Un club que, por hacer un poco de historia, nació de un torneo entre los distintos talleres de la Fábrica. Fue tal el éxito y la relevancia social alcanzada que el paso inmediato fue fundar un club de futbol formado por los trabajadores para participar en las competiciones oficiales.

Aunque en la actualidad el C.D. Naval se desenvuelve en la categoría de Primera Regional, ha estado 33 años militando en Tercera División. Compitiendo normalmente con equipos de las autonomías limítrofes de Asturias y el País Vasco, ha tenido etapas muy brillantes. Seguramente su época dorada se vivió a partir de la temporada 1975-76 con el club ascendiendo a Tercera División. Fueron años de partidos inolvidables. A destacar alguno de los celebrados esa misma temporada como cuando representando a Cantabria en el Campeonato Nacional de Aficionados llegó hasta las semifinales siendo eliminado por el Betis. A la temporada siguiente se produjo otro hito con la eliminatoria de la Copa del Rey contra el Valencia, que supuso todo un acontecimiento para la comarca. Tanto el Betis como el Valencia cayeron derrotados en Reinosa, aunque no así las eliminatorias que no se superaron por el gol average. El C. D. Naval está a punto de cumplir 100 años, lo que es un orgullo tanto para la ciudad como para la empresa que lo fundó.

Equipo de veteranos C.D. Naval- Sidenor años 80 en los campos de San Francisco

Pero volvamos al futbol de veteranos en Reinosa, una actividad, y también un deporte, que viví en primera persona desde el año 1975, a los pocos meses de llegar contratado para trabajar en La Naval. Me integré con rapidez en una actividad siempre muy promocionada por la empresa y en un equipo de futbol integrado en su mayoría por antiguos jugadores del C.D. Naval y algunos otros a los que nos gustaba seguir practicando un deporte que nos era conocido. En aquel momento se encontraba en pleno auge y cuya cabeza organizativa era, y aun sigue siendo, Arturo García Rojo, siempre al pie del cañón, nunca mejor dicho, pues nuestra empresa fue creada en un principio como empresa armamentística, siendo la fabricación de cañones una de sus referencias.

En los años 1970-1980 era bastante frecuente que a muchos de los jugadores del equipo de futbol profesional se les ofreciese la posibilidad de ocupar un puesto de trabajo en la empresa. De ahí que muchos de ellos después de su retirada se incorporaran al equipo de veteranos para seguir practicando el deporte que tanto les apasionaba. No es extraño por tanto que este equipo destacase por su calidad y que, junto a otros compañeros, también trabajadores, desarrollasen una actividad lúdica no exenta de competitividad en ocasiones muy sonada.

Equipo de veteranos C.D. Naval- Sidenor años 90. En la foto con el equipo de Logroño

En la trayectoria del equipo de veteranos habría que diferenciar dos aspectos: los partidos “oficiales” de los “no oficiales”, siendo estos últimos, disputados domingo tras domingo, los que más grandeza y pasión le han dado a la actividad. Era un ritual establecido que todos los componentes del grupo, divididos en dos equipos formados casi siempre por los mismos jugadores, se entregasen con tal ardor en su confrontación, nunca mejor dicho, que al final derivó en una gran rivalidad deportiva y de “adjetivos”, algunos reproducibles y otros no tanto. Menos mal que por allí casi siempre estaba Camacho (+), nuestro árbitro, intentando poner un poco de orden, que no siempre conseguía. En ocasiones, en estos partidos semanales nos acompañaban jugadores “veteranos” reinosanos, que vivían en otras localidades y no pertenecían al grupo, tan destacados como José Luis (At. Madrid), Eloy (Sevilla), Juan Carlos (Racing), Piru (Racing),… Para muchos estos partidos semanales eran más “atractivos” que los “oficiales”, que con la llegada del buen tiempo celebrábamos con otros equipos de veteranos de la provincia y fuera de ella. La retirada del futbol profesional solamente se produce por motivos de edad, pero su práctica es intemporal y son muchos los que siguen practicando este deporte ya cumplidos los 60. Y con bastante energía. Si existe alguna duda no hay más que verlos.

Los encuentros dominicales se celebraban en el campo de futbol de Las Eras de Matamorosa y nunca se suspendían salvo causas de fuerza mayor. Y tenían que ser muy fuertes, porque ni siquiera las inclemencias del tiempo formaban parte de ellas: era muy “normal” jugar hasta con 5 cm. de nieve, un “elemento” muy común en Reinosa ante el que sus gentes no se arredran y siguen practicando sus actividades con total normalidad. Solo se dejaba de practicar en el mes de agosto… ¡¡y eso porque obligaban las tan deseadas vacaciones!! Es más, con la llegada del buen tiempo (en Reinosa, principalmente en el mes de julio) los partidos de futbol eran casi diarios. Los terrenos de Villacantid y Riaño, lugares típicos de esparcimiento familiar, el encuentro a la caída de la tarde se convirtió en un “clásico”, seguido de un reconfortante baño en el río.

Arturo García Rojo y Mariano Barrio recibiendo una placa conmemorativa en el año 2002 con motivo del XXV Aniversario de la fundación del equipo de veteranos de Arnedo

En los partidos “oficiales” era, y sigue siendo, habitual el enfrentamiento con equipos de veteranos de Logroño, Arnedo, Racing de Santander, Parayas, Real Sociedad de San Sebastián, Gimnástica de Torrelavega, Alfaro, etc.. Todos compuestos de “viejas glorias”, en algún caso jugadores destacados de la 1ª y 2ª división del futbol nacional, como Juan Carlos y Sampedro (Barcelona), Guinea (Celta de Vigo), Tucho (Real Madrid), Arregui (Osasuna), Cobo, José María y Pachín  (Racing de Santander y Gimnástica de Torrelavega),… En Reinosa, los encuentros se celebraban normalmente en los campos de San Francisco, donde oficialmente lo hace el C. D. Naval, aunque luego devolvíamos la visita a sus feudos respectivos. Uno de los requisitos obligados era aderezarlo al final con una “animada” comida de confraternización con anécdotas y “batallas” incluidas de tiempos “gloriosos” siempre recordados.

Como en todas las actividades para tener éxito siempre tiene que haber algunas personas que “tiren del carro”. Arturo García Rojo, secretario del Grupo de Empresa en aquellos años, y que en la actualidad sigue desempeñando el cargo con la misma energía de siempre, era el eje organizador. También era nuestro portero, quizás el único puesto con menor competencia, hasta el punto que nunca hemos logrado saber si era por su dificultad o por causas que dejamos a la imaginación del lector. Como a veces ejercía de “secretario técnico”, y en ocasiones el asunto de fichajes se le “complicaba”, es posible que tuviese alguna relación. O eso nos decía. No obstante, hay que reconocer que a pesar de las “críticas” ha sido el alma mater y una de las razones por las que el futbol de veteranos en Reinosa nunca ha decaído. Un grupo y un equipo de futbol por el que han pasado excelentes jugadores. Recuerdo de mi primera época en los años 1975 y siguientes a Paco (El Negro), Sines (+), Mariano Barrio, Lucas, Zubelzu, Beto (El Gorrión), Villa, Luis (Tico), El Nene, Zamorano,… todos “viejas glorias” del C.D. Naval y en algún caso de equipos de divisiones superiores. A los que más tarde se incorporarían nombres tan conocidos como Castañeda, Chiqui Muñoz, Cobo, Fraile, Miguel Canduela, Javi (El Rubio), Isi, Collantes, Julián, Cuesta… En fin, toda una pléyade de jugadores “veteranos” que en su día marcaron una época en el futbol de Reinosa.

Veteranos Naval- Real Sociedad. Campos de Zubieta. Año 2007Futbol de veteranos entre los equipos de la Real Sociedad de San Sebastián y el C.D. Naval

Como colofón, únicamente desear que esta actividad, cuyos objetivos básicos son el fomento, desarrollo y práctica continuada de la actividad física y deportiva y también de la social, siga siempre en la misma línea. Y como mejor prueba, el último encuentro celebrado contra el equipo de veteranos de la Real Sociedad de San Sebastián en los campos de Zubieta, un motivo más para glosar esta pequeña intrahistoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: