“El tiempo entre costuras”. María Dueñas

Se trata de la ópera prima de María Dueñas, Una novela muy interesante que a juzgar por el gran éxito alcanzado no será la última en la misma línea. Llena de ritmo, “El tiempo  entre costuras” está ambientada en las postrimerías de la guerra civil, una época en que es fácil caer en la tentación de inclinarse por uno de los bandos de la contienda y que soslaya con habilidad, procurando mantener el equilibrio en la descripción de los hechos.

Aunque la guerra civil con sus terribles injusticias en ambos lados apenas la toca, pasa casi de puntillas; si lo hace, y muy bien, con el ambiente que se vivía en su final y el inicio de la segunda guerra mundial con un pueblo al borde de la extenuación y un panorama de ruina total, donde las presiones de la Alemania nazi para lograr el apoyo de España, y las de Inglaterra para evitar nuestra incorporación, eran extremas.

El eje central de la novela transcurre en la ciudad de Tetuán, con etapas en el Madrid de la postguerra y ligeras incursiones en Tánger y Lisboa. En los años 30 y 40, Tetuán era un ejemplo de armonía entre las distintas culturas que habitaban el Protectorado español en Marruecos, con los barrios judío, árabe y español convivíendo sin problemas bajo un respeto absoluto. Y es allí donde la protagonista, Sira López, forzada por las circunstancias de su vida personal, decide iniciar una nueva vida. Con una profesión que le permite relacionarse con gentes del mundo político, emerge con gran fuerza el mundo del espionaje mezclado con la vida cotidiana de las ciudades, un mundo de fuertes presiones y traiciones. Bajo el paraguas de una historia de amor y desamor nos introduce en una auténtica aventura de espías, fugitivos, impostores y de sueños.


La Plaza de España, mencionada en la novela, con el palacio del Jalifa al fondo. A la derecha de la imagen, con un gran arco blanco que da acceso a su jardín, está la Alta Comisaría, escenario del comienzo de la aventura en Tetuán.

A través de diálogos muy bien construidos nos adentra en los avatares, intrigas y cambalaches que una persona tiene que hacer cuando las circunstancias de su vida le juegan una mala pasada y se ve obligada a partir desde cero. Una lucha por la supervivencia que poco a poco se traslada a otra por sus propias convicciones personales, a veces con fuertes contradicciones por no estar muy segura de que ese sea el camino correcto. Consigue unir en la trama con gran acierto personajes de ficción con personajes históricos entre los que destacan Juan Luis Beigbeder, el enigmático y escasamente conocido ministro de Asuntos Exteriores del primer franquismo, su amante, la excéntrica Rosalinda Fox, el agregado naval Alan Hillgarth, jefe de la inteligencia británica en España durante la segunda guerra mundial, Ramón Serrano Suñer, popularmente conocido como “el cuñadísimo” de Franco, ministro de Gobernación al terminar la guerra civil y más tarde ministro de Asuntos Exteriores tras el cese de Beigbeder, y algún otro renombrado militar alemán de la época.

María Dueñas es una profesora universitaria, doctora en Filología Inglesa, que ejerce en la Universidad de Murcia, a la que el éxito alcanzado le ha provocado un giro completo en su vida, tanto que ha pedido dos años de excedencia para dedicarse por completo a su segunda novela en la que ya se encuentra trabajando. En las muchas entrevistas, tanto en España como en Sudamérica, que ha concedido durante la promoción de “El tiempo entre costuras”, merece la pena destacar ciertos aspectos relacionados con la forma de modelar sus personajes, así como algunos entresijos que rodean a su publicación. Por ejemplo dice:

“La portada del libro corresponde a un cuadro del pintor escocés Jack Vettriano llamado “Rose”, no fue elegida por ella sino por la editorial. En un primer momento pensó que no reflejaba el espíritu de la novela pero después la gente le ha dicho lo contrario”.

“ En la novela se mezclan personajes de ficción con algunos reales, tanto que en un primer momento su idea era escribir la historia de amor entre Juan Luis Beigbeder (de carrera política y militar, ministro de Asuntos Exteriores al inicio, y  al que no le gustaba ese tipo de vida, con muchas sombras que parece que al final se fueron volviendo luces con algunos actos que realizó) y Roxalinda Fox (su amante también en la vida real), pero luego pensó que tenía que crear un personaje, Sira López, que hiciera de nexo de unión entre los distintos personajes históricos”.

“ También dice que tuvo acceso a unos documentos desclasificados a través de una Web del gobierno británico y que al investigar se dio cuenta de la existencia de alemanes en Marruecos, lo que le sirvió para introducir una trama de espionaje en la novela. Una vez que tuvo a los personajes históricos, a la 2ª Guerra Mundial como contexto histórico y los escenarios de Madrid y Tetuán, entre otros, comenzó a buscar los personajes de ficción que hilaran todas las historias. Así creó a Sira, una modista que en los años 30 y 40 ejercía una de las pocas profesiones que podían dar una independencia a la mujer que era lo que pretendía darle para la novela: libertad de movimientos. Luego creó otros personajes secundarios y de ficción que acompañaran a la protagonista y así fue como poco a poco fue desarrollando toda la trama Estuvo unos cuatro meses documentándose, un año entero escribiendo y una revisión que duró dos meses hasta que en junio de 2009 se publicó”.


El Madrid castizo de los años 30 y 40.

“Aunque el hilo conductor de la novela es pura ficción, el trasfondo de la misma es fielmente histórico. Para la construcción del entramado histórico y la recreación de aquellos personajes reales que ya dejaron de existir se valió de múltiples fuentes documentales: memorias, biografías, trabajos históricos, artículos académicos… Consultó además la prensa de la época en la Biblioteca Nacional, se sumergió en los fondos del Archivo General de la Administración, obtuvo documentos de los National Archives de Kew (Reino Unido), y viajó a Marruecos varias veces. Para recomponer con fidelidad los escenarios de Tánger y Tetuán en esos días, recurrió sobre todo a los testimonios de aquellos que vivieron ese entorno y ese tiempo en primera persona: algunos de los miembros de la Asociación La Medina y, en especial, a su propia familia materna, residente durante décadas en el Protectorado.”

“Mi personaje favorito de los históricos es Juan Luis Beigdeger, alto comisario de España en Marruecos y ministro de Asuntos Exteriores durante la dictadura. Es un personaje lleno de luces y de sombras, fascinante, carismático, y me apetecía sacarle del olvido en el que ha estado sepultado durante setenta u ochenta años”, explica. Precisamente este olvido fue el motor que impulsó la creación de una de las novelas de mayor éxito el último año, que según la autora no se puede asociar a ninguna categoría literaria, porque “es una novela histórica, de espionaje, colonial, de aventuras, política, pero por encima de todo, una novela de superación personal”.

“Quería recuperar la memoria de aquel Protectorado de España en Marruecos porque tengo cierta vinculación con él, allí nació mi madre y vivieron mis abuelos, pero también porque percibí un hueco enorme en la narrativa española, exceptuando algunas novelas históricas escritas durante la primera mitad del siglo”, comenta. En una ocasión se planteó cambiar el título de “El tiempo entre costuras” por el de “Tras las costuras”, aunque finalmente no se decidió.

Y para finalizar una noticia, aún sin confirmar, que habla del interés que ha despertado la gran difusión que ha tenido “El tiempo entre costuras”: es muy posible que sea llevada al cine o a la televisión, con Antena 3 como parte muy interesada en hacerlo en formato serie.

No conocía a María Dueñas como escritora y la lectura de su novela me ha dejado con el deseo de repetir en cuanto sea posible. Creo que estamos ante una escritora de verbo fácil, lectura muy sencilla, y con un gran mérito en la ambientación del marco histórico y sus personajes. Una lectura muy recomendable y que engancha al poco de empezarla.

Anuncios

2 respuestas a “El tiempo entre costuras”. María Dueñas

  1. […] Foto| Eltrasterodepalacio blog […]

  2. mila dice:

    deseando ver el tiempo entre costura en la gran pantalla si pude ser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: