A veces los excesos son recomendables: ventajas del sexo a partir de los 50

Aparte de ser muy placentero, está demostrado que el sexo es salud. Su práctica es recomendable para casi todos: a unos porque sí y a otros porque… también, y en algunos casos hasta puede resultar terapéutico. De ahí el título tan sugerente del artículo que se puede resumir en: el efecto “protector” del sexo a partir de los 50.

Hace unos años, la prestigiosa revista científica australiana “New Scientist” ya publicó un interesante artículo sobre el efecto beneficioso de la actividad sexual a partir de los 50 y su acción preventiva en el desarrollo del cáncer de próstata. El principal argumento de apoyo era que la eyaculación frecuente ayuda a limpiar de sustancias cancerígenas los conductos del aparato sexual.

Siempre han sido habituales las novedades sobre los pros y contras de la práctica del sexo. Se sabía que una muy alta actividad sexual entre los 20 y 40 años podía incrementar el riesgo de padecer cáncer de próstata; sin embargo, hace poco se ha confirmado que, por el contrario, mucha actividad sexual después de haber cumplido los 50 puede ayudar a prevenir dicha enfermedad.

El pasado año, un equipo de investigadores de la Universidad de Nottingham, dirigido por Polyxeni Dimitropoulou, y en el que estaban Rosalind Eeles y Kenneth R. Muir, confirmó este efecto beneficioso. Su trabajo fue publicado en el reconocido “British Journal of Urology (BJU) International”, una de las revistas médicas más respetadas y consultadas a nivel internacional sobre enfermedades urológicas. En el estudio realizado participaron más de 800 pacientes, de los que a 431 se les había diagnosticado cáncer de próstata antes de cumplir los 60 años. A todos ellos se les hizo un historial muy completo sobre su actividad y vida sexual a partir de los 20 años, con preguntas relacionadas con el momento de su iniciación al sexo, frecuencia en las relaciones, prácticas sexuales, número de parejas y posible padecimiento de enfermedades de transmisión sexual.

Se observó que casi el 60 % de los pacientes con cáncer de próstata mantuvieron relaciones sexuales o se masturbaron más de 12 veces al mes desde los 20 a los 30 años, cifra que iba descendiendo progresivamente en la treintena (un 48%) y al llegar a los cuarenta (28%). Con el fin de comparar su actividad con la de los individuos sanos se hizo otro análisis que dio como resultado que el 40 % de los enfermos de cáncer había copulado, o practicado la masturbación, más de 20 veces al mes entre los 20 y los 40 años, frente al 32 % de los pacientes que no habían desarrollado cáncer. Además, casi dos quintas partes del grupo de cáncer de próstata habían tenido seis parejas o más frente a menos de un tercio del grupo de no cáncer.

Según explicaba el director del equipo de investigación, Polyxeni Dimitropoulou, la actividad sexual al llegar a los cincuenta no mostraba diferencias en pacientes con o sin cáncer de próstata, siendo en ambos grupos de al menos 10 relaciones sexuales al mes en un 31 % de los encuestados. En cuanto a la masturbación, a partir de los 50 la habían practicado más los ciudadanos sanos que los que tenían cáncer, lo que puede explicar el efecto “protector” del sexo a fin de prevenir tumores en la próstata. “Aunque no había ninguna asociación significativa entre la actividad sexual y el cáncer de próstata a partir de los cuarenta, parece que a partir de los 50 resulta incluso beneficioso”, explicó Dimitropoulou. Esto puede deberse, asegura, a que “las relaciones sexuales y, en particular, la masturbación, puede servir para liberar las toxinas acumuladas, gracias a lo cual se reduce el riesgo de desarrollar estos tumores”. “Las hormonas juegan un papel clave en el sexo y en el cáncer de próstata ya que muchos de los tratamientos utilizados reducen el desarrollo hormonal”, de ahí que a su juicio haya que seguir investigando en este campo para confirmar la relación estudiada, especialmente los datos relativos a la información sexual de 20 o 30 años antes.

Muchos hombres, y algunas mujeres, piensan o dan por supuesto por error que el deseo sexual disminuye en gran manera en la mujer por efectos de la menopausia. Es verdad que el cuerpo se altera y las hormonas se encuentran algo “desorientadas” pero lo que es seguro es que cualquier mujer sana puede seguir desarrollando una sexualidad más que satisfactoria a partir de los cincuenta. Y en el caso de los hombres lo mismo con el beneficio añadido de que, además del propio placer del sexo, tiene un efecto preventivo contra el cáncer de próstata.

La sociedad se ha acostumbrado a pensar que las relaciones sexuales se arrinconan a partir de una cierta edad, quizás por la inevitable rutina y el “desgaste”, y no es cierto, aunque ésto sería tema para otro debate. El cuerpo humano es sabio y siempre nos pedirá que, además de proporcionarle comida y bebida, no demos de baja ninguno de sus mecanismos principales, entre ellos el motor del sexo. Si uno se queja de su inactividad sexual que sepa que en la mayoría de los casos será debido a su propia inoperancia, afortunadamente.

Así que a tomar de la “medicina” y …. a disfrutar del sexo como salud.
¡¡A partir de los 50 es un protector contra el cáncer de próstata¡¡.

Anuncios

Una respuesta a A veces los excesos son recomendables: ventajas del sexo a partir de los 50

  1. rosa dice:

    es muy interesante, ya quenunca se habla del sexo en gente a partir de lo 50
    tendria que haber mas información y consejosnpara gente a partir de los 50.
    un saludo
    rosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: