Carrera de caballos

Problema no relacionado con las matemáticas aunque si quizás con las ciencias. Para muchos el ingenio y el sentido común forman parte de una “ciencia especial”.https://eltrasterodepalacio.wordpress.com/

Dos jóvenes cosacos, excelentes jinetes, con frecuencia hacían apuestas de quién adelantaría a quién. Más de una vez, bien uno o bien otro, salía victorioso pero, al fin y al cabo, eso les iba aburriendo poco a poco.

– Mira -dijo Grigori- vamos a apostar al contrario. Ganará la apuesta aquél cuyo caballo llegue a la meta segundo.

– Bueno – respondió Mijail.

Los cosacos montaron en sus caballos y salieron a la estepa. Se reunió una gran multitud de espectadores: todos querían presenciar una apuesta tan extraña.

Un viejo cosaco comenzó a contar dando palmadas:

– ¡Uno!… ¡Dos!… ¡Tres!…

Pero los competidores, claro está, ni se movieron de sus sitios El público comenzó a reír, criticar y discutir, decidiendo que una apuesta así era imposible y que los competidores permanecerían en sus sitios, como se dice, hasta el fin de los siglos. En este momento, a la muchedumbre se acercó un anciano canoso, muy experto en cosas de la vida.

– ¿Qué pasa? – preguntó. Le explicaron la situación.

– ¡Pues, veréis! – dijo el anciano – bastará con unas palabras que yo les diga para que se lancen a galope como si les hubiesen escaldado.

Y efectivamente….. se acercó el anciano a los cosacos, les dijo unas palabras y al cabo de medio minuto salieron galopando desesperadamente por la estepa, empeñados en adelantar uno al otro a todo trance. Pero la apuesta de todos modos la ganó el jinete cuyo caballo llegó segundo.

¿Qué les dijo el anciano a los cosacos?

Estupendo relato del libro de E. I. Ignátiev, “En el reino del ingenio”.

Ver solución en:
“Historia de los ciclistas y una mosca”.
===========================================================================

Solución al problema planteado en:

“El problema de la barrica”

La barrica quedará llena de agua exactamente hasta la mitad cuando al inclinarla justo hasta el borde para que no se derrame nada el nivel en el lado opuesto coincide con el punto superior del fondo de la barrica. Ver posición a) de la figura.

Esto es así porque si trazamos un plano que pase por dos puntos opuestos de los círculos superior e inferior de la barrica, este plano la divide en dos partes iguales. Si se encontrase menos llena de la mitad, al inclinarla tal como se indica en la posición b) se vería parte del fondo de la barrica, que quedaría fuera del agua. Si por el contrario, estuviese llena de agua hasta más de la mitad, ver posición c), al inclinarla de nuevo hasta el borde quedaría cubierto más que el fondo, tal que si siguiésemos inclinando más hasta conseguir ver el primer punto del fondo de la barrica habría que derramar parte del agua.

De esta forma el sirviente resolvió el problema sin utilizar en ningún momento objeto alguno para medir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: