Canciones con historia: “Imagine”. John Lennon

De John Lennon recuerdo muchas cosas. Una de las primeras fue su llegada a Madrid, a la plaza de toros de Las Ventas en el mes de julio de 1965, con The Beatles. Al día siguiente actuaron también en la plaza de La Monumental de Barcelona, y desde Tarragona, donde me encontraba estudiando, viví un fenómeno musical que arrasaba en todo el mundo. John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr ofrecieron un par de conciertos irrepetibles, fue su primera y ultima vez en España.

Se puede decir que con The Beatles se inicia el fenómeno “fans” en nuestro país. Todo un acontecimiento. La locura de los jóvenes, gritos, tirones de pelo, desmayos y un fervor nunca visto, dejan a todos sorprendidos. Algo desconocido. Todos vivimos con pasión aquellos días. La prensa resaltaba en sus crónicas los “aullidos” de las fans y el “temor constante a que se produjera un ataque de histerismo”. No defraudaron. Al contrario, marcaron el comienzo de una etapa, no solo musical, sin precedentes. En poco tiempo se implantó el “peinado Beatle”, signo externo de “estar a la moda” que la juventud mantuvo durante mucho tiempo. The Beatles pronto se hicieron famosos por su estilo en la forma de vestir, su corte de pelo, y su actitud alegre, desafiante, sobre todo Lennon que era el que mejor se desenvolvía con la prensa. Les gustaba la ironía, eran tipos ingeniosos, divertidos y despreocupados. McCartney era el apuesto romántico, Harrison el serio, Ringo el gracioso de la banda y en cuanto a Lennon siempre ejercía de rebelde con inquietudes, el más incisivo de todos.

“Imagine” es la canción por excelencia de John Lennon en solitario y una de sus mejores composiciones. En el año 2004 fue considerada por la revista musical Rolling Stones como la tercera mejor canción de la historia. Publicada en 1971 en el álbum del mismo nombre, hace poco cumplió 40 años. “Imagine” surge de una creencia y la necesidad de compartirla. Su mensaje nunca llegó a la calidad de su música y hasta el propio Lennon lo reconoció diciendo que “era una canción anti-religiosa, anti-nacionalista, anti-convencional y anti-capitalista, pero tan dulce que enseguida la sociedad la aceptó”. Aunque muchas veces creemos que el envoltorio es más importante que el contenido, y así nos va, en este caso merece la pena: una melodía fuera de lo común, obra de un genio de la música.

“Imagine”

John Winston Lennon, nació en Liverpool, Inglaterra, el 9 de octubre de 1940, mientras los aviones nazis bombardeaban la ciudad. Con tan solo 18 años escribió su primera canción, “Hello, Little Girl”, que cinco años más tarde interpretada por The Fourmost llegó a escalar hasta el puesto 10 en las listas de éxitos. Fundador de The Beatles, quizás la mejor banda de rock de la historia con The Rolling Stone, fue un gran compositor. Con Paul Mc Cartney formó una de las parejas más importantes del siglo XX. Juntos firmaron la mayoría de los temas de The Beatles, eran melodías que encajaban a la perfección en el llamado “sonido Liverpool”. Hay un hecho que no admite discusión: sin John Lennon, The Beatles nunca hubieran existido. Era su líder carismático y quien “unió” al grupo al resto de los componentes. De esa etapa musical (1962-1970) hablaremos en un próximo post dedicado a esta banda sin igual.

Solo citar un par de anécdotas de esa época, muy celebradas y también muy famosas. Como la que protagonizó durante un concierto en el Royal Variety Show, al que asistían la Reina Madre y otros miembros de la realeza británica, cuando con su habitual ironía le comentó al público: “Para nuestra siguiente canción, me gustaría pedirles su ayuda. Los del gallinero pueden aplaudir, y el resto de ustedes basta con que hagan sonar sus joyas”. Otra frase, también muy controvertida, fue la que pronunció en 1966: ”The Beatles son más populares que Jesucristo”. Se formó un gran escándalo. Lejos de rectificar puso todavía más énfasis en aclarar que: “No dije que The Beatles son mejores que Jesucristo, dije que somos más populares, como lo puede ser la televisión o cualquier otra cosa”, y agregó que había sido malinterpretado.

John Lennon interpretando Imagine

En 1966 conoció en un museo a Yoko Ono, artista plástica, japonesa, más tarde amante y luego su segunda esposa. Fue el gran amor de su vida y contrae matrimonio después de divorciarse de Cynthia Powell, su primera mujer, con la que había tenido un hijo. Yoko le animó a pensar en cosas diferentes a la música, y es para muchos la gran causante de la separación de The Beatles.

Lennon abandonó la banda en septiembre de 1969, con alguna actuación esporádica posterior, como la grabación de “Abbey Road”, su último álbum juntos, para cumplir los compromisos adquiridos. Inicia su carrera como solista cuando empiezan a tener problemas internos. En un principio, estuvo de acuerdo en no hacer pública su decisión porque estaban negociando un contrato de grabación, pero cuando en abril de 1970 se enteró que McCartney había publicado su propio álbum como solista, su reacción no se hizo esperar. Enseguida muestra su malestar y, añadido a la hostilidad que parte de sus compañeros mostraban a Yoko Ono, y que tanto Harrison como  Ringo también estaban hartos de Paul, lo hace público. La verdad es que desde la muerte de Brian Epstein, su manager y amigo, comienza la cuesta abajo de The Beatles. A partir de ahí el enfrentamiento entre Paul y John fue continuo hasta acabar cada uno por su lado. Eso se notó en algunas de las canciones compuestas por Lennon, como “Come Together“, en la que ya muestra lo que será su nuevo estilo. En 1970 apareció “Let It Be”, su álbum póstumo, y aunque había sido grabado antes que “Abbey Road” salió a la venta en el mes de mayo de ese año.

A más de 30 años de su muerte, el vacío dejado por John Lennon, en especial en su faceta como compositor, no ha sido llenado por nadie. Ni siquiera por Paul Mc Cartney, su compañero en The Beatles. Fue un líder, un soñador que nunca tuvo miedo a expresar sus opiniones, equivocadas o no, muchas veces en contra de lo establecido. 

John Lennon tocando su famoso piano blanco en su casa de Ascot

Muy poco se puede añadir de John Lennon que no se haya dicho ya. Pacifista, revolucionario, idealista, y con una etiqueta sobre todas: fue el alma, junto a McCartney, del conjunto musical más importante de la historia. Sin embargo, “Imagine” no es un disco de The Beatles sino de Lennon. Tiene algo del sonido “beatle” pero es muy difícil que se hubiera atrevido con esa canción, por muy buena que sea, en sus años con el grupo. Quien recuerde sus dos etapas puede pensar que no existe una gran diferencia entre “Imagine” y por ejemplo “Let it be”, pero la había, y era la paz interior que según él había alcanzado, y que le permitió componer un disco tan melodioso y lleno de contenido. Todo lo que había grabado en solitario hasta 1971 tenía un sonido mucho más áspero. Había una razón para el cambio: iba más en consonancia con su nuevo idealismo, lucha por la paz y mensajes anticapitalistas y antibélicos. Eso sucedió en “Imagine”, un título sugerente donde refleja muchas de sus inquietudes. Una letra inspirada en sus esperanzas por lograr la paz mundial, que sin embargo recibió numerosas críticas por su percepción tan negativa y su ataque frontal a instituciones que no se lo merecían. John Lennon la compuso en su habitación de Ascot, Inglaterra, sentado en un gran piano blanco que se ha hecho casi tan famoso como la propia canción, mientras Yoko Ono le observaba. Una melodía sencilla, de gran belleza que habla de cómo la imaginación puede llegar a cambiar el mundo si se tiene fe.

En 1975, una vez terminada su batalla contra la administración del presidente Nixon, empeñada en expulsarlo de los EE UU por “extranjero indeseable”, se aparta de toda actividad musical y se dedica solo a su familia y a su hijo Sean Ono recién nacido. Así permanece durante cinco largos años hasta 1980, año en que graba con Yoko el álbum “Double Fantasy”. Poco duró su última etapa. A las pocas semanas de su lanzamiento, el 8 de diciembre de ese mismo año, en presencia de su esposa Yoko Ono, es asesinado a la entrada del edificio Dakota donde vivía por Mark Chapman, un fan perturbado que le disparó cinco veces por la espalda causando su muerte.

“Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor, pero la violencia se practica a plena luz del día”, solía decir John Lennon. Sus canciones fueron aclamadas como himnos contra la guerra, pero hay algo que siempre tuvo claro: ante todo era un ex Beatle, y siempre lo tenía presente al escribir sus canciones .

A veces empleamos el término “es un clásico” para indicar que algo perdurará para siempre. En el caso de “Imagine” quizás se quede corto. Es mucho más que una canción de éxito: es un hito, una declaración, una historia, y sobre todo una bandera para muchos soñadores de los años 70. Un himno contra la guerra. Ni más ni menos.


Joan Baez, la gran cantante de música folk y una de las mayores figuras de la canción protesta surgida en los años 60 con motivo de la Guerra de Vietnam, interpretando en directo “Imagine” durante un concierto celebrado en la Plaza de la Concordia en París 1983.


Lady Gaga cantando en directo “Imagine”. La controvertida cantante, situada en las antípodas musicales de John Lennon, no pudo resistirse a realizar su versión. En general bastante bien considerada por la crítica, no fue muy bien digerida por los seguidores recalcitrantes de Lennon y su música.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: