Canciones con historia: “Satisfaction”. The Rolling Stones

(I can’t get no)- “Satisfaction” es una canción que marcó huella en una época donde era casi obligado tomar posición entre las dos mejores bandas de rock de la historia. O se era fan de The Beatles o de The Rolling Stones. Una década, la de los 60’, prodigiosa y hasta ahora irrepetible. En mi caso me decanté por The Beatles y no por ello sin dejar de admirar, y en muchas ocasiones “vibrar”, con la música de The Rolling Stones. Eso ocurrió con “Satisfaction” y, como no, con Mick Jagger y Keith Richard, sus autores y dos personajes míticos.

The Rolling Stones, en contraposición a The Beatles, eran los “chicos malos” (“bad boys”), con un tipo de vida que en muchas ocasiones bordeaba la ética correcta; y eso influía bastante en un mundo donde, al igual que ahora, abundaban los estereotipos. Creo que se fue un poco injusto al entrar en ese juego: nadie obligaba a elegir entre dos formas de excelencia musical. Al menos así lo intenté, y si mi opción fue The Beatles, más en línea con mis gustos musicales, The Rolling Stones siempre ocuparon un lugar preferente.

(I Can’t Get No)- “Satisfaction” es un clásico, un himno, la canción que les catapultó a la fama, uno de los mejores riff de guitarra de todos los tiempos. Para aquellos que lo desconozcan, un riff es una frase o un acompañamiento que se repite a lo largo de una canción. Algo muy distinguible que, a diferencia del “solo” donde se explotan las habilidades del artista de un modo puntual, se vuelve característico durante la interpretación. ¿Quién no ha escuchado, y sobre todo cantado, el riff de esta legendaria canción? Un tema que definía un cierto sentir juvenil de los años 60, “violento” pero de contenido lírico, lleno de vitalidad y calidad, que nos hace recordar una vez más la vieja polémica sobre cual ha sido la mejor canción de rock. Su frase “No me encuentro satisfecho” simbolizaba el inconformismo de toda una generación rebelde.

La historia de “Satisfaction” se gestó de una manera muy parecida, simple coincidencia, a “Yesterday”, Paul Mc Cartney y The Beatles: ocurrió durante un sueño. El famoso riff le vino a la mente a Keith Richards mientras dormía en un hotel de Florida. Se levantó, la interpretó, la grabó en un cassette, y volvió a acostarse. Al día siguiente, con Mick Jagger en los estudios, le añadieron la letra de la que solía contar: “Mick escribió todas las palabras que dicen algo y yo escribí el gancho. Era una denuncia al capitalismo salvaje que habían visto en su tercera gira americana, y retrataba a un adolescente de los años 60 atormentado por la frustración de su generación, con algunas estrofas de alta carga sexual. Antes de su lanzamiento a Richards le entraron algunas dudas, por momentos le recordaba a la famosa canción “Dancing in the street” de Martha and The Vandellas: pensaba que su riff tenía un cierto parecido y en un principio se opuso a editarla. La compañía discográfica no opinaba igual, y sin comunicárselo a Los Rolling se adelantó y sacó el disco al mercado. Ocurrió algo parecido con su título: alguien sugirió su similitud con la canción “30 days” de Chuck Berry y una de sus estrofas (“I don’t get no satisfaction from the judge”). Pero de ahí no pasó a más y enseguida se convirtió en rotundo éxito entre la ansiosa sociedad americana de aquellos años.

“Satisfaction”

“Satisfaction” se lanzó el 6 de junio de 1965 en los Estados Unidos, primero en un disco sencillo, y al mes siguiente como parte del el álbum “Out of Our Heads”. En muy poco tiempo Los Rolling alcanzaron su primer número uno en USA. Fue la canción que les encumbró y el propio Mick Jagger así lo reconoció cuando dijo: “Pasamos de ser una banda más a ser una inmensa, monstruosa, banda…; un título y un riff cautivador, un gran sonido de guitarra que captaba muy bien el espíritu de aquellos tiempos”. A Keith Richard le gusta decir que su riff es mucho más, hasta el punto de afirmar de forma exagerada: “sólo hay una canción en Los Rolling, el resto son variantes que van surgiendo”. La verdad es que hay un hecho irrefutable: la siguen utilizando para cerrar la mayoría de sus conciertos.

The Rolling Stones retratados en 1963 por Philip Townsend

La historia de The Rolling Stones comienza en Londres en 1962. Ian Stewart y Brian Jones, siempre ejerciendo el papel de líder, son los que fundan la banda a la que pronto se unen Mick Jagger, Keith Richards, Dick Taylor, Geoff Bradford y Tony Chapman a la batería. Al poco, Bradford, Taylor y Chapman se marchan, y entran Bill Wyman y Charlie Watts que con los anteriores componen su quinteto más conocido. En 1963 Stewart se retira y sigue colaborando en las sesiones de grabación y como manager, de ahí que también se le conozca como “el sexto Stone”. En 1969 Brian Jones es despedido por sus problemas con las drogas y fallece al poco tiempo. Su lugar lo ocupa el guitarrista Mick Taylor, que deja a su vez el grupo en 1975 y es reemplazado finalmente por Ron Wood. En 1993 se retira Bill Wyman y se incorpora el bajista Darryl Jones, que nunca ha sido considerado un miembro oficial. Y así siguen hasta hoy, igual de incombustibles que siempre.

Los Rolling dan su primer concierto en enero de 1963 en el Flamingo Club de Soho (Londres). A partir de ahí la conquista de Europa fue muy rápida. Sus actuaciones provocan situaciones a veces explosivas, de difícil control, como en el Teatro Olympia de París en 1964 que se saldó con 150 detenidos y una multa de 1.500 libras por destrozos en el local. A los pocos meses se marchan a Estados Unidos y lanzan su boom “Satisfaction” que les da a conocer en todo el mundo. ¡¡Una verdadera fiebre¡¡. Un triunfo que culminó al año siguiente con la canción “Paint in Black”, su otro gran éxito de siempre. Las histerias entre los jóvenes, al igual que pasó con The Beatles, eran lo habitual en una sociedad con muchas ganas de cambiar el mundo que terminó con los sucesos del mayo francés del 68 y su revuelta estudiantil. Sus canciones agresivas eran todo un símbolo en los 60.

En 1967 comienza un pequeño declive en Los Rolling. Ya no son tan bien recibidos por el público, y aunque remontan en ocasiones con éxitos puntuales como “Jumpin’Jack Flash”, su modo de vida y las drogas les hacen entrar en un período bastante oscuro de sus vidas. Fue su etapa más triste y más violenta: arrestos y otras circunstancias les obligan a retirarse durante un tiempo. Hasta que al poco de fallecer Brian Jones, recién retirado del grupo, y tras más de dos años sin actuar, deciden subir de nuevo a un escenario en Hyde Park en un concierto gratuito en memoria de su compañero ante más de 250000 personas.

Las canciones de The Rolling Stones se caracterizan por ser melodías sencillas, simples de concepción, con muy pocos acordes y letras corrosivas que abordan temáticas sociales y de alto contenido sexual. Revolucionarios de la música, de actitud arrogante, se han adaptado a cualquier tiempo musical. Y ¡¡ahí siguen¡¡, “chicos malos”, muchos triunfos, algunos fracasos, incombustibles, enardeciendo a las masas, y con Mick Jagger, Keith Richards y Charlie Watts siempre tirando del grupo. ¡¡Sin apenas notar el paso del tiempo¡¡. “Sus Majestades Satánicas”, como también se les conoce, ya han anunciado que conmemorarán sus 50 años sobre los escenarios con una gran gira mundial en este año 2012.

“Satisfaction”, considerada la mejor grabación de la banda, a pesar de sus éxitos de ventas tardó bastantes años en ver reconocida su valía por los críticos musicales. En el año 2004 un jurado, en el que estaban figuras tan relevantes como Art Garfunkel (del dúo Simon & Garfunkel) y Brian Wilson (del grupo Beach Boy), la nominaron como la segunda mejor canción de todos los tiempos, solo superada por “Like a Rolling Stone” de Bob Dylan. La revista Newsweek definió su riff de apertura como “cinco notas que sacudieron al mundo” en una época convulsa.

Concierto en directo en Buenos Aires en febrero 2006

The Rolling Stones en una de sus primeras actuaciones

Anuncios

One Response to Canciones con historia: “Satisfaction”. The Rolling Stones

  1. Mako dice:

    En realidad Brian Jones funda la banda junto a Ian Stewart. Brian Jones siempre va a ser el líder original.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: