“La fortuna de Matilda Turpin”. Álvaro Pombo

No había leído nada de Álvaro Pombo, ni tampoco me atraía demasiado. Algunos “críticos” le acusaban de una prosa profunda, difícil, algo pesada y con muy pocos diálogos. Así que cuando hace meses me decidí por “La fortuna de Matilda Turpin” lo hice con cierta prevención.

Debo reconocer que, temiéndome lo peor, me costó entrar en la novela; no se si por los condicionantes citados o porque su forma de escribir respondía a lo esperado. No estaba acostumbrado, incluso en más de una ocasión me vi obligado a utilizar el diccionario, algo no habitual, ante el uso de palabras que a Pombo le parecen necesarias para construir su argumento. Sin embargo, adaptado ya a su formato, a medida que avanzaba veía como la obra crecía en interés con diálogos muy concretos y no pocas reflexiones que ayudaban a entrar en el fondo.

Sinopsis
Una elegante casa en un acantilado del norte de España, en un lugar figurado, Lobreña, es el paisaje inicial y final de este relato. Esta es la historia de Matilda Turpin: una mujer acomodada que, después de trece años de matrimonio feliz con un catedrático de filosofía y tres hijos, emprende un espectacular despegue profesional en el mundo de las altas finanzas. Esta valiente opción, en este siglo de mujeres, tendrá un costo. Dos proyectos profesionales y vitales distintos y un proyecto matrimonial común.

¿Fue todo un gran error? ¿Cuando se descubre en la vida que nos hemos equivocado? ¿Al final o al principio?

Álvaro Pombo sitúa a un grupo de personas acostumbradas al fuerte ritmo de una ciudad como Madrid en una casona aislada cerca de la costa de algún lugar de Cantabria. Un refugio ideal para el descanso de nombre El Asubio, que en la mitología cántabra significa “resguardarse del frío y de la lluvia”.

Pombo nos va explicando como Matilda Turpin, la protagonista, elige quedarse en casa al principio de su matrimonio y hacer propio el mundo filosófico de su marido. Pero 13 años más tarde, tras morir su padre, apuesta por cambiar su vida y entrar en el mundo de las finanzas con todas sus consecuencias , estableciendo un mundo paralelo que en nada se parece al que ha llevado hasta entonces. Al poco tiempo, después de triunfar en su carrera profesional, muere de cáncer y su marido, Juan Campos, opta por retirarse de forma definitiva a la casona familiar, punto de encuentro con sus familiares directos, donde el personaje de Matilda, a la vez que se hace omnipresente como si fuese un fantasma, desencadenará todas las acciones: para unos madre, para otro esposa, para otros amiga, para otros … Todos los personajes regresarán a la casa para tratar de entenderse y entrar en el juego con mayor o menor éxito. Una novela que logra convertir a Matilda Turpin en un recuerdo perenne, cuya memoria e influencia transforma y también trastorna el espíritu común. Encerrados en la vieja casona en una atmósfera agradable, buena comida, estupenda biblioteca, cómodos sillones y chimeneas que invitan a la reflexión se va revelando en cada uno de los personajes la realidad de su complicada existencia, mostrando el mundo de una mujer con todas sus contradicciones.

Dicen sus críticos que a Álvaro Pombo en ocasiones le gusta jugar a ser algo distinto, y esta vez es una de ellas. Una cesión a sus complicados y habituales monólogos interiores que por suerte, y quizás por la necesidad de ganar un premio como el Planeta, convierten a “La fortuna de Matilda Turpin” en lo más parecido a un libro “clásico”. Un estudio sobre “el problema de pareja”, la historia de un matrimonio formado por un catedrático de Filosofía y una economista dedicada a las Finanzas y sus mundos diferentes son el corazón de una obra visto a través de lo que Pombo denomina “psicología-ficción”.

Entrega del premio Planeta 2006 a Álvaro Pombo durante la cena literaria presidida por el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón

Álvaro Pombo nació en Santander en 1939 y se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid y Bachelor of Arts en Filosofía por el Birkbeck College de Londres, donde vivió desde 1966 a 1977. Publicó su primer trabajo, un libro de poesía, en 1977 y a partir de ahí inicia una prolífica carrera literaria no solo por las obras publicadas sino también por sus premios. El primero, “El Bardo”, en el año 1977 recién regresado a España, al que siguieron el “Herralde”, el Nacional de la Crítica, más tarde el Planeta, para terminar hace unos meses, en enero 2012, con el premio Nadal y su novela “El temblor del héroe”. Si bien se considera un poeta, su faceta más conocida es la de novelista con la que ha conseguido la mayoría de sus galardones. Otras obras suyas son “El cielo raso”, “Donde las mujeres” o “El héroe de las mansardas”.

Además de su faceta como escritor, Álvaro Pombo cultiva también otras aficiones; una de ellas, si se le puede llamar así, es su actividad política de los últimos tiempos. Da la impresión de que no le va a durar mucho. Es de esperar. En su vida personal siempre ha sido un poco “verso suelto” y esta vez no va a ser menos. Parece que todo quedará en un pequeño escarceo, y más tratándose de un mundo en el que se suele entrar en defensa de unos ideales y que más pronto que tarde la realidad hace que muchos salgan en estampida. En este sentido a Pombo nunca le han gustado las “instrucciones”, ni las sigue: siempre ha ido un poco por libre.

“La fortuna de Matilda Turpin” es una novela distinta, algo irregular, interesante y que ayuda a reflexionar sobre el mundo de la pareja. Ha recibido críticas de lo más diverso, a nadie ha dejado indiferente; la mayoría situadas en los extremos, o lo que es lo mismo: engancha o aburre. En mi caso fue más positiva de lo esperado.

Anuncios

Una respuesta a “La fortuna de Matilda Turpin”. Álvaro Pombo

  1. Frank dice:

    Me ha parecido un petardo. El autor retrata a una familia cuyos miembros, independientemente de su edad, tienen un comportamiento adolescente. Esto no es óbice para que el mayor de ellos resulte ser además un maltratador. Pero eso forma parte de la historia que queda diluida en un batiburrillo pedante de filosofía y citas a granel y en un uso de palabras y expresiones inglesas propias de un estudiante del idioma. En resumen: SOPORIFERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: