“El mono desnudo”. Desmond Morris.

“El mono desnudo” es un libro que causó furor hace bastantes años. Se puso de moda. Lo leí al poco tiempo de publicarse en España y aún recuerdo que a pesar de las buenas intenciones, que siempre se suponen, me “salté” algunos capítulos en exceso farragosos. Exigía mucha concentración y quizás no era el mejor momento. Lo he vuelto a leer hace poco y he de reconocer que también me costó acabarlo. Libro muy denso, exige un ir y venir constante si quieres darle cierta continuidad y ahondar en sus temas; un atrás y hacia adelante acompañado casi siempre de relecturas. Cuesta meterse en sus profundidades, se asemeja más a un libro de estudio. No se puede negar el gran interés de su argumento: la evolución humana; pero aún así, si además de “conocer y entender se desea entretener, no se puede decir que sea muy ameno.

Se trata de un trabajo con cierto rigor zoológico y perspectiva evolucionista sobre la conducta humana. Publicado en España en 1969, en su día causó un gran impacto, en parte provocado porque la censura tuvo sus más y sus menos para dar la autorización. En aquellos tiempos, el criterio científico basado en el desarrollo de la especie según los postulados de Darwin no era muy entendible: “todos los seres vivos se han desarrollado en el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso de selección natural”. Ese supuesto del hombre como animal chocaba con muchas conciencias. Hoy aún persiste, y más si los distintos puntos de vista son razonados; pero con una diferencia: la libertad individual es un hecho. Cada uno elige su lugar. Incluso en la comunidad científica, que en parte ya lo aceptaba en vida de Darwin,  su teoría sobre el “origen de las especies” no fue considerada como posible explicación del proceso evolutivo hasta la década de 1930.

SINOPSIS
“El mono desnudo” es un retrato zoológico del “Homo sapiens”. Desde que fue intelectualmente consciente, el hombre se lanzó a sublimes y minuciosas investigaciones sobre su propia naturaleza. Pero por mucho que pretenda ignorar la herencia genética de su pasado evolutivo, el hombre sigue siendo un primate. Las audaces especulaciones de este estudio provocarán controversias entre antropólogos y psicólogos e intrigarán y entusiasmarán al lector corriente, ofreciéndole un nuevo método de estudio de si mismo. En opinión de Arthur Koestler: ”Cuando uno se mira en el espejo después de haber leído este libro ya no se ve de la misma manera”.

El libro comienza con un pequeño relato sobre la evolución y por qué el ser humano es el único mono que no tiene la mayoría de su cuerpo cubierto de pelo. En su introducción relata: “Hay ciento noventa y tres especies vivientes de simios y monos. Ciento noventa y dos de ellas están cubiertas de pelo. La excepción la constituye un mono desnudo que se ha puesto a sí mismo el nombre de Homo Sapiens. Esta rara y floreciente especie pasa una gran parte de su tiempo estudiando sus más altas motivaciones, y una cantidad de tiempo igual ignorando concienzudamente las fundamentales. Se muestra orgulloso de poseer el mayor cerebro de todos los primates, pero procura ocultar la circunstancia de que también tiene el mayor pene, y prefiere atribuir injustamente este honor al vigoroso gorila. Es un mono muy parlanchín, sumamente curioso y multitudinario, y ya es hora de que estudiemos su comportamiento básico”.

Uno de los capítulos más interesantes, al que en un principio Desmond Morris pretendía enfocar todo el libro, es el que habla del sexo. La fase de galanteo y la propia cópula son para Morris, universales en las distintas especies, siendo el sexo el mejor instrumento de la evolución. Realiza un completo examen de cómo responde nuestro cuerpo a los distintos estímulos sexuales. Cuanto mayor sea el placer y la posibilidad de relaciones sexuales entre un macho y una hembra, menos necesidad habrá de buscar sexo fuera del lazo conyugal. Esa es la causa de que los seres humanos hayan podido vivir como monos carnívoros en hogares fijos como las cuevas.

“El mono desnudo” es un libro que se extiende también a aspectos como la crianza, las clases sociales, aunque no es su intención, las creencias, el lenguaje, etc. Desmond Morris en su estudio de la especie humana enuncia varias hipótesis, para muchos poco sólidas, aunque si imaginativas. La primera, cuando el ser humano se hizo cazador, perdió la forma de vida de los primates, se instaló en cuevas, se llenó de parásitos y perdió su pelo. Otras hipótesis que desarrolla son el uso del fuego, la posible etapa acuática en la evolución,… Como dice una de las citas de su libro: “Y ahí tenemos a nuestro Mono Desnudo, vertical, cazador, fabricante de armas, territorial, neotérico, cerebral, sexual, primate por linaje y carnívoro por adopción, dispuesto a conquistar el mundo”.

Desmond Morris es un zoólogo y etólogo inglés, nacido en 1928 en Purton, Wiltshireen, en plena campiña inglesa. En 1960 se le empezó a conocer como presentador de un programa llamado Zoo Time en la cadena ITV. Sus estudios se centran en la conducta animal desde un punto de vista zoológico. Además de “El mono desnudo” ha escrito varios libros relacionados con el comportamiento humano y animal. En una entrevista realizada en 2009 decía entre otras cosas:

– “Tenía mis razones para escribir este libro. Como zoólogo, y desde el punto de vista con el que había estudiado otros animales, creía que había mucho por saber de la especie humana. Empecé mi carrera estudiando peces, luego pájaros, después mamíferos, hasta terminar con los chimpancés. Era obvio que el siguiente en mi lista tenía que ser el animal humano. El libro que escribí puso furiosa a la gente; mi interés a la hora de escribir este libro era tratar de explicar el comportamiento sexual humano, pero después seguí mirando otras actividades básicas, como pelear, comer, jugar, descansar…

– “Respecto a la paternidad, el macho humano se parece más al pájaro que al mono, porque los pájaros tienen que formar parejas para incubar huevos. Los humanos también tienen una carga parental, y si forman parejas con mujeres hay mayor probabilidad de que los niños sobrevivan. Esta es la razón por la que los humanos se enamoran, pero los monos no. La mona puede criar fácilmente su bebé por sí misma, pero es duro para una mujer criar sin tener al lado la figura paterna.”

– “Los hombres se especializaron como cazadores y necesitaron de la tecnología. Desarrollaron un interés especial en hacer armas y otros instrumentos. Y esta tendencia sigue vigente hoy en día. Esta es la razón por la que la ingeniería, la mecánica y otros campos similares son dominados por el hombre”.

Poco después de la publicación de “El mono desnudo”, a la luz de las ideas propuestas por Teilhard de Chardin, John Lewis y Bernard Towers escribieron una réplica interesante: “¿Mono desnudo u homo sapiens”?. En su presentación exponían: “Su planteamiento y conclusiones refutan el papel de la agresividad en la naturaleza humana como animal de presa, su responsabilidad, su desnudez y sensibilidad, la explosión de la mente y su progreso”. Algo más digerible que el libro de Desmond Morris, aportan también sus razones científicas. Dejaremos su crítica para otro momento, no sin antes recomendar la lectura de ambas obras para que cada cual incline la balanza donde estime conveniente.

A pesar de los años transcurridos desde su publicación, “El mono desnudo” sigue siendo un libro interesante por su espíritu trasgresor, que pretende explicar de forma concisa la teoría darwiniana de la evolución. Un estudio sobre la conducta humana que cubre los aspectos sexuales y sociales desde un punto de vista zoológico. Un libro de divulgación para el que se requiere ciertas dosis de paciencia.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: