Canciones con historia: “Quinientas millas”. Richard Anthony

Grabada por primera vez en 1959 por The Journeymen, “Quinientas millas” es una canción popular que inició su camino al éxito a comienzos de 1962 con The Kingston Trío, un excelente grupo pop que contribuyó al relanzamiento de la música folk Quinientas millas 01. Richard Anthonyamericana. Su autoría todavía no está clara. Mientras algunas fuentes señalan a Hedy West, coetánea de Joan Baez, otras atribuyen el mérito al cantante country Bobby Bare que incorporó un recitado oral después del estribillo. En lo que parece haber pocas dudas es que recibió el espaldarazo definitivo de manos del famoso trío Peter, Paul and Mary.

Conocida también por “Lament railroaders” (“Lamento del ferroviario”), nos ofrece con una letra muy simple y repetitiva la queja de una persona que está lejos de su casa, sin dinero, y demasiado avergonzada para regresar. “Si pierdes el tren en el que estoy, sabrás que me he ido y podrás oír el pitido del silbato a 100 millas. Señor, estoy a una, a dos, a tres, a cuatro, Señor estoy a 500 millas de mi hogar. Sin una camisa sobre mis hombros, sin un penique a mi nombre. Señor no puedo volver a mi casa así. Así, así, así… No puedo volver a mi casa así”.

“Quinientas millas” se hizo muy popular en EEUU y Europa en 1962, un año clave para la música que entre otras cosas supuso el lanzamiento de The Beatles con su primer single “Love me do” y The Beach Boys con su primer LP “Surfin Safari”. Nada presagiaba lo que estaba por llegar: ¡¡una revolución solo comparable al nacimiento del rock and roll de la década anterior!! Junto a la “explosión” seguida de The Rolling Stones situaría al pop británico en el epicentro de la música moderna. Fue también el año del twist en España con una juventud aprendiendo a retorcerse al ritmo de “Let’s twist again” y Chubby Checker. Lo mismo que hacían nuestros vecinos franceses al compás de “Leçon de twist” y Richard Anthony. Un gran cantante que meses más tarde sorprendía con su versión de “Quinientas millas”: “J’entends siffler le train”, una balada nostálgica, de melodía sencilla y fácil de aprender a la guitarra, con la que lograba uno de los mayores éxitos de su carrera. 1962 fue también el año en que el Presidente John F. Kennedy se dirigió a sus compatriotas americanos alertando de la instalación de misiles nucleares rusos en Cuba. Días de alta tensión cuyo punto álgido se vivió con la creación del famoso “teléfono rojo” entre la Casa Blanca y el Kremlin. Junto al bloqueo de Berlín, la crisis de los misiles fue la mayor que se recuerda de la Guerra Fría y la que más cerca estuvo de desencadenar una guerra nuclear.


Richard Anthony cantando en francés “J’entends siffler le train” (“Quinientas millas”)

“Quinientas Millas”
Sin título-1

En la década de los 60 la juventud española estaba ansiosa por escuchar y bailar los éxitos internacionales, pero también de entender sus letras. Al no ser el inglés un idioma muy conocido, si algo más el francés que era de estudio obligatorio, muchos grupos y cantantes se prestaron a satisfacer esos deseos con sus versiones “clavadas” a las originales solo que cantadas en español. Gracias a un acuerdo de las casas discográficas con su sello matriz inglés, incluso algunas se publicaban un par de semanas. Esa fue una de las razones, además de su gran calidad, de que “J’entends siffler le train” (“Escucho el silbato del tren”), editada más tarde en castellano, lograse un gran triunfo en nuestro país, siendo uno de los temas más “pinchados” por las emisoras de radio junto al original de Peter, Paul and Mary. También destacó una “atractiva” versión de Los Mustang que a finales de 1962 con apenas dieciocho años lanzaron “Quinientas millas” en su primer disco EP. Una canción que era todo un pretexto para el baile “agarrado” en aquellas sesiones de música ye-ye de los guateques de los 60.


Versión de “Quinientas millas” grabada por Los Mustang a finales de 1962

Richard Anthony, cantante francés nacido en El Cairo, fue un gran icono de la música de en los años 60. Influido por el pop inglés y americano que conocía muy bien decidió adaptar el nuevo sonido con textos franceses. Inicia así su carrera en 1958 con un disco que en principio pasa bastante desapercibido con temas tan conocidos como “Peggy Sue” de Buddy Holly o “Tu m’étais destinée” (“You are my destiny”) de Paul Anka. El éxito no le llega hasta su tercer álbum (1959) con el tema “Nouvelle vague” (“Nueva ola”), versión francesa de “Three cool cats” del grupo americano The Coasters. Fue la primera declaración pública de una generación francesa que se siente distinta a la de sus padres y abuelos y que al igual que sucedió en España queda plasmado en un sentimiento de rebeldía que se hizo más evidente en la música, la moda y la cultura juvenil. Son muchos los que piensan que la historia del rock francés comienza precisamente con la salida al mercado de “Nouvelle vague”, un himno, el primero, para esa generación.

Richard Anthony 02. Con The BeatlesRichard Anthony, en el centro, con The Beatles en los años 60

A partir de ahí se inicia la etapa dorada de Richard Anthony que se dedica a versionar los grandes temas del rock y el twist y termina centrándose en las baladas. Merece la pena citar, entre otros sus triunfos con “Let’s twist again“ de Chubby Checker, “Fiche le camp, Jack” (1961), adaptación de “Hit the road Jack” de Ray Charles, “En écoutant la pluie” (1963), adaptación de “Rhythm of the rain” de The Cascades o “La Corde au cou” (1965), adaptación de “I should have known better” de The Beatles. En este último año se produce una curiosa historia que le relaciona con The Beatles y la génesis de “Michelle”, la famosa canción de la banda de Liverpool. Se cuenta que Paul McCartney escribió este tema pensando en Michelle, en aquel momento la esposa de Richard, de la que se encontraba enamorado. Le proponen grabarla, pero él se niega a cantarle ninguna “oda” a su esposa y les pide que sean ellos quienes lo hagan.

En 1967 logra un gran éxito mundial con “Concierto de Aranjuez” del maestro Joaquín Rodrigo, pero su carrera poco a poco empieza a declinar, y en la década de los 70 aunque sigue grabando discos sus triunfos son cada vez más esporádicos y lo deja. En 1996 regresa a los estudios para volver a grabar sus antiguos grandes éxitos en el álbum “Sentimental” y en 1998 celebra sus 40 años de carrera en el Zenith de París. En el año 2011 es nombrado “Oficial de la Orden de las Artes y las Letras” por el ministro de Cultura Frederic Mitterrand.

“Quinientas millas” es una canción plagada de recuerdos para toda una juventud española en pleno proceso de cambio donde la música fue una parte muy importante de su gran transformación. 


Peter, Paul and Mary, verdaderos artífices del gran  éxito a nivel mundial de “Quinientas millas”, durante una actuación en directo


Bobby Bare, cantante country que incorporó el famoso recitado al estribillo original, cantando “Quinientas millas” en 1964.


The Kingston Trío grupo folk que dio un gran impulso en USA a “Quinientas millas” previo al boom mundial de Peter, Paul and Mary

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: