Universidad Laboral de Tarragona: la fiesta del deporte

A veces usamos la palabra nostalgia para recordar “viejos tiempos” que tenemos idealizados en la memoria. Un sentimiento con cierta percepción melancólica por situaciones que ya nunca volverán. Sin embargo, no por eso tienen que sugerir amargura. Recordar el pasado, sin quedarnos anclados en él, es también una forma de poder gozar más del presente. Hasta puede resultar agradable. Una sensación que muchos “laborales” tenemos cuando, al tiempo que la vida sigue, la añoranza nos impulsa hacia adelante.

Es por eso, porque la vida continúa, por lo que retomo mi primer post sobre la Universidad Laboral de Tarragona (ULT). Decía que además de estudios, lo más importante, era también fiesta y deporte al tiempo que mostraba unas pinceladas de las actividades lúdicas. Prometí seguir hablando de ellas y lo hice en artículos anteriores (música, cine, teatro,…). Lo haré también ahora, porque en la ULT además de espacio, luz, mar, alegría, amistad y convivencia, siempre había un hueco para el deporte.

Vista aérea campos de deportesVista aérea de las zonas deportivas. A la izquierda los campos de hockey sobre patines y canchas de baloncesto, en la parte central la pista de atletismo y los campos de futbol, y a la derecha las canchas de balonvolea. En primer término, la playa de la ULT.

El deporte era el rey, sobre todo los domingos con las competiciones entre Colegios o con equipos foráneos. Las instalaciones, espléndidas, situadas en una gran explanada cercana al mar, rodeadas de paseos y arboledas, se llenaban de entusiastas para presenciar las distintas actividades programadas. Mucho colorido y más ambiente se respiraba en aquellos domingos de deporte cuando, después de misa y el consabido desayuno con mantequilla, acudíamos en masa a animar a nuestros equipos preferidos. Junto a familias de visita, seguidores de otros equipos y chicas de Tarragona, que solían ir a ver a amigos y conocidos, se rondaba de forma ruidosa de una competición a otra. Los profesores de Educación Física, Juan José Martín (“Juanjo”), preparador de futbol y balonvolea, Francisco Signes, entrenador de atletismo, y el resto de compañeros eran los encargados de llevar a buen puerto las múltiples disciplinas con una organización perfecta.

Más que grandes párrafos para comentar los éxitos de equipos y deportistas, a veces una referencia escueta resulta más elocuente para resaltar una actuación brillante. Y a eso nos aplicaremos en las muchas competiciones de renombre en que participó la ULT tanto a nivel individual (atletismo,…), como de equipo (futbol, balonvolea,…), que en la década de los 60 (a la que nos referiremos en este artículo), etapa de oro de las Universidades Laborales, tenían su colofón en los Juegos Escolares Nacionales.

ULT balonvolea 03Una de las formaciones clásicas del equipo de balonvolea en la élite nacional durante el período 1964-68. En la imagen están, entre otros, Otamendi, Egozcue, Larrañaga, Echevarría, Mateo,… A la derecha, de pie, Castro, arbitro federado, también perteneciente a la ULT.

Como por algún deporte hay que empezar, lo haremos por el balonvolea (ahora voleibol) en el que la ULT perteneció a la élite desde sus inicios, participando en la máxima categoría (Liga Nacional de Balonvolea de 1ª División) codeándose con los mejores equipos españoles como Hispano Francés (una verdadera institución) y Picadero Damm de Barcelona, Antorcha de Lérida, Real Madrid, San Fernando de Zaragoza, Ferroviarios de Langreo, Juventud Deportiva de Palencia, OJE de Valencia o Atlético Montemar de Alicante. Un campeonato que se disputaba por grupos o zonas, donde los equipos catalanes ya destacaban en un deporte de gran proyección en la región, como lo demostraba el Campeonato de Cataluña, casi una segunda Liga Nacional por la calidad de sus equipos. Se puede afirmar que la ULT fue uno de los pioneros del balonvolea, casi en ciernes en aquellos años, siendo sus jugadores muy codiciados y algunos fichados más tarde por los grandes equipos nacionales.

Pronto se convirtió en un deporte muy popular en la ciudad de Tarragona gracias a los triunfos de su equipo más representativo, viviendo su etapa de máximo esplendor en 1967 cuando con la nueva reorganización de la competición realizada por la Federación Española el equipo de la ULT fue incluido en el grupo único de la Liga de 1ª División integrado por los seis mejores equipos del momento: Hispano Francés, Picadero Damm, Antorcha de Lérida, Real Madrid, Ferroviarios de Langreo y Universidad Laboral de Tarragona. Para darse cuenta de su importancia, basta decir que existía una 2ª División formada por otros 16 equipos, todos también de gran calidad. Un gran éxito de partida que se vio refrendado más tarde por los resultados al lograr el subcampeonato (tras el Hispano Francés) en su primera edición. ¡¡La mejor clasificación de su historia!!

ULT balonvolea 02Partido de balonvolea celebrado en las instalaciones de la ULT con el público estudiantil llenando el campo para animar a su equipo.

Sin embargo, la gloria no duró mucho, pues dos años más tarde descendía a 2ª División coincidiendo con la marcha de algunos de sus mejores jugadores y de su principal impulsor, el profesor Juan José Martín, que en el año 1969 inicia una nueva andadura profesional como director técnico de la Federación Española y preparador del CAU Moscardó de Madrid. Ese año organiza y dirige, precisamente en las instalaciones de la ULT, la 1ª Operación Voleibol a nivel nacional con el apoyo de un cuadro técnico de excepción formado por acreditados entrenadores extranjeros y un principal objetivo: ir perfilando la base de la futura Selección Nacional Junior. Tuvo continuidad al año siguiente en las instalaciones del Complejo de Deportes de La Albericia de Santander, ampliando su área de influencia al incorporar un Curso Nacional de Preparadores.

Desfile inaugural Juegos Escolares 1960Desfile inaugural en una de las ediciones de los Juegos Escolares Nacionales con la Universidad Laboral de Tarragona en primer término.

Si alguna competición destacaba sobre el resto eran los Juegos Escolares Nacionales, donde los triunfos de las Universidades Laborales, y Tarragona y Córdoba en particular, marcaron una época. A su preparación se encaminaban la mayoría de los esfuerzos del año, pues ¡¡había que conseguir plaza previa en las fases regionales!!  La ULT fue cuna de grandes campeones en la mayoría de deportes, por lo que nombrar todos y a todos sería muy prolijo, Citaremos solo a algunos de los muchos que alcanzaron el medallero en categoría juvenil en esa década de los 60:

Equipo de atletismo (2 de oro y 1 de bronce), futbol (4 de oro, además consecutivas), baloncesto (1 de plata), balonmano (1 de oro), pelota a mano (2 de oro y 1 de plata), hockey sala (1 de plata y 1 de bronce), balonvolea (3 de oro), hockey sobre patines (1 de plata) y gimnasia (1 de bronce). Entre los atletas merece la pena destacar a Juan Ripoll ganador en 1500 y 3000 m. lisos tres años consecutivos, Lloveras 1º y 2º en 110 m. vallas y un 3º en salto de altura, Higuera 1º en salto con pértiga, Navarro 2º en triple salto y 3º en longitud, Ortega 2º en martillo, Escarmis 3º en salto con pértiga, Antia Goitia 2º en 800 m. lisos y 3º en 400 m., Olaizola 2º en disco, Adolfo Sol 1º en 3000 m. lisos  y 3º en 1500 m., Salas 1º en 400 m. lisos, Santos 1º en dos ocasiones en lanzamiento de martillo y Barrenechea 2º, Dorronsoro 2º en jabalina, Calavia 3º en 110 m. vallas, y un largo etcétera.

El atletismo, actividad muy potenciada en todas las Universidades Laborales, era un deporte donde la pasión se desbordaba. Se puede afirmar que durante la primera mitad de la década de los 60 los triunfos conseguidos por la UULL estuvieron muy por encima del resto de participantes, mientras que en la segunda, aún manteniéndose en los puestos de cabeza, la igualdad entre los equipos fue mayor. La ULT siempre dio extraordinarios campeones entre los que merece la pena destacar a Ripoll, por encima de todos, y a Sol, fondistas de reconocido prestigio tanto a nivel nacional como internacional. También a Pedro Aguadé, velocista que formó parte de la selección nacional absoluta en la prueba de relevos.

Juan Ripoll. Jean Bouin1960Juan Ripoll, con el que no llegué a coincidir, ha sido quizás el mejor deportista en la historia de la ULT. Sus victorias arrolladoras en la mayoría de las carreras crearon escuela. Con un largo y laureado historial, a continuación reflejamos algunos de sus triunfos más sonados:
* Medalla de oro en los Juegos Escolares Nacionales en los años 1960, 1961 (la ULT logró las tres medallas: oro, plata y bronce) y 1962 en las distancias de 1500 y 3000 m. lisos. Triunfos logrados la mayoría en el desaparecido estadio Vallehermoso que como decía una crónica de la época:
“Era el complejo deportivo de los Juegos Escolares por excelencia, donde el buen hacer de las Universidades Laborales, con sus ventajas evidentes, eclipsaba un tanto a otros colegios y algunas participaciones individuales. Universidades Laborales, colegios como el Maravillas de Madrid, San José de Valladolid, y Tajamar de Madrid iban a por todas. Nombres como Ripoll de la UL de Tarragona, elegante en la zancada, y detrás de él una estela de esforzados. En los campeonatos colegiales había mucho ambiente y todo el que corría tenía el calor de su público”.
* Primer puesto en 1961 en 3000 m. lisos en los campeonatos internacionales organizados por la FISEC, frente a equipos de Irlanda, Bélgica, Francia, Alemania, Austria y Grecia.
* Ganador de la Jean Bouin en categoría juvenil en 1960, prestigiosa carrera internacional de campo a través.
* Campeón provincial de Tarragona y campeón de España juvenil de campo a través en 1962 en categoría de juveniles.

Pero donde sus compañeros tenían la oportunidad de ver a Ripoll en plena acción era en la carrera del Señor Rector (así se llamaba), que se celebraba todos los años en la ULT allá por el mes de diciembre. Sus participaciones se cuentan por victorias. Un trofeo que comenzó su andadura en 1958 y que como su nombre indica tenía al rector como figura emblemática. Una prueba de campo a través con un recorrido por el interior del recinto “laboral”, y a veces fuera (cuando la carrera se asemejaba más a una media maratón) en dirección a la carretera de Salou, para entrar luego por la puerta de acceso principal. Sobre una distancia de 1200 m. para los corredores infantiles y 3200 m. para el resto, con vencedores a nivel individual y por colegios, la rivalidad y emoción estaban aseguradas, aunque la sola presencia de Ripoll era ya un acontecimiento. Con una alta participación, algún año se llegó a superar la cifra de 600 en categoría juvenil y 300 en infantil, en ediciones posteriores obligó a establecer eliminatorias previas para hacer la carrera más fluida. La última victoria de Ripoll fue en 1964, ya como ex alumno, en dura competencia con Sol, su gran rival de ese año.

Carrera del Señor Rector 01
Salida de la carrera del Rector en una de sus ediciones

A la marcha de Ripoll, Adolfo Sol tomó su relevo en las mismas distancias que su colega, alcanzando también triunfos importantes. A destacar la medalla de oro en 3000 m. lisos en los Juegos Escolares Nacionales y el subcampeonato de Cataluña de campo a través en 1963, y el campeonato de Tarragona de Cross y ganador de la prestigiosa Jean Bouin en 1964 en categoría junior con una gran autoridad. Así lo reflejaba “El Mundo Deportivo”, organizador de la prueba, en su crónica:
“El junior Sol, un nuevo valor en el cross. Quizás en este apellido del astro Sol, que tiene el corredor tarraconense, hayamos encontrado el joven muchacho que venga a reforzar a nuestra selección nacional, ya que la carrera que hizo ayer ha sido francamente magnífica. Triunfó de manera magistral tras haber derruido la resistencia de esta especie de corzo que es el guipuzcoano Azcune, a quien nosotros habíamos dado como favorito. Habíamos visto correr y vencer a Azcune en el cross disputado hace quince días en Calldetenes y, francamente, confiábamos en su victoria. Pero en verdad que no contábamos con este atleta de la Universidad Adolfo Sol.Trofeo Rector 01Laboral que venció con plena autoridad, después de haber hecho quemar sus mejores cartuchos a su rival, hundiéndole, y relegándole al cuarto puesto, ya que Azcune, después del esfuerzo producido, no pudo mantener el ritmo de carrera”.

Otro atleta destacado de los años 60 fue Pedro Aguadé. Gran velocista de 100 m. y 200 m. lisos, fue subcampeón de España en la categoría junior en 1968, seleccionado para el encuentro contra Grecia en Oviedo y más tarde contra Suecia. Tras salir de la ULT llegó a formar parte en la selección nacional absoluta, participando en varios encuentros internacionales en el relevo 4*100 m. De su gran categoría habla los compañeros que tenía en la prueba del relevo: Sánchez Paraíso, Magariños, Carballo y Jones, todos grandes velocistas.

Una de las mayores hazañas jamás alcanzada por ninguna otra Universidad Laboral ni Colegio fue lograda por el equipo de futbol en los Juegos Escolares Nacionales de 1963, donde se proclamó por cuarta vez consecutiva (todas las que había participado) campeón nacional en una dura fase final frente a los representantes provinciales de Barcelona, Madrid, Asturias, Navarra, Almería, Zamora y Valladolid. En un artículo publicado en el “El Mundo Deportivo”, su entrenador Juan José Martín explicaba la proeza que situó en lo más alto el pabellón no solo de la ULT sino de la propia capital tarraconense, que presumía de tener en el centro docente un magnífico y fructífero vivero de deportistas. A continuación reflejamos algunos párrafos:
“Da idea de la dificultad que entraña llegar a campeones el hecho de que se jugaron cinco encuentros seguidos todos ellos clasificatorios por lo que los jugadores debieron rendir al máximo frente a los grandes conjuntos que intervinieron en la fase final, todos ellos integrados por valiosos jugadores que ofrecieron magníficas actuaciones”.

Nota.- Algunos formarían parte más tarde de equipos de la Liga de 1ª División Nacional como el Sporting de Gijón o la Real Sociedad de San Sebastián.
“La final la jugaron los equipos de las Universidades Laborales de Zamora y Tarragona con triunfo neto de los tarraconenses por dos goles a cero. Todo el conjunto fue muy elogiado por su acoplamiento, técnica y preparación física, cualidades que le valieron para conseguir el ansiado título de campeón. Es de justicia hacer llegar no solo a los jugadores sino a cuantos desde diversos ángulos hicieron posible tan rutilante triunfo, la felicidad más sincera que estamos seguros que les envían todos los tarraconenses en este gran éxito de su Universidad Laboral”.
“La alineación de aquel equipo que pasará la historia fue la siguiente: San José, Lorenzano, Corbella, Vila, Santiago, Fanjul, Brugues, Hereu, Aguirre, Mayoral y Petit, con Toca y Laspeñas como suplentes, siendo Mayoral proclamado también mejor jugador del torneo”.

Partido futbol Paso del Ecuador 3ª PromociónPartido de futbol celebrado en el campo del Nastic de Tarragona en marzo de 1965 con motivo del Paso del Ecuador- 3ª Promoción de Peritos Industriales. En la foto están varios jugadores de la selección de la ULT y del Colegio Balmes, como Guibelalde, Carratalá, Hernández, Martínez, Palacios,…

Otros deportes en los que se alcanzó un gran nivel fueron el baloncesto y el balonmano. Aparte de los logros conseguidos por los equipos seniors en los campeonatos provinciales y regionales, el equipo juvenil de baloncesto se proclamó campeón de España en 1964, además de obtener varias medallas de distinto metal en los Juegos Escolares Nacionales.

Equipo de baloncesto. SEU 1963-64Equipo senior de baloncesto temporada 1963-64. En foto se pueden ver, entre otros, a Castillo, Garrido, Lujan, Cambredó,…

Referente al balonmano, el equipo de la ULT se proclamó campeón provincial de Tarragona durante todo el período 1964-67, representando a la provincia en los campeonatos de Cataluña y estando siempre en los puestos de honor.

Equipo de balonmano 1966-67Equipo de balonmano temporada 1966-67. Como campeón de Tarragona, representó varios años a la provincia en las distintas competiciones. En la foto están, entre otros, Santisteban (entrenador), Megido, Peciña, Jiménez,…

No quisiera terminar sin una breve referencia a la gimnasia educativa, también la artística cuyo momento álgido se vivió al conseguir el título de campeones en los Juegos Escolares de 1960, un deporte que llamaba la atención por su enorme plasticidad y cuya presencia era requerida en todo tipo de festivales. Aparte de las demostraciones celebradas en el propio centro en el incomparable marco del Patio de Honor con sus mosaicos de mármol, en más de una ocasión se solicitó a la ULT realizar exhibiciones en las localidades cercanas llegando a participar más de 600 alumnos. Eran unos festivales espectaculares en los que se podía constatar la gran labor educativa y de cultura física realizada.

Exhibición de gimnasiaExhibición de gimnasia en el Patio de Honor. Al fondo, a la izquierda, los colegios Balmes y Vives, y a la derecha las Aulas Especiales

Muchos esfuerzos, sudores y sacrificios se dejaron todos aquellos que tuvieron el honor de defender los colores de la ULT en el deporte. Pero tanto o más lo hicieron también sus profesores de Educación Física y el resto de compañeros que les brindaron su apoyo. Sus triunfos les eran propios, porque si algo estaba impregnado en el espíritu de las Universidades Laborales era la vocación de compañerismo y de absoluta entrega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: