Luis Aragonés, motivación y liderazgo

Hay quien opina, con cierta razón, que el futbol, además de un deporte que cumple una función lúdica, se puede comparar con una empresa, pues trata de gestionar y motivar a un grupo de personas que comparten objetivos. En el post “Motivación, voluntad y esfuerzo personal” nos hemos referido a la motivación y al círculo “virtuoso” del Dr. Fuster y sus cuatro tareas básicas (las 4 T): Tiempo para la reflexión, Descubrir nuestro Talento, Transmitir optimismo y Ejercer la Tutoría, que a su vez se proyectaban en cuatro acciones (las 4 A): Actitud positiva, Aceptación, Autenticidad y Altruismo. Algo que la figura de un líder puede impulsar con mayor facilidad. Eso era lo que Luis Aragonés, seleccionador nacional de futbol, transmitía a sus jugadores en su época de entrenador. No estamos afirmando que fuese el mejor ejemplo de líder, es posible que para muchos sí, pero tenía buena parte de esos requisitos. El propio Dr. Fuster afirma que: “Líder es quien es capaz de movilizar su entorno” y “Motivar es entusiasmar”. Y eso lo cumplía Luis a la perfección. Hoy, ya desde la distancia, todo el mundo está de acuerdo en que fue quien lideró a la selección hasta la gran victoria en la Eurocopa 2008, inicio de la etapa más exitosa del futbol español de todos los tiempos. Tras el fracaso del pasado campeonato del mundo celebrado en Brasil, quizás sea el momento de reconocer la gran influencia que tuvo en la cadena de triunfos posteriores (campeonato del mundo en Sudáfrica 2010 y de nuevo Eurocopa 2012) con Vicente del Bosque en el puesto de seleccionador. ¡¡Ninguna selección nacional lo ha logrado hasta la fecha!! Todos buscamos esa chispa necesaria que algunos llaman motivación, y en eso Luis Aragonés era un buen maestro para sus jugadores.

Luis Aragonés 04Luis Aragonés manteado por sus jugadores tras la conquista de la Eurocopa 2008 de selecciones nacionales.

Son muchos los que opinan que la clave del éxito de la Eurocopa 2008 estuvo, además de en sus dotes de mando y carácter, en la capacidad de motivación de Luis. ¡¡Supo ganarse la confianza del grupo convirtiéndose en un líder!! La aptitud, al igual que la actitud, son muy importantes, y él supo transformar actitudes de grandes profesionales en auténticos ganadores, cualidad que no se sabe muy bien por qué muchos perdían en cuanto llegaban a la selección. ¡¡Tenía las ideas muy claras!! Una de sus máximas era que había que ganar bien a los equipos contrarios evitando estrategias basadas en la especulación, en su opinión la causa principal de haber dejado a la selección fuera de las competiciones importantes. Muchas veces a las primeras de cambio. Su propuesta era “ganar y, si se puede, machacar”. “Para llegar lejos solo se debe pensar en la victoria”.

Luis Aragonés no tenía un esquema fijo para enfrentarse a los contrarios, aunque si una base más o menos estable. Preparaba el equipo a medida según cada partido. Con una plantilla amplia de grandes jugadores, les demostraba su confianza con cada una de sus soluciones. Nunca admitió la condición de “pesos pesados” o “figuras” en el vestuario. Para él todos eran iguales, pues creía que todos podían ayudar según sus características y las del equipo contrario. Así se lo hacía saber, de manera muy especial en los entrenamientos, con frases como “cuando estoy cansado, levanto la mano y sale un compañero”. Procuraba mentalizarles siempre con pensamiento positivo, alejando el llamado “miedo escénico” que tan malas experiencias había dado en ocasiones anteriores. En lugar de echarles las clásicas broncas de “vestuario”, que solo provocan dudas e inestabilidad la mayoría de las veces, su aportación iba más en la línea de “hoy voy a hacer el partido del siglo”. Un ejemplo lo tenemos en la anécdota que más adelante relataremos, siendo entrenador del Atlético de Madrid, antes de celebrarse una final de Copa frente a su eterno rival el Real Madrid. Cuando un líder transmiten órdenes en positivo, y Luis Aragonés lo era para sus jugadores, la experiencia demuestra que los resultados son mejores. “Siempre positivo, nunca negativo”, una frase que hizo famosa Louis Van Gaal en su época de entrenador del Barcelona, aunque en su caso no siempre la llevaba a la práctica. El vídeo de abajo en plena Eurocopa 2008 explica a la perfección su forma de motivar; una joya que a cualquier empresa le vendría muy bien para transmitir a sus equipos mensajes en positivo.


Las charlas de Luis Aragonés en la Eurocopa 2008.

Aunque no todos de muestran de acuerdo con Luis Aragonés y su forma de ejercer el liderazgo. Hay quien opina que, si bien era un gran motivador, no siempre fue un buen ejemplo de líder. Eso sí, todos le reconocen sus dotes para serlo: pasión, intensidad, positivismo en busca de la victoria,… incluso su valentía a la hora de tomar decisiones importantes. Una de las más recordadas, muy impopular por cierto, que al final se demostró un gran acierto, tuvo como protagonista a Raúl, jugador del Real Madrid, capitán de la selección e ídolo nacional entonces. ¡¡No lo volvió a convocar porque no veía su encaje en el grupo!! Aún aceptando sus méritos, sus detractores siguen manteniendo que a veces no se comportaba como un buen líder. Y en cierta manera es verdad. No siempre sus decisiones para conseguir resultados se enmarcaban en lo que los “puristas” denominan “marco ético”. Un ejemplo ocurrió en la final de la Eurocopa 2008 cuando les pidió a sus jugadores que hicieran lo posible por provocar a un jugador alemán, fácilmente excitable, para así intentar expulsarlo del partido. También le achacan que fuera del ámbito de los entrenamientos o partidos oficiales, su hábitat natural, parecía estar a menudo malhumorado y enfadado con el mundo. Tampoco Luis aceptaba de buen grado los desacuerdos con sus tesis futbolísticas, en especial en el fragor de las discusiones de las tertulias deportivas. Intentaba hacer callar a sus oponentes la mayoría de las veces con voces. Si se es un personaje público, y además popular, afirman, liderar es ante todo ser un modelo de comportamiento en cualquier ámbito cotidiano, no solo en la parcela “empresarial”.

Luis Aragonés 03

Hablando de motivación, un ejemplo de los muchos que se podrían poner sobre la forma que tenía Luis Aragonés para estimular a sus jugadores, a veces de manera individual cuando tenía el objetivo claro, corresponde a las horas previas a una final de Copa entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid. Así lo cuenta el propio protagonista, Paulo Futre, jugador del Atlético.
“Mañana de la final de Copa, 9,00 horas. Luis entra como un loco en la habitación de Futre dando fuertes puñetazos en la puerta”.
Futre: “Entró como una fiera en la habitación, levantó las persianas, y se puso al lado de mi cama diciendo”
Luis: “Míreme a los ojos”
Futre: ¿Pero como le voy a mirar a los ojos, si no los puedo abrir? Estoy seguro de que todo lo que me quiere decir ahora, me lo puede decir más tarde”.
Luis: ”Ni hablar, Vd. me va mirar a los ojos y escuchar ahora”.
Futre: “Me podré al menos lavar la cara”.
Luis: “No, míreme a los ojos. ¿Se acuerda usted de los insultos que propinaron Michel, Gordillo y Fernando Hierro a su compañero de equipo y amigo Pizo Gómez?
Futre: “Si, me acuerdo”.
Luis: “¿Y sabe que las barbaridades que le dijeron a Pizo no fueron en un campo de futbol, verdad? ¿Usted sabe donde y como le humillaron?”
Futre. “Claro que lo sé, el coche en el cual iban los tres jugadores del Madrid coincidió con el de Pizo en un semáforo y empezaron a burlarse de él con frases como: ‘Pizo eres nuestro ídolo’ y mil barbaridades más”.
Luis: “Pues bien, Paulo (Futre) ¿sabe por qué estoy hoy aquí, en su habitación y a esta hora?
Futre: ¿Por qué?
Luis: Porque hoy vengaremos a Pizo, porque hoy esos tres se van a tragar los insultos que le dijeron a su compañero y hasta el último día de cada una de sus vidas van a recordar este día. Usted esta noche se convertirá en el gran ‘amigo’ de Michel, Gordillo, Hierro, su gran ‘amigo’ Paco Buyo y compañía. Hoy no puede fallar, lo tiene totalmente prohibido. Hoy será su día. Debe humillarlos como ellos hicieron con su compañero. Y ahora vuelva a dormir, pero recuerde que esta noche no me puede fallar”.
Y a continuación Luis se fue de la habitación.

Aquel día Pizo fue “vengado” por sus compañeros y el Atlético de Madrid quedó campeón de Copa. El gran objetivo de Luis había sido que Futre empezase a jugar la final doce horas antes del comienzo “oficial” del partido, quien recuerda con mucho cariño todas sus “guerras” con Luis y como sabía motivar a sus jugadores. A cada uno de forma distinta. La historia previa entre Pizo Gómez y los jugadores del Real Madrid, y su encontronazo en la carretera, había circulado por todos los mentideros de Madrid (la conocí en mi época de estudiante) con unos “adornos” mucho más fuertes que los que aquí se cuentan.

Luis Aragonés 02Momento en que Luis Aragonés intenta motivar a Reyes durante un entrenamiento de la selección nacional, comparándole con el jugador francés Henry y unas frases que luego resultaron muy polémicas.

De Luis Aragonés, el “Sabio de Hortaleza”, “Zapatones”, el “Abuelo”,… han quedado muchos recuerdos e imitaciones que dejan momentos para la sonrisa y la nostalgia. Su legado como jugador y entrenador pasará a la historia. Conocido por sus salidas de tono, frases inoportunas y declaraciones polémicas, era difícil aburrirse con él. A continuación reflejamos una pequeña muestra de su amplio repertorio:
“Y ganar, ganar, y ganar, y volver a ganar, y ganar, ganar, y ganar…”. Una de sus frases preferidas que resumía lo que era el futbol para Luis.
“¿Sabes a cuantos Mundiales ha ido Raúl? A tres, ¿sabes a cuantas Eurocopas ha ido Raúl? A dos. ¡Dime las que hemos ganado!”. Estas fueron sus palabras tras la polémica de la no convocatoria de Raúl, capitán de la selección entonces, después del Mundial de 2006.
“¿Lo han entendido?, ¿lo han entendido? ¿Sí? Pues ésto, ésto (golpeando la pizarra), no vale para nada. Lo que vale es que ustedes son mejores y que estoy hasta los huevos de perder con éstos en este campo. Ustedes son el Atlético de Madrid y hay 50.000 aficionados dentro que van a morir por ustedes. Por ellos, por la camiseta, por su orgullo, hay que salir y decir en el campo que sólo hay un campeón y va de rojo y blanco”. Fue uno de sus discursos más motivador, muy recordado por los seguidores del Atlético de Madrid, que pronunció momentos antes de enfrentarse al Real Madrid en la final de Copa de 1992 en la que vencieron por 2-0.
“Fijaos si tengo amigos de todas las razas, negros, gitanos, que también tengo un íntimo amigo japonés que es sexador de pollos”. Así se explicaba Luis tras sus polémicas palabras para motivar a Reyes durante un entrenamiento de la selección nacional en la que le dijo al oído: “Al negro de mierda dígale que juegue por su cuenta, dígale: soy mejor que usted”, en referencia a Henry, unas palabras que el propio jugador francés le perdonó más tarde al aceptar sus disculpas y la verdadera intención de su frase.
“Me gustaría que la selección tuviera un nombre, una identidad. Igual que Brasil es la canarinha o Argentina la albiceleste, me gustaría que España fuera “La Roja”. Con esta declaración, Luis daba el primer paso al apodo con el que hoy se conoce a la selección española de fútbol y que tantos éxitos nos ha dado los últimos años.
“A mí me van a dar un ramo de flores que no me cabe por el culo ni el bigote de una gamba”.
“Me gusta más el mote de ‘Zapatones’ que ‘Sabio’, porque sólo sé que no se nada”.Luis Aragonés 01

Se podría escribir un libro con las frases más célebres de Luis Aragonés; unas con más acierto que otras, pero todas con una intención no siempre entendida. Con su inseparable cuaderno, su silbato, sus “cosas”,… entregó su vida al futbol. Durante décadas se labró una imagen de gestor y motivador de grupos. ¡¡Siempre entendió la mentalidad del futbolista!! Pero fue con la conquista de la Eurocopa 2008 donde culminó todo lo aprendido. Fortaleció el grupo, lo convenció desde la autoridad y la palabra y lo convirtió en un equipo campeón. Tenían juego y sobre todo convicción. Solo les faltaba la suerte. Y eso ocurrió en los cuartos de final contra Italia en la tanda de penaltys. El peor partido y el más equilibrado, mucho más que en la final ante Alemania. Ese fue el inicio de un ciclo glorioso, de grandes jugadores y una idea común. ¡¡Con Luis llegó el tiqui taca!! Un apasionado que cambió la historia del futbol español con frases que han quedado para el recuerdo: “Ganar, ganar y ganar y volver a ganar y ganar…, eso es el futbol señores”, “Las finales no están para jugarlas, están para ganarlas” o “¿Han entendido la pizarra? Pues no vale de nada, valen ustedes”. Quería que sus jugadores tuvieran un fuerte convencimiento en lo que hacían, que el pensamiento positivo siempre rondara su mente. Que amaran, como él, el fútbol y que a la vez se divirtieran jugando. Luis Aragonés era único.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: