Canciones con historia. “Capri c’est fini”. Hervé Vilard

Los años 60 del siglo pasado fueron para la música su década prodigiosa. Para nuestro país también fueron una revolución en toda regla. No solo en lo musical. Nuestra cultura, algo aislada hasta entonces de las influencias externas, sufrió un cambio espectacullar. También nuestro estilo de vida, forma de ser, de vestir, nuestra actitud,… En resumen todo un comportamiento ante los nuevos ‘aires’ sociales que venían de fuera a una España que se empezaba a abrir al turismo y que hacen brecha en las tradiciones más conservadoras de una sociedad donde imperaba la copla, los boleros, canciones melódicas, de orquesta, y muy poco más. Capri cèst fini 01Un cambio que provoca el despertar de los jóvenes que se comienzan a reunir en guateques (fiestas en casa de las familias), más tarde en pequeños clubs, en los que se baila con despreocupación y donde prima la diversión. Una música a la que, además de ‘ye-ye’ o ‘pop’, muchos llamaron ‘moderna’, de la que formaron parte grandes baladas románticas sobre todo italianas y francesas. Como “Capri c’est fini”, un éxito fulgurante en la voz de Hervé Vilard, uno de los temas más bellos venidos del país vecino. Nostálgica, sugestiva, como su estilo, nos recuerda al otoño, a las playas desiertas, a paseos interminables por la soleada y mítica isla italiana de Capri con sus cielos radiantes y ensoñadoras puestas de sol. ¡El escenario ideal para un primer amor!

René Villard (París, 1946), más conocido como Hervé Vilard, reconocido cantante francés a nivel internacional, su propia biografía ya es una curiosa historia desde el momento de su nacimiento en un taxi mientras su madre se dirigía al hospital para dar a luz. Más tarde, con 6 años, a raíz de la denuncia de una vecina, es enviado al orfanato Saint Vincent de Paul del que intentaría escaparse en repetidas ocasiones, llegando a estar con siete familias distintas que le darían refugio y apoyo. A los 11 años conoce a quien seria su padre espiritual, el abad Angrand, cura del condado de Berry, cuya influencia resultará decisiva en su vida. Aunque a los 14 ya tiene claro que su futuro está en la música, pasarían algunos años más hasta convertirse en una estrella con su opera prima “Capri c’est fini” (1965), siendo amadrinado por la gran cantante Dalida. Un tema cuya historia, como muchas otras, fue fruto de la casualidad. Viajando un día por el metro de París se encontró con un póster publicitario en el que se hacía referencia a las bondades de la isla de Capri como destino turístico, que fue su inspiración para escribir esta canción que alcanzó lo más alto en las listas francesas de manera fulgurante. Su éxito fue tal que al año siguiente, ‘saltando’ todas las fronteras del idioma, se convirtió en un hit internacional que le llevó a recorrer la mayoría de los países de habla hispana, de manera especial España donde fue recibido como un triunfador.


Hervé Vilard interpretando “Capri c’est fini” en sus primeros años”.

Sin título-1

Tanto a la isla de Capri, como al Mar Tirreno que la baña o al golfo de Nápoles, le han cantado desde siempre grandes voces. También poetas como Virgilio (uno de los primeros). Lugar paradisíaco al que han ido a vivir poetas y políticos importantes como Rilke, Neruda, Nietzsche o el mismo Malaparte (su callejero conduce de manera fiel por su memoria), muchos venidos por casualidad, por un mal o buen amor, un desengaño, o por el placer de vivir en sus casas elevadas sobre el Mediterráneo. Foco de inspiración o solo de puro reposo, si por algo se le recordará siempre a Capri es por la canción de Hervé Vilard. Un Capri nostálgico que los jóvenes de los años 60 pudieron recorrer sin ‘salir’ de la pista de baile, del salón de su casa o de la casa de los amigos en los guateques. Una canción que muchos compararon con “Aline” del cantante Christophe, ambas románticas baladas triunfadoras de aquel verano de 1965 junto a ‘”J’entends siffler le train” (‘Escucho silbar al tren’) de Richard Anthony.


Los Mustang, quizás el mejor conjunto de los 60′ realizando versiones de canciones famosas, en su interpretación de “Capri, cést fini”.

“Capri c’est fini”, canción nostálgica que recuerda a un desamor en los tiempos felices, fue grabada por destacados solistas y grupos de la época como Los Mustang, Los H.H., José Guardiola,… incluso por Camilo Sesto en su etapa inicial con Los Botines. Sin embargo, ninguna versión llegó a hacer sombra a un Hervé Vilard que la mantuvo en todo lo alto durante más de una década, siendo el cantante de moda junto a Salvatore Adamo, la gran figura de la canción romántica francesa. “Capri c´est fini” sin duda traspasó fronteras. Y a pesar de tener más de cincuenta años aún sigue vigente en los corazones y en la historia de la música.


Hervé Vilard cantando “Capri c’est fini” en su plena madurez como artista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: