“La religiosa”. Denis Diderot

sin-titulo-1“La religiosa” es una novela con un argumento interesante sobre una época donde era en cierto modo habitual que algunos hijos fuesen obligados por sus padres a entrar en determinadas comunidades religiosas. Narra las vicisitudes de una monja que no tiene vocación, que sufre fuertes presiones familiares y de otro tipo no solo para ingresar en un convento, sino también, una vez dentro, poder renunciar y salir.

Sinopsis
En el siglo XVIII Suzanne Simonin es obligada por su familia a entrar en el convento de Longchamp. No le espera el matrimonio, ni la vida acomodada de sus hermanas. Sus padres le reservan la clausura de un convento. Empobrecido tras las generosas dotes concedidas a las dos hermanas mayores, y sin garantías de su paternidad, el señor Simonin obliga a Suzanne a tomar los hábitos pese a su absoluta falta de vocación.

Como si de una larga carta de Suzanne Simonin se tratara, Diderot presenta en primera persona las torturas que la convención y el fanatismo imponen a una joven novicia contra su voluntad. Terrible sátira de los conventos, describe en esta novela situaciones y acontecimientos que la prensa católica de la época no ocultaba y que alcanzan una intensidad inimaginable.

Denis Diderot, nacido en Langres en 1713, se fue pronto a París a estudiar física, matemáticas y filosofía. Su padre, que le quería teólogo, le negó su apoyo económico por lo que tuvo que ganarse la vida redactando artículos literarios. De si mismo llegó a decir que solo sabía ‘llenar cuartillas’. Así como Voltaire le admiraba, Goethe le reprochaba no haber sido capaz de crear nada nuevo. Para Diderot la escritura consistía en la transcripción de su pensamiento, siendo la incipiente burguesía y la nueva intelectualidad los que más comulgaban con sus doctrinas. Murió en París en 1784 antes de que estallara la revolución francesa. Su obra había escandalizado a la sociedad como ninguna otra lo había hecho hasta entonces. Sus ‘Pensamientos filosóficos’ (1746) acabaron en la hoguera por orden expresa del Parlamento, ‘El paseo del escéptico’ (1747) fue prohibido antes de que se imprimiera y algunas de sus obras, como ‘‘Carta sobre los ciegos’ (1749), solo pudieron publicarse fuera de su país, lo que le valió para ser encarcelado más tarde en Vincennes bajo la acusación de ateo por el tono escéptico y sus tesis agnósticas. Muchas de sus novelas y cuentos se publicaron después de su muerte. En su obra se ataca con cierta frecuencia al cristianismo y critica con ferocidad, bastantes veces con argumentos sólidos, las ideas dominantes de la época. Esa especie de rebeldía y una provocación dirigida contra los sectores más reaccionarios de la sociedad constituyen una actitud que siempre mantuvo, incluso de joven aunque entonces centrada contra la figura de su padre.

Uno de los mayores logros de Denis Diderot, junto a Jean D’Alembert, reconocido matemático y filósofo, fue la dirección de L’Encyclopédie (Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers) con más de 70000 artículos y más de 140 colaboradores, entre los que estaban filósofos tan importantes como Voltaire, Rousseau o Montesquieu, cada uno se encargado de distintas parcelas. Editada entre los años 1751 y 1772, su propósito era la difundir de forma clara y sencilla el conocimiento y el saber bajo una óptica lo más pragmática posible. Considerada una de las grandes obras del siglo XVIII por abarcar en síntesis los principales conocimientos de la época, fue arma política y objeto de enfrentamientos entre editores y los poderes secular y eclesiástico. Su importancia fue tal que se convirtió en símbolo de la Ilustración, movimiento cultural e intelectual europeo desarrollado desde finales del siglo XVII hasta el inicio de la Revolución francesa, así denominado por intentar poner en primer término el predominio de la razón.

sin-titulo-2

La incorporación de Diderot y D’Alembert a L’Encyclopédie fue un gran acierto. Pasó de ser una mera traducción a la creación de una obra destinada a ‘vulgarizar’ los conocimientos con trabajos inéditos bajo una perspectiva laica y burguesa. Desde el inicio de su publicación se formaron dos bandos: el poder religioso con los jesuitas al frente (con el Delfín del Rey, sus allegados y una parte de la intelectualidad), y los mejores escritores de la época (con otra parte de la corte y Madame de Pompadour, amante del rey). L’Encyclopédie pasó a formar parte de los libros prohibidos por la Iglesia Católica en 1759.

“La religiosa” resume muchos de los pensamientos de Diderot. Su argumento está basado en un caso real vivido de cerca por el propio escritor en 1760. Una historia que escuchó en casa de Madame d’Epinay, escritora francesa conocida por su relación sentimental con Rousseau y amiga de Diderot y otras figuras de la ‘Ilustración’, que causó conmoción en los círculos progresistas de París en la persona de Marguerite Delamarre, una joven religiosa que fue procesada por rechazar los votos por las mismas razones que la protagonista del libro. Fue una noticia que impactó de manera muy especial en el marqués de Croixmare, amigo de Diderot, quien parece quiso ayudar a la muchacha y entonces el escritor y algunos amigos concibieron gastarle una broma comunicándole que había huido del convento y solicitaba su favor.  Una vez aclarado el equivoco, Diderot conservó la anécdota de una época donde era práctica bastante común recluir en conventos a las jóvenes con poca fortuna, que fue lo que realmente le motivó a relatar en forma de memorias una obra que habría de convertirse en uno de los clásicos de la literatura francesa. Si bien hay que decir que ya antes se había planteado escribir sobre la vida en las comunidades religiosas francesas al no poder olvidar el triste final de su hermana en el convento de las Ursulinas de Langres, su ciudad natal, donde fue recluida por su débil salud mental. 

velada-literaria-biblioteca-diderotVelada literaria en la biblioteca de Denis Diderot. Año 1879. Autor: Jean Louis Meissonier, pintor, escultor y académico francés.

Al inicio de sus ‘Pensamientos Filosóficos’ (1746) Denis Diderot incluyó una pequeña nota aclaratoria en la que afirmaba: “Escribo sobre Dios; cuento con pocos lectores y sólo aspiro a ciertas adhesiones. Si estos pensamientos no complacen a nadie, no podrán ser sino malos; pero los consideraría detestables si complacen a todo el mundo”. En “La Religiosa”  plantea un tema conflictivo en su época como es el derecho de la mujer a elegir su propia libertad. En ella destacan sobre todo aspectos como las presiones psicológicas para romper la voluntad del individuo, que traslada al ambiente de una comunidad religiosa donde tan importantes son los votos de humildad y servicio a la congregación; o el tipo de liderazgo ejercido por las madres abadesas en los conventos, tan distinto de unos a otros. Una novela profunda y a la vez entretenida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: