Canciones con historia: “Lola”. The Kinks

“Lola”, quizá la canción más famosa de la banda The Kinks, uno de los grupos de rock más influyentes de todos los tiempos, fue escrita por su cantante Ray Davies para ‘Lola versus Powerman and the Moneygoround, Part One’, su octavo álbum ‘conceptual’ publicado en 1970. El término ‘conceptual’ se aplica a aquel álbum cuyas canciones están unificadas por un tema común, bien instrumental, narrativo, bien en su composición o en las letras. A diferencia de un álbum ‘normal’ compuesto por temas sin conexión alguna, todas las canciones se planifican en torno a una historia única o ‘concepto’. En este caso hace referencia desde un punto de vista satírico a distintos aspectos de la industria discográfica y sus partes más representativas: sindicatos, prensa, directivos,… abordando para ello diferentes géneros como el folk, el rock ‘duro’, incluso el music hall tradicional británico. A pesar de que su lanzamiento se realizó en una etapa de transición del grupo resultó un éxito de crítica y ventas que les ayudó a recuperar el lugar predominante que habían perdido. En cierta manera fue su álbum de ‘regreso’. “Lola”, uno de los dos singles extraídos del mismo, se convirtió en un éxito mundial alcanzando el Top 10 en EEUU. Un triunfo, que junto al del propio álbum (top 40), hizo que la compañía RCA Records les firmase un contrato millonario que les permitió, entre otras cosas, disponer de su propio estudio de grabación y un mayor control creativo sobre sus temas.

La historia de “Lola” es cuando menos singular. Al menos en lo que a inspiración se refiere. Su letra relata el encuentro romántico entre un joven y un travesti al que conoce en Londres en una discoteca del Soho. Ray Davies, en el libro ‘The Kinks: The Official Biography’, cuenta que escribió la canción después de que Robert Wace, el manager del grupo, hubiese pasado la noche bailando con un travesti. Así lo refiere: “Recuerdo un incidente en una discoteca… en su apartamento, Robert Wace había estado bailando con una chica morena, y nos dijo: ‘Realmente chicos estoy a punto de hacer algo’. Y nos pareció bien hasta que nos fuimos a las 6 de la mañana y entonces le dije con toda confianza: ‘¿Has visto su barba?’ A lo que contestó: ‘Si’. Pero creo que estaba demasiado bebido para importarle, o quizás me equivoco…”. También añade que un suceso similar les ocurrió mientras se encontraban de gira por Europa. Estas dos situaciones acerca de ‘la noche y sus consecuencias’ fueron las que le ‘animaron’ a escribir “Lola”.


The Kinks en 1970 cantando “Lola” en directo.

“Lola”

Hablando de “Lola” decir que la letra original incluía la palabra ‘Coca-Cola’ que luego se tuvo que cambiar porque transgredía la política de la BBC contraria a la publicidad de productos. Se sustituyó por ‘Cherry Cola’ y obligó a regrabar a toda prisa parte de la canción. ¡Eso si!, en sus conciertos continuaron usando la palabra original. Otra historia o leyenda urbana, nunca confirmada, fue la contada en su autobiografía por Dave Davies, considerado uno de los 100 guitarristas más grandes de todos los tiempos por la revista Rolling Stone en el año 2003. Con menos protagonismo en la banda que su hermano, con el que mantuvo una tensa relación profesional durante los 30 años de carrera juntos, Dave señalaba que fue él quien llegó al estudio con la música de “Lola” compuesta y que tras mostrársela a su hermano éste le añadió la letra. Sin embargo en los créditos del disco solo se hizo referencia a Ray como autor, lo que le molestó mucho. Tanto que aún sigue reclamando su participación.


The Kinks en una divertida imagen durante una gira por Suecia en 1965.

Al igual que muchos de los grandes grupos británicos, The Kinks comenzaron su carrera en los años 60. En su origen (1963) estaban formados por los hermanos Ray Davies (cantante y guitarra rítmica) y Dave Davies (guitarra principal y voz), que permanecieron siempre en la banda, Peter Quaife (bajo y voz) y Mick Avory (batería y percusión), sustituidos más tarde por John Dalton (1969), John Gosling (1970- incorporado como teclista), Bob Henrit (1984) y otras incorporaciones. Para muchos ocupan el cuarto lugar entre las bandas más importantes de su país tras The Beatles, The Rolling Stones y The Who, por delante de The Animals, Herman’s Hermits, Led Zeppelin o The Searchers entre otros, todos pertenecientes a lo que entonces se denominó, sobre todo en EEUU, ‘La Invasión Británica’ (‘The British Invasion’). En febrero de 1964 aparece su primer disco ‘Long tall Sally’, una versión del reconocido tema de Little Richard y en agosto de ese mismo año lanzan al mercado ‘You really got me’, la canción que cambiaría su suerte (Nº 1 en las listas del Reino Unido y Top 10 en EEUU) y en cierta manera el concepto de música rock, caracterizada por un duro riff de guitarra y una fuerte estructura rítmica.

La época más destacada de The Kinks dura hasta finales de los años 70 y su etapa dorada abarca el período 1967-1972 donde influyen con sus canciones y álbumes ‘conceptuales’ que reflejan la cultura y el estilo de vida inglés. La década de los años 80 camina entre discos desiguales, aunque aún pudieron demostrar su talento con algunos temas que incluso entran en las listas de éxito. Se disolvieron en 1996 a causa de las fuertes tensiones entre los hermanos Davies y el fracaso comercial de sus discos. Su última actuación tuvo lugar cuando el grupo se juntó para el 50 cumpleaños de Dave Davies. Su historiador y cronista Doug Hinman dijo al respecto: “El simbolismo del evento es imposible de pasar por alto. La fiesta se celebró en el pub Clissold Arms, el mismo sitio donde comenzaron su carrera musical, en la acera de enfrente de su casa de la niñez en Fortis Green, en el norte de Londres”. Según Peter Quaife: “…tanto The Rolling Stones como The Kinks éramos conscientes de que no habría forma de superar la fama de The Beatles, pero nosotros podíamos haber sido más famosos que los Stones si hubiésemos colaborado más en lugar de pelearnos constantemente”. Quaife, que a mediados de 1966 sufrió un serio accidente automovilístico, siendo sustituido por John Dalton, fue cofundador y miembro del grupo entre 1963 a 1969 con su amigo de escuela Dave Davies, a los que se incorporó poco después su hermano Ray.


The Kinks durante una actuación en TV en 1967.

En sus inicios, The Kinks se encontraban en la frontera de géneros como el R&B y el blues, aunque enseguida experimentaron con sonidos más fuertes como el rock y el hard rock. Al haber sido una banda pionera en este último campo, han sido llamados con frecuencia los ‘punk originales’. Al principio tuvieron a menudo una tumultuosa relación con los promotores de los conciertos y propietarios de los hoteles por su afición a la bebida. Tanto que en los años 60 tenían prohibida la entrada en muchos hoteles por los destrozos y tropelías que cometían. Estuvieron por primera vez a España en 1966, y al igual que con The Beatles su visita resultó muy complicada con serios altercados con la policía y problemas con la organización. Sin embargo, cuando en 1986, 20 años después, regresaron para actuar las fiestas de San Isidro de Madrid lo hicieron por todo lo alto. Así lo contaba el diario ABC:
“The Kinks, viejo y dorado encanto de un ‘príncipe del rock’. El Auditorio de la Casa de Campo abarrotado para ver a la mítica banda. Si es cierto que en el auditorio inaugurado anteayer caben, por decirlo de la manera más práctica posible, cuarenta mil personas, al concierto de la mítica banda de ‘rock’ acudieron, sin afán de ponderar, alguno más. Han sido demasiados años de espera. Muchas horas de aguante regustando pistos condimentados en aquellos punteos, tiempo suficiente para que, al que más y al que menos, las chorreras de la camisa se le parcheasen de cuero. Fue el de los Kinks, el viejo sabor de la cariñosa estocada: ‘oldies but goldies’. No fue necesario reclamar un primer éxito. Bien es verdad que para una de las tres mejores bandas de la historia del rock los conciertos ahora se convierten en una sucesión de éstos. Pero, quizá, y hasta que no sonó ‘Lola’, nadie pudo creerse de verdad que se encontraba ante el espectáculo musical que siempre había soñado”.

The Kinks fue un grupo de culto amado y odiado al mismo tiempo. Nunca pasó desapercibido. Supo moverse bien en diversas épocas y estilos musicales. Considerada una de las bandas más grandes de la historia del rock, su canción “Lola” fue su mayor éxito en todo el mundo.


The Kinks interpretando “Lola” en uno de sus conciertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: