Felicidad, bienestar y las cosas importantes de la vida

Felicidad y bienestar son dos conceptos que muchas veces se confunden. Bienestar, en sentido breve y estricto, es sentirse bien o satisfecho con uno mismo, o con la vida que le ha tocado vivir. Es un estado de satisfacción personal, de comodidad, que considera positivos aspectos como la salud, el éxito social, económico y profesional, la alegría de vivir, la armonía con uno mismo y su entorno y la sensación de haber logrado alcanzar ciertas metas. Sin embargo, la felicidad suele ir aparejada a una condición interna o subjetiva de satisfacción y alegría, cuyo grado han tratado de ‘formalizar’ algunos psicólogos mediante distintos tests; incluso la han llegado a definir como una medida de bienestar subjetivo (percibido solo por la propia persona) que influye en las actitudes y comportamiento. Aquellas personas que tienen un alto grado de felicidad suelen mostrar un enfoque positivo del medio en que se mueven, sintiéndose motivadas para conquistar nuevas metas.

Todo esto viene a cuento porque circula por Internet un interesante vídeo titulado “Una verdadera lección para una vida más feliz”, donde un profesor se dirige a sus alumnos y les habla de las cosas importantes para intentar ser feliz. Lo cuenta más o menos así:

Un profesor saca un tarro vacío y comienza su clase diciendo:
Todos tenemos esta vida para vivirla, sombras fugaces existen en todas ellas.
En este vasto universo tenemos la capacidad para lograr cualquier cosa.
Verdaderamente cualquier cosa, si invertimos nuestro tiempo de manera inteligente.

A continuación, introduce unas pelotas de golf en el tarro hasta que aparentemente se llena y pregunta:
¿Está el tarro completo?
Si.
Contestan los alumnos.
Entonces el profesor coge unos cuantos guijarros, los echa al frasco entre sus huecos hasta que se llena y pregunta:
¿Y ahora está lleno el tarro?
Si.
Contestan de nuevo los alumnos.
Saca entonces un bote con arena, lo echa hasta que se llena, y mientras los alumnos sonríen pregunta:
¿Está lleno el tarro?
Si.
Contestan una vez más sonriendo.
Finalmente saca una botella de cerveza, la echa en el tarro hasta que se llena, y dice:

Ahora quiero que reconozcan que este tarro representa sus vidas. Las pelotas de golf son las cosas importantes: familia, amigos, salud y pasiones. Los guijarros corresponden a las demás cosas importantes: coche, trabajo, casa. La arena es todo lo demás, las cosas simples de la vida.
Ahora bien, si pones la arena en el primer lugar del tarro no habrá lugar para los guijarros o para las pelotas de golf.
Lo mismo ocurre en la vida. Si gastas toda tu energía en las cuestiones pequeñas no tendrás tiempo para lo realmente importante. Lo que verdaderamente importa
Presta atención a las cosas que son básicas para tu felicidad. Cuida primeramente las pelotas de golf, las cosas realmente importantes.
Evalúa tus prioridades porque todo lo demás es simplemente arena.

Entonces un alumno levanta su mano y le hace una pregunta al profesor:
Profesor: ¿Qué representa la cerveza?
A lo que el profesor contesta:
Me alegra que pregunte. Viene a mostrar que no importa lo ocupado que estés, lo ocupada que aparente ser tu vida, porque siempre habrá un hueco para tomar un par de cervezas con un amigo.


Vídeo “Una verdadera lección para una vida más feliz”.

El doctor Albert Figueras, médico, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, consultor de importantes organismos internacionales, escritor, especialista en bienestar, comenta en una entrevista cosas muy interesantes sobre ambos conceptos: felicidad y bienestar. Entresacamos algunas frases:

“El ser humano debe aprender a disfrutar de las pequeñas grandes cosas que existen, aunque cueste reconocerlas”.

“Desde un punto de vista neurológico, la felicidad es un estado momentáneo en el que el ser humano se siente bien. La felicidad pasa casi desapercibida, por eso hay que estar atento de vivir el momento presente en toda su dimensión y con todos sus sentidos para que cuando llegue no se nos escape. La gente suele vivir pensando en el futuro y se olvida de que lo único que está viviendo es el momento presente. La gente espera una felicidad eterna y no existe”.

“Cada uno debe buscar la fórmula que mejor le funcione. Si alguien te dice cómo hacer para conseguir la felicidad, seguramente le esté dando la suya propia, y difícilmente servirá a otra persona. Lo único que vale es saber cómo respondo yo a un estímulo en concreto. Identificar cómo y cuándo me siento bien y por qué”.

“Bienestar es química y se llama oxitocina, que es la hormona de la calma, del amor y la sanación. Se ha demostrado que existen placebos personales que nos la disparan. Cada uno debe encontrar los propios. Podría ser, por ejemplo, correr bajo la lluvia, leer un libro o ver cualquier película con la persona que amas al lado”.

“A veces no establecemos el baremo de la felicidad en nosotros mismos sino en los demás, y queremos ser tan felices o más que éste o aquél y es imposible. Nos creemos que los demás son bastante más felices de lo que en realidad son. Además, nos han vendido una gran felicidad que no existe. Vivimos presos de una cárcel mental por la educación que hemos recibido, por nosotros mismos, por las personas que nos rodean. Hay parejas que no funcionan y permanecen juntas años tras años”.

“Hay que optimizar la vida para sacarle el máximo partido observando y experimentando. Hay que crear, reírse, jugar, observar, saber que la vida está llena de incertidumbres, y ser conscientes de que no siempre es bonita. Porque es algo inherente a la vida y a la felicidad. El problema está en que el ser humano está educado para evitar el dolor a toda costa. Por eso muchas veces busca un atajo, como las drogas, o depender de otras personas, de situaciones o de costumbres. Vivimos presos de una cárcel mental que no tiene rejas”.

“La solución está en olvidarse del pasado. Lo pasado, pasado está. Y el futuro, ya llegará. Este momento, el que estás viviendo ahora, huele a algo, sabe a otra cosa, hay risas, lágrimas, alegrías, penas, caricias, golpes, calma, tempestades. Reírse, abrazarse, oler una fragancia determinada o escuchar una canción en particular no son sólo un ejercicio placentero, sino que son sanadores y reducen el dolor y la ansiedad”.

“Antes asociábamos felicidad con tener la mejor televisión del mercado. Tal vez ahora la gente se dé cuenta de que estar con la persona que quieres viendo una película una tarde cualquiera es uno de los mayores placeres con que te puede obsequiar la vida”.

Confundir felicidad con bienestar, incluso con el éxito, es muy común. De hecho, todos lo hemos hecho alguna vez sin ser conscientes de ello. Es verdad que existen vínculos que los interconexionan, pero también bastantes diferencias. Si se quieren alcanzar o al menos intentarlo, es muy importante distinguirlos, conocer su significado. De esa manera se evitarán confusiones.

El éxito consiste en alcanzar determinados objetivos y por lo general es tangible. Además de poder medir o estimar en muchos casos, también se puede gestionar. El concepto bienestar está relacionado con conseguir un estado en el que uno se siente bien, disfruta, y lo hace en medio de sensaciones agradables. Tiene mucho que ver con su propio nombre: ¡estar bien! Además, al igual que el éxito, se puede gestionar. Sin embargo, lo que se entiende por felicidad es mucho más complejo. Más profundo. No tiene una definición concreta. Solo se puede conocer a través de la experiencia personal. Tiene mucho que ver con el momento presente. ¡El ahora! Por eso es tan distinta del bienestar y el éxito, estados que se pueden alcanzar si se manejan bien. La felicidad solo existe en el presente. De ahí que cada persona tenga su propia definición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: