“Dispara, yo ya estoy muerto”. Julia Navarro

junio 11, 2018

“Dispara, yo ya estoy muerto”, obra de Julia Navarro, es una excelente novela cuyo argumento central gira alrededor del conflicto árabe-israelí. Narrado desde la visión de ambos lados, una vez más se demuestra que en estos casos la razón no se encuentra solo en una parte. Trata con ecuanimidad, y ayuda a comprender, un tema que sigue sin solución. A pesar de los múltiples intentos realizados, siempre hay algo que impide que llegue a buen término. Si bien no existe una solución óptima, ha habido ocasiones en las que se ha estado a punto de llegar a un acuerdo. Quizás el menos malo; a veces hasta el único posible en una guerra con familias y amigos separados y enfrentados, que tantas víctimas ha ido dejando por el camino. No se sabe muy bien por qué, o quizás si, al final casi siempre la política acaba interviniendo en la mala dirección. Muchos amigos y vecinos, con lazos fraternales desde su niñez, influidos por una ideología contrapuesta acaban siendo enemigos encarnizados en una lucha donde los sentimientos, y no la razón, pasan a ocupar la prioridad de sus vidas. Con unos diálogos profundos narra las causas de un conflicto donde los intereses personales y políticos están por encima de los propios ciudadanos. Un desenlace espléndido pone fin a una novela que no tiene ni un momento de respiro. Del desgarro emocional que provoca esta guerra lo expresa muy bien la propia autora en una nota a pie de página: “Los personajes de esta novela viven conmigo, me han enseñado mucho, forma parte ya de mi historia personal”.

Sinopsis
A finales del siglo XIX, durante la última etapa zarista, los Zuker, perseguidos por su condición de judíos, tienen que abandonar Rusia huyendo del horror. A su llegada a la Tierra Prometida, Samuel Zucker adquiere las tierras de los Ziad, una familia árabe encabezada por Ahmed. Entre él y Samuel nace un fuerte vínculo, una sólida amistad que, por encima de las diferencias religiosas y políticas se mantiene generación tras generación. Las vidas entrecruzadas de los Zucker y los Ziad plasman la gran aventura de vivir y convivir en un territorio marcado por la intolerancia. Varsovia, San Petersburgo, Jerusalén, París, Madrid o Toledo son algunos de los escenarios que conforman una historia llena de historias, una gran novela que esconde dentro muchas otras, ofreciendo un conjunto que arranca a finales del siglo XIX y llega hasta 1948.

Julia Navarro (Madrid, 1953), hoy escritora de éxito, dedicó más de 35 años de su vida al periodismo, profesión que en la actualidad apenas ejerce. Trabajó en grandes medios de comunicación como la SER, Cope, TVE o Telecinco. Una etapa que recuerda con entusiasmo, que comenzó cuando se iniciaba la Transición Española hacia la actual Constitución. Siempre ha sido reconocida su capacidad y prestigio como periodista y comentarista política, comenzando a escribir un poco por casualidad durante unas vacaciones de verano, Cuenta que su primera novela, ‘La Hermandad de la Sábana Santa’, surgió tras la lectura de un obituario. Publicada en el año 2004, se convirtió en un éxito internacional. A pesar de que sus obras se suelen encajar en el género histórico, no se encuentra muy de acuerdo con esta apreciación y suele decir: “Yo me rebelo cuando dicen que escribo novela histórica. Hay otros escritores donde de verdad el peso de la historia es muy importante. Lo que pasa es que tengo una obsesión porque los escenarios a los que subo a mis personajes estén bien construidos, respondan al momento histórico que están viviendo, y a la documentación le dedico mucho tiempo. Pero para mí la historia sólo es un escenario, no quiero contarla; lo que me interesan son los personajes”. Hasta el momento ha publicado seis novelas, todas muy bien acogidas por la crítica: ‘La Hermandad de la Sábana Santa’, ‘La Biblia de barro’, ‘La sangre de los inocentes, ‘Dime quién soy’, “Dispara, yo ya estoy muerto” (2013) e ‘Historia de un canalla’ (2016).

“Dispara, yo ya estoy muerto” es una de las obras más complejas de Julia Navarro. También una de las más ambiciosas, pues abarca desde finales del siglo XIX hasta 1948. Un período donde se mezclan historia y política y nos sumerge en la formación del estado de Israel con el nacimiento del panarabismo (ideología política que propone que todos los pueblos árabes conforman una única nación), los asentamientos de judíos en la Palestina entonces ocupada por los británicos y la formación de las milicias judías, todavía en embrión. Aspectos muy importantes que tanto influyeron en una época no tan lejana y convulsa y que aún persisten en la actualidad. Oriente Próximo es el escenario y judíos y árabes son sus protagonistas. Con más de medio siglo de violencia entre palestinos e israelíes, su historia arranca con una entrevista entre un hombre y una mujer que no se caen bien a primera vista; una trabajadora de una ONG, mujer madura, con una actitud beligerante contra la colonización israelí y un padre, ya anciano, de uno de los principales líderes de la política de asentamientos se muestran con sus sentimientos a flor de piel. Sin embargo, y a pesar de sus diferencias, poco a poco irán acercando sus posiciones a través de sus conversaciones. Aún manteniéndose firme en su compromiso israelí, en un momento determinado el padre señala una frase que encierra una gran verdad: “No soy partidario de que se construyan nuevos asentamientos. Defiendo el derecho de los palestinos a tener su propio Estado”.

En el fondo se trata de la apasionante historia personal de dos familias que persiguen sus sueños y que terminan luchando en un mundo lleno de intereses. La intensa vida de una saga familiar de personajes contrapuestos que entrelazan sus vidas por momentos en una existencia llena de contrasentidos. Como si se tratara de un enorme rompecabezas, una de las partes nos irá relatando la historia de una familia israelí, mientras que la otra ofrece la versión árabe de esas mismas vivencias. En realidad, “Dispara, yo ya estoy muerto”, historia llena de historias, es una gran novela que esconde muchas otras. Desde su enigmático título hasta su inesperado final mantiene las emociones siempre presentes.

Anuncios

“Patria”. Fernando Aramburu

abril 2, 2018

En “Memoria de Euskadi”, libro publicado poco antes de las elecciones autonómicas vascas del año 2009, la periodista María Antonia Iglesias, que no siempre ha mantenido posiciones equidistantes en torno al debate político, exponía a través de 32 entrevista los diferentes puntos de vista de distintos personajes en un tema tan difícil como es el terrorismo en el País Vasco.

Bajo una óptica muy distinta, que tiene mucho más en cuenta las emociones y vivencias de una sociedad convulsionada por la lacra del terror, traemos a colación ‘Patria’, la espléndida novela de Fernando Aramburu, que en un relato vibrante, mucho más humano, narra sus duras consecuencias, la división en la convivencia diaria en un pequeño pueblo donde todos se conocen, hasta el punto de volverse insoportable, donde ¡familias antes bien avenidas, ahora respiran odio! Lo hace en toda su crudeza con unos diálogos simples al tiempo que profundos, en un ambiente de acoso y derribo donde salen a relucir el rencor y la lealtad, el sin sentido de la ‘lucha armada’, así llamada para justificar las execrables acciones de una ‘guerra’ de la que no se conoce su final, pero si los crímenes y la ruptura que provoca.

SINOPSIS
El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido cuando volvía de su empresa de transportes?

Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y de sus maridos, tan unidos en el pasado?

Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte de Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza. Desde 1985 reside en Alemania. Fue miembro del Grupo CLOC de Arte y Desarte. Considerado como uno de los narradores más destacados en lengua española, es autor de las novelas ‘Fuego con limón’ (1996), ‘Los ojos vacíos’ (2000) (que junto con ‘Bami sin sombra’ (2005) y ‘La gran Marivián’ (2013) conforman la ‘Trilogía de Antíbula’), ‘El trompetista del Utopía’ (2003), ‘Viaje con Clara por Alemania’ (2010), ‘Años lentos’ (2012, VII Premio Tusquets Editores Vela y Premio de los Libreros de Madrid) y ‘Ávidas pretensiones’ (Premio Biblioteca Breve 2014). Como cuentista ha publicado ‘Los peces de la amargura’ (2006, XI Premio Mario Vargas Llosa NH, IV Premio Dulce Chacón y Premio Real Academia Española 2008) y ‘El vigilante del fiordo’ (2011). En 2016 entrega su novela definitiva, “Patria”, una historia imprescindible, extremadamente valiente y conmovedora, que reclama ser leída por todos. Uno de los libros más impresionantes de la literatura española reciente.

Fernando Aramburu en el ‘El Peine del Viento’, conjunto de esculturas de Eduardo Chillida situado en un extremo de la bahía de La Concha, al final de la playa de Ondarreta, en San Sebastián.

“Patria” es un relato vibrante, un testimonio conmovedor, de lo que ha supuesto la banda terrorista ETA en la vida de todos los españoles, y en especial su impacto en los ciudadanos vascos. Un alegato a la sinrazón de las víctimas causadas, al desamparo sufrido por sus familias, a la impunidad con que actuaban los asesinos, al rechazo a reconocer el daño causado. Nos ayuda a descubrir lo que significó el terrorismo, la criminalidad a pie de calle, las vivencias diarias de quienes lo practican y los que lo sufren, la fuerte tensión en la vida cotidiana de los pequeños pueblos, en sus casas, en los bares, de los que callan, de los amigos que dejan de hablarse, de los que tienen que marcharse en contra de sus deseos. Es una historia de gentes que viven en un ámbito concreto, que no comprenden, que sufren, que poco pueden decir sin estar pronto marcados. Una gran novela, un testimonio imprescindible, que nos muestra a una sociedad enferma por una ideología fanatizada, donde la Iglesia, o mejor sus representantes, es también cómplice y culpable, en una comunidad en que todos se conocen, que hace del silencio su norma y de la delación su contribución a la causa. “Patria” marca una época del País Vasco donde muchos de sus habitantes están atenazados por el miedo y miran hacia otro lado.


“Un mundo sin fin”. Ken Follet

febrero 6, 2018

Novela espléndida. Ese es el adjetivo. Continuación de “Los pilares de la Tierra” sigue su línea ascendente. Muy bien documentada con descripciones magníficas como las batallas entre ingleses y franceses, nos sumerge en una época donde la historia y ficción de los personajes es apasionante. Engancha desde el inicio. No tiene desperdicio de principio al final.

Sinopsis
Desde la publicación de ‘Los pilares de la Tierra’ en 1989 millones de lectores de Ken Follet a lo largo de todo el mundo han esperado ansiosamente este libro. El momento ha llegado.

“Un mundo sin fin” está ambientado en la misma ciudad de Kingsbridge, dos siglos después de la construcción de su majestuoso templo gótico. La catedral y el priorato vuelven a formar la base de esta magnífica historia de amor y de odio, de ambición y de venganza, con el fondo amenazador de la Peste Negra que aniquiló a la mitad de la población europea.

Intriga, asesinatos, hambruna, plagas y guerras. Un retrato admirable del mundo medieval y una novela extraordinaria que aporta una nueva dimensión a la ficción histórica.

Ken Follet nació en Cardiff (Gales) en 1948. A los diez años se mudó con su familia a Londres. Licenciado en filosofía por la University College de Londres, trabajó como periodista en el South Wales Echo de Cardiff y el Evening News de Londres. Durante sus años de reportero comienza a escribir obras de ficción. Tras diez libros publicados con seudónimo, alcanza su primer triunfo importante en 1978 con ‘El ojo de la aguja’’, premio Edgard Allan Poe para escritores de misterio. Es a partir de entonces cuando inicia su larga carrera de éxitos internacionales, primero como autor de novelas de espionaje hasta adentrarse en el campo de la novela histórica con “Los pilares de la Tierra”, su primer gran best seller internacional. Entre sus obras más destacadas merece la pena citar: ‘La clave está en Rebeca’ (1980), ambientada en la II Guerra Mundial, ‘El hombre de San Petersburgo’ (1982), ‘Las alas del águila’ (1983), ‘El Valle de los leones’ (1986), ‘El escándalo Modigliani’ (1988), ‘Los pilares de la Tierra’ (1989), ‘Un mundo sin fin’ (2007) y la trilogía ‘The Century’, integrada por ‘La caída de los gigantes’ ( 2010), ‘El invierno del mundo’ (2012) y ‘El umbral de la eternidad’ (2014), a la que dedicaremos un próximo post y cuyos protagonistas pasarán por las vicisitudes de las dos guerras mundiales. En la actualidad vive con su esposa Bárbara en una vieja rectoría de Hertfordshire.

En una entrevista concedida al diario ‘El País’ en el año 2008, poco después de la publicación de “Un mundo sin fin”, habla sobre su libro y diferentes aspectos de su vida y obra. Por su interés, entresacamos algunos de los párrafos más interesantes:

Usted escribió diez libros con seudónimo que no tuvieron precisamente éxito antes de ‘El ojo de la aguja’ en 1978. ¿Qué recuerda de aquella época?
“Trabajaba como periodista para el periódico londinense The Evening News, cuando se me rompió el coche. La reparación me costaba 200 libras. Nos habíamos trasladado a Londres, acababa de nacer mi hija, teníamos una casa grande y una gran hipoteca. ¡Y no tenía dinero para reparar el coche! Estaba en el taller, no lo podía mover de allí, y fui al banco para pedir un préstamo, pero me lo denegaron. No sabía qué hacer. Uno de los periodistas de The Evening News había escrito un thriller que publicó, y obtuvo del editor doscientas libras, justo la cantidad de dinero que necesitaba. Por lo que le dije a mi primera mujer, Mary: ‘Ya sé cómo vamos a recuperar el coche, voy a escribir un thriller”. Lo escribí rápidamente, se lo envié al editor y obtuve las doscientas libras para el coche. No era un libro muy bueno, pero pensé: ‘Si trabajo duro, la próxima vez podría ser mejor’.

Era por entonces un escritor en la oscuridad. Solía ir a las librerías, y en el escaparate encontraba enormes pilas de libros de Frederick Forsyth o Sidney Sheldon. Y en la parte trasera, un par de copias de mis libros. Y solía preguntarme el motivo. Hay muchos autores que culpan a sus editores de que sus libros no vendan por no promocionarlos lo suficiente. Yo nunca hice esto. Siempre asumí que era por mi culpa. Pasé muchos años pensando sobre lo que tenían esas historias que las hacían tan excitantes como para que la gente las comprara. Empleé mucho tiempo en averiguar cómo escribir historias así.

Hasta que escribí ‘El ojo de la aguja’. Sabía que era algo mucho mejor que lo que había hecho con anterioridad. Había mejorado realmente mi trabajo, pero nunca imaginé lo popular que llegaría a ser. No soñaba que, treinta años después, el libro seguiría vendiéndose en todo el mundo. Pero sí tenía el convencimiento de que sería un éxito. Fue un punto de inflexión en mi carrera. Tenía un agente americano, alguien muy inteligente que sabía de historias de ficción. Aprendí mucho de él sobre el trabajo que yo hacía, me contaba su opinión sobre lo que tenía que cambiar, fue bastante importante. Vendió la historia a una editorial americana por 20.000 dólares, y realmente fue estupendo, con eso podía vivir dos años. En aquellos días, los editores de tapa dura y de bolsillo funcionaban por separado, no eran los mismos. Los de tapa dura fueron los que compraron mi libro y después pujaron para comprar los derechos de bolsillo. La subasta se cerró en 800.000 dólares. Mi editor de tapa dura tenía una parte de ello, pero finalmente me quedé con medio millón. Mi vida cambió de inmediato.

Catedral de Santa María de Vitoria, templo gótico de tres naves, crucero y presbiterio rodeado de girola con tres capillas adyacentes, en cuyo deterioro se inspiró Ken Follet para describir los problemas de estabilidad de su catedral de Kingsbrigde en “Un mundo sin fin”.

¿Qué es más importante, los personajes o la historia?
La historia. Algunos escritores piensan en dos o tres personajes, los juntan y luego crean una historia que crece a su alrededor. Yo pienso en la historia, en hechos dramáticos y excitantes que puedan ocurrir, y entonces me pregunto qué tipo de personas pueden llevarlos a cabo. Muchos escritores ponen el énfasis en los personajes, y yo lo hago en la trama.

Y la trama de ‘Un mundo sin fin’ relata a través de más de 1.100 páginas vidas y destinos de cinco personajes en Kingsbridge en el siglo XII, doscientos años después de ”Pilares’ (‘Los pilares de la Tierra’): Godwyn, el prior del pueblo y malvado confabulador; Merthin, el arquitecto, que se enfrenta al desafío de construir un puente para que el pueblo no muera comercialmente y luego edificará la torre más alta de Inglaterra; su hermano Ralph, proscrito, violador y asesino que alcanzará la nobleza; Caris, la novia de Merthin, todo un carácter feminista en el medievo que será juzgada por bruja gracias a Godwyn y finalmente buscará refugio en el convento, y Gwenda, una muchacha pobre que se gana la vida como ladrona, que persigue un amor imposible y que sufrirá todo tipo de ultrajes, llevando una vida de miseria. Sus romances, ambiciones de poder y episodios sexuales se entrecruzarán en una tela de araña típica de un culebrón televisivo moderno, aderezado con lecciones sobre la arquitectura y logradas descripciones de batallas entre ingleses y franceses. El libro se ha colocado en las listas de best sellers de medio mundo. Pero no fue incluido entre las diez mejores novelas de 2007 que elaboran los críticos de publicaciones tan prestigiosas como Kirkus Review o The New York Times.

¿Por qué en la novela hay tanto sexo? Prácticamente se puede encontrar cada treinta páginas, y de todas clases…
Sé a lo que se refiere (Follett no puede evitar unas carcajadas). Hay relaciones entre gays, heterosexuales… bueno… el sexo es algo que nos impulsa. La vida es así. La gente hace cosas, hace el amor, actos de lujuria, es vanidosa… todas estas clases de emociones son parte de nuestra vida. ‘Un mundo sin fin’ es el tipo de libro que cubre todos los aspectos de la vida de una sociedad entera, por lo que sería un error dejar el sexo fuera.

En este libro no hay una catedral como eje central. Sin embargo, usted asegura que se ha inspirado en las obras de restauración de la catedral de Santa María en Vitoria.
Las catedrales siempre inspiran. Santa María es especial, ya que puedes ver bajo el suelo y detrás de los muros. Tiene un detalle que he usado en ‘Un mundo sin fin’. En la novela, la torre de la catedral se está desmoronando, lo que resulta un misterio. Y la razón es la misma que hay detrás de las grietas de esta catedral, y tiene que ver con el material de los cimientos, que se desgasta con los años y se convierte en una clase de polvo que fluye como el agua, por lo que no hay soporte subterráneo, los pilares.

Cartel anunciador de la miniserie ‘Un mundo sin fin’ producida por Ridley Scott, basada en la obra de Ken Follet.

Esta detallada explicación de Follet seguro que ayudará al lector a una mejor comprensión de su obra. En su Web oficial también señala: “Desde que fue publicada ‘Los pilares de la Tierra’, los lectores han estado solicitándome que escribiese una secuela, algo que me ponía muy nervioso. Sin embargo, al final me lancé y escribí ‘Un mundo sin fin’. No podía escribir otro libro sobre la construcción de una catedral porque sería el mismo libro. Y tampoco podía escribir otra historia acerca de los mismos personajes porque al final de ‘Pilares’ todos son muy viejos o han muerto. Por ello, ‘Un mundo sin fin’ tiene lugar en la misma ciudad, Kingsbridge y los personajes son descendientes de los de ‘Pilares’ pero dos siglos después”. Solo queda añadir que “Un mundo sin fin”, para algunos inferior a su primera parte “Los pilares de la Tierra”, está considerada en general como una novela histórica importante. Una obra que dedica bastante menos tiempo en describir los detalles de la construcción de las grandes catedrales y profundiza más en el carácter de los personajes y el funcionamiento de la sociedad y las instituciones.


“El secreto del Nilo”. Antonio Cabanas

diciembre 11, 2017

Novela espléndida, sobre todo para los amantes de la cultura egipcia y sus grandes faraones. Nos traslada a la última época de la XVIII dinastía desde Amenhotep III (Nebmaatra) hasta Horembeb pasando entre otros por el gran faraón Tutankhamon. Sin apenas darse cuenta ni procurarse un respiro nos sumerge en uno de los períodos más contradictorios de su historia. Antonio Cabanas muestra a un Egipto lleno de intrigas que gira alrededor de las entrañas del río Nilo, la belleza de sus paisajes y unos dioses a los que idolatran. No muy alejada del reinado de la faraón Hatshepsut es como una continuación una la vida milenaria que dejó para siempre su marca indeleble.

Sinopsis
El antiguo Egipto despliega sus encantos en esta novela de Antonio Cabanas para envolver al lector en un misterio milenario y conducirlo hasta su edad dorada, la de la abundancia, que dará paso al periodo más controvertido de toda su historia: el de Akhenatón, el faraón hereje, y la bella Nefertiti. El autor nos desvelará gran parte de los enigmas que han rodeado a estas figuras casi legendarias. Una época en la que los poderes de Egipto lucharán entre sí por mantener su supremacía entre intrigas sin fin.

De la mano del protagonista, el enigmático Neferhor, viviremos la epopeya de un personaje y un país. Desde sus humildes orígenes como hijo de un pobre campesino, hasta su ascenso a los círculos más altos del poder, su vida es una emocionante trayectoria regida por pasiones profundas, maquiavélicos juegos de poder y terribles engaños.

“El secreto del Nilo” es una novela total, llena de sensualidad y paisajes inolvidables, que atrapa desde la primera página. Un canto de amor a una época histórica deslumbrante y llena de magia. Una historia cargada de realismo y rigor. En definitiva, una obra capaz de transportarnos a un mundo lejano, exótico y fascinante, del que no querremos salir nunca.

Antonio Cabanas (1966) es un escritor español nacido en Las Palmas. Comandante de la línea aérea Iberia durante gran parte de su vida, es un apasionado de la cultura del Antiguo Egipto y miembro de la Asociación Española de Egiptología (desde 1990). Ha realizado estudios sobre esta disciplina así como de la lengua egipcia y su escritura jeroglífica. ‘El ladrón de tumbas’, ‘La conjura del faraón’, ‘El Secreto del Nilo’ y ‘El camino de los Dioses’ son algunas de sus obras más destacadas.

‘El secreto del Nilo’ rememora al Antiguo Egipto del siglo XIV en todo su esplendor conduciendo al lector por dos partes claramente diferenciadas: el libro de la ’Abundancia’ y el libro de la ‘Herejía’. La etapa de la ‘Abundancia’ narra la época dorada de gran prosperidad y paz bajo el faraón Nebmaatra (Amenhotep III). Una abundancia que se extiende por una tierra fértil como nunca alimentada por el río Nilo donde las artes florecen por todo el país, pero con sus habitantes sometidos a abusos continuos por unos gobernantes corruptos y que desembocará en uno de los períodos más convulsos de su historia: el del faraón hereje Akhenatón y la bella Nefertiti, como bien refleja el libro de la ‘Herejía’.

A través de Neferhor (protagonista principal y personaje ficticio), Cabanas relata con maestría muchos de los enigmas que rodearon a los últimos seis faraones de la XVIII dinastía (Nebmaatra-Amenhotep III, Akhenatón, Nefertiti, Tutankhamon, Ay y Horemheb) con los distintos poderes luchando entre sí por hacerse con las riendas del país. Un personaje enigmático, Neferhor, que tras una vibrante trayectoria emocional en un mundo regido por las pasiones, alcanzará los círculos más altos del gobierno desde los orígenes más humildes.

Un Neferhor que es poseedor de un gran secreto desde su niñez: poder escuchar al Nilo y saber si la crecida del río para el siguiente año proporcionará una buena o mala cosecha. Pronto se da cuenta de que nunca ha habido dos cosechas iguales, cada año es diferente del anterior, y sospecha primero y confirma después que: “El río Nilo esconde un gran misterio que es el verdadero poder donde todo gira a su alrededor”. Con sus vaticinios sorprende a todos, desde los humildes campesinos a los escribas y sacerdotes más instruidos, calculando con exactitud las futuras cosechas de los campos y prediciendo el nivel máximo de la crecida del río. Aunque siempre manifiesta: “Mis secretos no tienen nada que ver con la magia. Sólo hay que saber escuchar al Nilo y a los cocodrilos, pues esconden una sabiduría que no se encuentra a cualquier alcance”. Unos conocimientos que más tarde, ayudado por la instruida formación y apoyo recibidos de los sacerdotes, le permitirán ascender por las distintas escalas sociales, con unos principios y observaciones que regirán a lo largo de su vida y que le servirán para sobrevivir en un mundo de intrigas sin fin. Nunca podrá olvidarse de uno de los consejos recibidos durante su formación: “Tú posees una discreción natural; mantenla siempre contigo. Ten mucho cuidado con las palabras que digas con el corazón, pues nunca regresan. Mantén ocultos tus deseos, ya que el hermetismo es un escudo formidable; y sobre todo escucha. Deja que los demás hablen cuanto deseen; de este modo los conocerás y tendrás ventaja sobre ellos. […] Aprende a ser humilde, incluso con tus conocimientos. Nunca digas todo lo que sabes, guarda algo para ti, como ofrenda al dios Thot de quien recibes el conocimiento”.

Cronología de la XVIII dinastía.

”El secreto del Nilo”, con el impenetrable y misterioso río siempre presente, es una novela histórica con sus dosis de ficción a la que no le falta realismo ni tampoco rigor. Además cuenta con el apoyo de unos Anexos con amplia información a la que recurrir para cualquier consulta. Acompañando a Neferhor conoceremos en profundidad la vida cotidiana de las ciudades más importantes del Egipto de su tiempo, en especial Tebas y Menfis, Con un estilo preciso, una narración ágil y amena, engancha desde el principio y nos envuelve y transporta hasta una época legendaria.


“Presunto inocente”. Scott Turow

octubre 2, 2017

“Presunto inocente” es una entretenida novela negra. Desde el principio al final. Sin altibajos. Se puede leer de un tirón sin apenas enterarse. Muy bien construida. Hasta su desenlace llama la atención por inesperado.

Sinopsis
“Presunto inocente” es la historia de Rusty Sabich, fiscal adjunto en una gran ciudad norteamericana, a quien se le encarga investigar el asesinato de Carolyn Polhemus, joven colega, sensual, atractiva, ambiciosa y sin escrúpulos.

Carolyn, ayudante del fiscal general Raymond Horgan, ha sido violada y asesinada casi al final de la campaña de su jefe por la reelección. Horgan necesita que el crimen sea esclarecido lo antes posible y para conseguirlo confía las investigaciones del caso a Rusty Sabich, un reputado miembro de su oficina. Lo que Horgan desconoce es que, pocos meses antes del asesinato, Carolyn y Rusty eran amantes.

Sabich es un hombre solitario en la frontera de los cuarenta, se ha dado cuenta de que su matrimonio y su carrera se han estancado, y ha volcado sus sentimientos en su hijo Nat y en la angustiosa fantasía vivida con Carolyn, un romance que ella rompió sin dar explicaciones. De pronto Rusty se encuentra implicado en el asesinato. El fiscal se convierte en acusado. El desarrollo de las investigaciones llena a Sabich de recuerdos y obsesiones, y, lejos de descubrirle al asesino, le envuelve en una nebulosa donde nadie es del todo inocente.

Novela que revela con crudeza la psicología, el drama y la lógica de la justicia.

Scott Turow (Chicago, 1949) es un escritor y abogado estadounidense especializado en novelas de ficción (en especial de tipo legal). Estudió Escritura Creativa en la Universidad de Stanford, de la que fue profesor, licenciándose en Derecho en 1978 en la Harvard Law School. Trabajó como fiscal hasta 1986 y prosiguió su carrera como abogado en un bufete del que es socio. Ha sido miembro del Senado y presidente del Gremio de Autores. Autor de novelas de tipo jurídico y de suspense, algunas de ficción y otras reales, narra con agilidad los entresijos del sistema judicial norteamericano. Varias de sus obras han sido llevadas al cine.

“Presunto Inocente”, publicada en 1987, es su primera novela. Una historia que, como en muchas de sus obras, tiene lugar en el ficticio Condado de Kindle. Pat Conroy, reconocido escritor y novelista estadounidense, figura notable de la literatura del sur de los Estados Unidos en el siglo XX, dijo: “Después de dos días de leer sin parar ‘Presunto inocente’, acabé la novela de Scott Turow sintiéndome agotado, estimulado y triste por haberla terminado. Es una de las novelas más cautivadoras que he leído desde hace mucho tiempo”. Fue llevada al cine en 1990 en un film dirigido por Alan J. Pakula y protagonizado por Harrison Ford en el papel principal.

Pocas novelas muestran los mecanismos, la psicología y la lógica del mundo de la justicia con tanta realidad como “Presunto inocente”. Espléndida, Scott Turow sabe como atrapar al lector. Lo sumerge en una trama en la que poco a poco va dejando pinceladas deseando conocer su final. Absorbe en un mundo donde los abogados buscan las argucias, se crean las mentiras y las coartadas que más convienen. Con maestría a menudo lleva por el camino equivocado. Engancha e intriga. Una buena historia que atrapa desde el comienzo.


“Retrato de una dama”. Henry James

julio 31, 2017

retrato-de-una-dama-01“Retrato de una dama” es una novela con una prosa exquisita, de gran calidad, que aborda en profundidad la psicología femenina y las diferencias culturales de finales del siglo XIX entre una América (EEUU) avanzada y una Europa (Inglaterra e Italia) que gira alrededor de la vida y prerrogativas de una nobleza anclada en una sociedad centrada en su educación, arte y riqueza.

Sinopsis
Cansada de la vida monótona de Albany, la joven Isabel Archer decide acompañar a su tía a Europa y conoce en Inglaterra al marido de ésta y a su hijo Ralph, quien de inmediato se enamora de ella. Aunque no se atreva a declararle sus sentimientos, pues está condenado por un mal incurable, Ralph insiste ante su padre para que la haga heredera de una parte de la fortuna familiar. Y así, a la muerte de su tío, Isabel se ve rica y libre para hacer lo que se le antoje con su vida. Entonces viaja a Florencia…

Publicada por entregas entre 1880 y 1881, “Retrato de una dama” había empezado a escribirse en la ciudad de Florencia en 1879 y nació, en palabras del autor, de “la imagen de una mujer joven que afronta su destino”. Con esta única idea de partida, Henry James dio vida a una de sus más inolvidables heroínas y logró construir una historia de una asombrosa profundidad psicológica.

Henry James (Nueva York, 1843 – Londres, 1916) fue un escritor y crítico literario, que pasó mucho tiempo en Europa. Quizá su mayor aportación sea que muchas de sus novelas se mueven en torno al denominado ‘punto de vista’ o ‘monólogo interior’, habla por boca de sus personajes, lo que le permite transmitir un análisis psicológico desde ese mundo. Considerado una de las grandes figuras de la literatura, la mayor parte de su obra está basada en la contraposición entre el llamado ‘Viejo Mundo’, artístico, corrupto y seductor, y el ‘Nuevo Mundo’, donde la gente suele ser más sincera y abierta. Partidario del drama psicológico, es habitual que nos introduzca en la crisis interna de los personajes con un estilo marcado por oraciones largas y descripciones intensas de los paisajes, en general claras de seguir y entender al menos en los inicios de su carrera. Aunque hay quien no está de acuerdo, sobre todo en una etapa posterior cuando empezó a utilizar los servicios de un amanuense (no un ‘negro’ en sentido literario, sino más bien un escribiente). Al padecer un ligero tartamudeo, que consiguió superar hablando muy despacio, pensaba que la buena literatura debía centrarse en una conversación inteligente que atrapase al lector y no en un estilo de oraciones directas.

Aunque no logró suficiente dinero con sus novelas, se codeaba con las clases ricas pues había crecido en el seno de una familia pudiente. No se consideraba uno de ellos, pero si le facilitó observarlas de cerca e incluso llegar a comprender sus problemas, llegando a afirmar que algunas de sus mejores ideas salieron tras frecuentar ese tipo de reuniones. Era un apasionado de las cartas personales o epistolares con sus colegas y amigos (en ese sentido fue uno de los más activos escritores de todos los tiempos), desde simples saludos hasta elevadas discusiones sobre asuntos importantes de todo tipo. Mantuvo una intensa correspondencia con otros grandes autores de su época como Robert Louis Stevenson o Joseph Conrad. Entre sus obras más conocidas merece la pena citar a “Roderick Hudson” (1875), que le aupó a la fama, “El Americano” (1877), “Los Europeos” (1878), “Daisy Miller” (1879), “Retrato de una Dama” (1881), “Washington Square” (1881), “Las Bostonianas” (1885), “La lección del Maestro” (1888) o “Los papeles de Aspern” (1888).

nicole-kidman-1996-01Nicole Kidman en el papel protagonista de Isabel Archer de la adaptación de la novela de Henry James llevada al cine en 1996. Dirigida por Jane Campion, tuvo a John Malkovich y Barbara Hershey como compañeros de reparto en los papeles principales.

En “Retrato de una dama”, Isabel, la protagonista principal, representa a una mujer muy sensible, de una personalidad compleja con los más variados matices,  que quiere experimentar con sus propios errores lo que le tiene preparado la vida, aún a costa de pagar un alto precio. Henry James construye el personaje de una joven que se deja guiar por sus instintos, aunque se equivoque a menudo con la gente que se relaciona. Considerada una de sus mejores obras, profundiza en temas tan interesantes como la libertad del individuo y su propia responsabilidad. Hay quien sugiere que se trata de un experimento psicológico para comprobar lo que ocurre cuando una joven idealista se hace rica de repente. Otros en cambio opinan que su argumento está inspirado en la teoría de la selección natural de Charles Darwin. Algo poco creíble. Quizás su relato ofrezca en ocasiones demasiadas explicaciones que incluso llegan a distorsionar las estupendas descripciones del mundo que le rodea. Sin embargo, lo que no ofrece duda es la lograda recreación de las situaciones, su humor discreto y la profundidad psicológica, en especial de su protagonista. Tenida como una de las grandes novelas del siglo XIX, su lectura es un auténtico deleite.


“Los bufones de Dios”. Morris West

mayo 22, 2017

los-bufones-de-dios-02“Los bufones de Dios” es una interesante novela que plantea como transfondo la venida de la ‘Parusía’ en un marco de intrigas, poder, guerra y destrucción. Quizás un poco lenta al principio, a lo que obliga la profundidad de su argumento, se lee con mucha atención a medida que va adquiriendo ritmo.

Sinopsis
¿Quiénes son los bufones de Dios? Tal vez los que intentan negar la esencialidad del hombre que aún en este milenio que acaba, se niega a perder su fe y su afirmación personal.

Nos acercamos al año 2000 y nuevamente vagan las sombras del final de los tiempos. Es posible que el sucesor de san Pedro deba anunciar la segunda venida de Cristo, el tiempo de la ‘parusía’.

En esta magistral novela, Morris West, el inolvidable autor de ‘Las sandalias del pescador’, crea una figura de inmenso carisma: el Papa Gregorio XVII. Nos muestra con desgarramiento la historia de un hombre que ha luchado para que el poder temporal de la iglesia, el Vaticano y su voz, no puedan ser desoídas por ningún pueblo ni ningún gobierno de la tierra.

Gregorio XVII abdica por enfermedad, según la prensa, pero en realidad los cardenales han decidido silenciarlo ya que el Papa afirma haber recibido una revelación, y su deber lo obliga a darla a conocer por medio de una encíclica.

Pero, ¿qué significa esta revelación en un mundo a la deriva o mejor aún en las fronteras de la guerra nuclear, donde la fe de los creyentes enfrentados con el terror del año 2000 flaquea y se extravía? ¿Quién es Gregorio XVII? ¿Un mesiánico, un ofuscado, alguien que engaña sólo por un sueño de poder y de dominio sobre el mundo?

Morris West (1916-1999) es un escritor australiano nacido Victoria (Melbourne) en el seno de una tradicional familia católica de origen irlandés. Tras sus estudios secundarios, pasó doce años en el monasterio de la Roman Catholic Order of Christian Brothers, llegando a tomar los votos anuales pero no los definitivos. Más tarde, trabajó en el Servicio de Inteligencia durante la 2ª Guerra Mundial. Estas dos intensas experiencias fueron las que le sirvieron de gran apoyo a la hora de escribir sus novelas; dos campos, el religioso y el espionaje, casi siempre presentes en sus libros siempre aderezados por una bien trabajada dosis de intriga, le han convertido en un autor de referencia, sobre todo en sus obras relacionadas con la Iglesia Católica y su papel en la política internacional. Su primer gran éxito lo consiguió con ‘El abogado del diablo’, pero lo que realmente le hizo famoso fue la tetralogía formada por “Las sandalias del pescador”, “Los bufones de Dios”, “Lázaro” y “Eminencia”, donde realiza un profundo análisis de la Iglesia Católica, el perfil humano de sus integrantes y su aparato institucional. Varias de sus obras han sido llevadas al cine y con más de 30 libros publicados está considerado el autor más leído de la historia literaria de Australia.

vaticano-01

En “Los bufones de Dios” (1981), novela centrada en los poderosos despachos de un Vaticano cargado de conspiraciones y luchas el poder, narra la historia de la abdicación de un Papa, Gregorio XVII, que durante años se había mantenido con éxito al frente de la Iglesia. El anuncio de su abdicación provoca una auténtica sorpresa en todos los católicos. Un ‘abandono’ que los fieles desconocen y al que le han obligado los cardenales de la Curia Romana que no quieren que de a conocer un hecho que le ha sido revelado: “La segunda venida de Jesucristo a la Tierra al final de los tiempos. La ‘Parusía’”, como han dejado constancia los Evangelios. En el fondo de su contexto subyace una novela de amor, de fe, de esperanza.