Universidad Laboral de Tarragona: profesores y educadores

En la lejanía del tiempo a veces quedan pinceladas de algunos recuerdos, que cada vez que se evocan salen más y más reforzados. Se vuelven más intensos, y ayudan a nuestra memoria a soltar lastre. Son recuerdos grabados a fuego que solo necesitan de un pequeño empujón para salir a la luz. En esa línea fluyeron, casi sin querer, las semblanzas de mi post anterior dedicado a la UL de Tarragona. Estoy seguro que ahora al hablar de nuestros profesores y educadores, anécdotas incluidas, volverá a pasar lo mismo. Unas vividas en primera persona, otras también (recordadas por algún compañero), y algunas, las menos, contadas por terceros. Pero todas con un nexo común: ¡¡fueron muy disfrutadas!!

Vista aérea de la Universidad Laboral de Tarragona. Distribución de los Colegios

Muchas horas de estudio, muchas asignaturas y muchos profesores nos acompañaron a lo largo de tres años. Ha pasado demasiado tiempo para recordarlo todo. La convivencia en las clases era muy normal, como no podría ser de otra manera, hasta repetitiva, sencilla; aunque a veces la propia monotonía se rompía, provocando situaciones, algunas cómicas, otras no tanto, con las que aún sonreímos desde la distancia. ¡¡Son tantos los buenos ratos pasados en aquellas aulas!!.

Situadas en los bajos de nuestro colegio, el Jaime Balmes, eran nuestro centro de operaciones con algunas incursiones al recinto intercolegios, un conjunto independiente como ¡¡chalets adosados!! al lado de los campos de deportes. ¿O fue a la inversa? ¿O quizás al unísono? Que más da, a cada promoción le tocaban sus clases de manera diferente pero todos pasábamos por el mismo aro. Hace poco me recordaba un amigo de esos años como estábamos colocados en aquellos pupitres llenos de historia, nuestra historia, que si pudieran hablar… Y empezaba a enumerar como si tal cosa: Calleja (“Pano”) y García-Casarrubios, sentados en la última fila al lado del pasillo, Ribera (“El Llaga”) y Cabrera (“El Comodín”), delante, y Ardanuy (“El Farras”) y Ortega, más cerca de la primera línea. Al otro lado, y también atrás, estaban Pujalte y Matías, delante Izquierdo y Hernández, y Dositeo y Palacios, muy cerca del profesor. Y así seguía como si nada. ¡¡Que memoria!!

En las aulas del Balmes “metimos” muchas horas. Sus amplios ventanales nos permitían ver toda la calle que pasaba por detrás del colegio; mientras que al otro lado, en el pasillo, unas grandes cristaleras asomaban a un jardín interior donde tanto paseamos. ¡¡Que clase¡¡ y ¡¡Que clases¡¡ ¡¡Ay, si los pupitres hablaran!! Pero mejor hacerlo de nuestros profesores que es de lo que se trata.

Colegio Balmes. Jardines. ModificadoJardines interiores del Colegio Jaime Balmes. Al fondo, tras las cristaleras y el pasillo, las aulas de estudio

Recuerdo como si aún estuviera allí a Gonzalo Ferreró, “El Twist”. Un apodo que le pusimos por su forma de andar, muy “suya”, con contorsiones a cada paso, parecía ir bailando el twist, muy de moda junto con el rock, de aquellos nuestros viejos tiempos. Aunque como ya dije en otro post, el baile de más éxito entre nosotros (por lo mucho que lo practicamos en los dormitorios) fue la yenka: “… 1,2,3, izquierda, izquierda, derecha, derecha, adelante, hacia atrás, 1,2, 3…”. Ferreró nos daba clases de MatemáticasEstadística. Tenía un bigote a lo cepillo, cabeza muy redonda y un pelo que alisaba cada poco con la mano porque le traía loco. Siempre estaba dando saltos y pequeños meneos, se movía sin parar. ¡¡Era el Twist!!. Tenía también su lado simpático, y le gustaba mucho repetir una frase que enseguida se hizo famosa: “Oye, oye, Yeti, ¿a ti por qué te llaman Sala?” Protagonista de una curiosa anécdota, por no llamarlo de otra manera, tuvo la ‘genial’ idea de poner un examen trimestral el mismo día de Nochebuena, con lo que la mayoría de afectados, y más los de provincias lejanas, no podrían llegar a tiempo a cenar ese día con sus familias. Se montó una buena, incluso se pidió el cambio de fecha al Rector. Pero ni por esas. El “Twist”, ni corto ni perezoso, se presentó, repartió el examen con las preguntas y problemas, y se quedó esperando. Hasta que de pronto, todos sus alumnos, que ya lo habían acordado antes, se cruzaron de brazos y, sin mover un solo músculo, le miraron fijamente. Fueron tan duras las miradas que salió a toda prisa corriendo y gritando: “¡¡esto es un conato!!, ¡¡esto es un conato!! Y así llegó… hasta la oficina del Director del Colegio. Se armó un lío tan grande que al final dejaron marchar a todos de vacaciones. Hubo desbandada completa. Bastantes no tuvieron más remedio que hacer autostop para poder llegar a sus casas. A aquellas horas y en esas fechas la posibilidad de trenes u otros medios no era fácil; más de uno lo pasó muy mal porque veía que no llegaría a tiempo. Por fortuna nuestra clase no estaba metida en el ajo y apenas nos enteramos del “follón”.

Victoriano Martín Urquizu, profesor de Higiene y Seguridad en el Trabajo. El año 1978 fue elegido Rector. Fotograma extraído de una cinta de vídeo.

Electrotecnia era una asignatura importante en nuestra carrera. Menos mal que José Juancomartí, con su experiencia en Talleres, puso mucho de su parte para hacer menos complicados los tomos de Morillo y Farfán, muy completos, no muy atractivos para el estudio, y un poco farragosos de explicar. Su buen carácter y mejor hacer, sus apuntes sencillos sobre el diagrama del transformador y otros temas complicados, sus tablas y fórmulas para los ejercicios prácticos, hacían mucho más amenas las clases.

El comandante Eguía, con su uniforme inmaculado, voz grave, serio, sin mover un solo músculo, y sus frases de ingenio para cualquier situación, hacían del Inglés todo un divertimento. Como no acordarse de “Mr. Green, Mr. Brown and Tommy”, los personajes del “Mangold”, nuestro texto que nunca terminábamos. Por nuestra poca atención y peor pronunciación siempre repetía la lección más de una vez. Su frase preferida en estos casos, y lo hacía de continuo, era “borricot elevado al pozal”. Y eso que eran los primeros años en que las ‘suecas’ empezaban a ‘animar’ Salou, no muy lejano en nuestros paseos por la playa, donde los conocimientos de inglés bastante muy apreciados. ¡¡Pero ni por esas!! ¡Íbamos buscando ‘pescado’ y casi nunca pasamos de un buen baño!. A los que tardaban en contestar a sus preguntas les solía soltar una de sus puyas favoritas: “Te ha costado parir catorce meses como a las burras”. Menos mal que en los exámenes se hacía el despistado y copiar era muy fácil. Algunos lo hacían tan mal que… ¡hasta se equivocaban de lección en lo que había preguntado!

profesores-ros-sierra-el-tormo-mecanica-1oLuis J. Ros Sierra, profesor de Mecánica

“El Tormo” o el Sr. Ros, dos nombres para un mismo personaje, era nuestro profesor de Mecánica. Le conocíamos más por el nombre del autor del libro que por el suyo propio. Muy buena persona, químico, regordete y con bigote, explicaba lo que hiciera falta. Sus clases era una democracia avanzada y bien que nos aprovechábamos. Valía casi todo. Como cuando un ‘cachondo’, no se puede llamar de otra manera, expuso el “teorema del punto gordo”. Para los que no lo recuerden era aquel que decía: “Si por un punto pequeño pasan infinitas rectas, por uno gordo pasan muchas más”. Lo acogió, sin más, con una sonrisa. ¡¡Así era “El Tormo”!!.

También teníamos algunas asignaturas ‘rollo’, pero no había más remedio que estudiarlas. Como Derecho del Trabajo que daba Fernando Urzaiz con su puro, su cara de bonachón, un poco grueso, y siempre con la sonrisa puesta. Muy apreciado por todos, procuraba hacer lo más agradable posible todo lo relacionado con artículos y leyes. Figura reconocida en todo lo relacionado con el derecho laboral le fue concedida años más tarde la Orden Civil de Alfonso X el Sabio.

Una asignatura que se las traía era Higiene y Seguridad en el Trabajo y quien mejor para explicarla que Victoriano Martín Urquizu, una personalidad notable. Con su gran bigote negro, siempre parlanchín, presumía con razón de ser una persona hecha a si misma. Con él aprendimos la etimología de las enfermedades del trabajo, sobre todo las que acababan en ‘sis’ como la carbonosis, la silicosis, la estomatitis,… aunque las que no cumplían la regla, como la astenia, nos costaban más, salvo excepciones. Aún le recuerdo asistiendo a la fiesta que todos los años celebrábamos los asturianos con motivo del día de Covadonga, “La Santina”, donde siempre era uno de los grandes animadores. Extrovertido, su carácter contagiaba. Más tarde, le nombraron Rector en las primeras elecciones democráticas celebradas en el año 1978.

Fernando Urzaiz, profesor de Derecho. Fotograma extraído de una cinta de vídeo.

¡¡Que fácil nos hizo Castro la Geometría Descriptiva!!. Aunque solo a algunos, porque no todos pensaban lo mismo, y no por el profesor, que era estupendo. Una asignatura que muchos veían con prevención por su dificultad, pero que con sus apuntes dictados se veían las involuciones y otras formas geométricas de manera más sencilla. Serio, muy profesional, tenía su retranca aunque lo disimulase.

Palao, “El Baby”: ¡¡que personaje¡¡ Casi de nuestra edad, nos explicaba Hidráulica. Al principio lo pasó muy mal porque no le hacíamos mucho caso, pero enseguida cogió las riendas y se hizo respetar. Consiguió tener tan buena relación con el catedrático que nos tenía que hacer el examen oficial que la aprobamos muy fácil. Y eso que el “golpe de ariete” no siempre se nos dio bien. ¡¡Siempre fue uno más de nosotros, sobre todo por la edad!!  Como le contó a más de uno, algún lío se montó al principio con las demostraciones de sistemas de ecuaciones diferenciales. También confesó que al final había salido bien de sus primeras experiencias con nosotros gracias a preparar por las noches las clases del día siguiente. ¡¡Los comienzos son difíciles, pero tienen solución si uno se lo propone!! Y ese fue su caso y nosotros encantados.

Que decir de Electrónica. Tuvimos la suerte de contar con un pequeño gran genio: José Valls Miró. Un profesor muy joven que tantas lecciones magistrales dio en aquella aula especial de pendiente pronunciada. Casualidad o no, la misma que Geometría Descriptiva. Dos profesores que se parecían en una cosa: ¡¡Hacían muy fácil explicar lo difícil!! Aquellos sencillos apuntes elaborados por ellos mismos tuvieron mucho que ver.

Fernando Martinez-Bretón, a la izquierda, profesor de Resistencia de Materiales. Más tarde fue nombrado Rector. Está acompañado de Raimundo Lozano, Educador, a la derecha, y dos compañeros de promoción. Fotograma extraído de una cinta de vídeo.

Otro de nuestros profesores fue Fernando Martínez-Bretón. Con bigote (en aquella época era frecuente), calvo y de frente ‘despejada’, Resistencia de Materiales era su asignatura. Como no recordarle ‘machacando’ en cada exposición el diagrama hierro-carbono, muy interesante pero trabajoso de entender. En el año 1967, cuando ya nos habíamos ido en busca de nuestro futuro, fue nombrado también Rector. Y así siguió hasta el año 1977.

Como no quiero extenderme mucho más (espero hacer una segunda entrega) voy a citar solo de pasada a algunos profesores más; unos nos dieron clase a todos, otros a una de las dos aulas, B1 o B2, que formábamos el curso, y alguno, como en Música, solo a unos pocos, los que pertenecían a las agrupaciones corales. De todos conocíamos sus andanzas o nos las habían contado, así que como un pequeño avance demos algún detalle.

En Dibujo estaba Fernando Boiset, simpático, con dotes de artista y un excelente pintor, quizás por su paso por Bellas Artes. Y David Corbella, más técnico, que ejercía con maestría, seguro que por sus orígenes. Con ellos mejoramos la ‘técnica’ para no emborronar el papel con tinta china, afilar el tiralíneas, buscarle una mejor posición, y sobre todo, lo más importante, aprendimos la base del dibujo industrial. Recordar también a Laureano y su gran empeño en que aprendiésemos la combinatoria y las fórmulas de Taylor y Mac-Laurin que a tantos se atragantaba. Fuerte, noble, tozudo, con su voz resquebrajada, aparentaba ser duro pero su humanidad lo denunciaba. Citar a Fernández Mesa, al que alguien le puso “La Foca” y sus clases de Formación del Espíritu Nacional. Una anécdota muy sabrosa ocurrió durante una batalla dialéctica con un compañero, cuando éste le dijo “… si José Antonio levantara la cabeza les fusilaba a todos ustedes…”. Menos mal que la cosa no fue a más. ¡¡Eran otros años y otras ideas!!. Mencionar por último a Raúl Font; le recuerdo bien, alto y delgado, aunque no con claridad su asignatura, era técnica, quizás Electricidad.

Vista exterior de los Talleres con sus clásicas naves en diente de sierra

Nuestra formación práctica la hacíamos en los Talleres, nombre que puede sonar rimbombante pero que una vez vistos eran lo más parecido a una fábrica. Estaban en unas grandes naves, independientes, de techos muy altos, en diente de sierra, diáfanos, con cristaleras y grandes lucernarios. Llenos de maquinaria y otros accesorios, cada uno se movía en ellos según su especialidad. Tenían un pasillo a todo lo largo, elevado sobre el suelo en forma de balcón, que servía para ‘otear’ el horizonte y ver quien trabajaba y quien no. También para las visitas. Muchos circuitos y portalámparas se montaron en los tableros de aglomerado con aquel cable de algodón y pequeños aisladores de porcelana. ¡¡Cuantos circuitos de conmutación vieron la luz, nunca mejor dicho!! Eran los dominios de Juancomarti, Butet, un verdadero sabio, muy serio menos con sus alumnos que sabía como tratarlos, y alguno más. Se hacía de todo: radio, TV, voltímetros, máquinas de soldar, células solares, circuitos,… ¡¡Una gran fábrica!!

Una pequeña mención para la Música, una actividad lúdica con sus clases en las aulas especiales del recinto central. Eran el feudo de José Antonio Calvo, pequeño, inquieto, siempre haciendo muecas y extraños movimientos de cabeza, tocaba el piano divinamente; y sobre todo del entrañable Francisco Tous con su “hosti, hosti, hosti”, simpático, un poco pícaro, lleno de sensibilidad artística, músico hasta la médula y alma mater del Ochote.

El Ochote 01.1Eduardo Tous, profesor de Música, con el Ochote durante una actuación en el Auditorium de Radio Tarragona

Un recuerdo también para los profesores de Religión. A los padres Merino, Virgili, Sampere y Laco, algunos muy activos en nuestras fiestas del Paso del Ecuador. Unos nos dieron clase y otros no, pero los veíamos a menudo en los largos paseos fuera de nuestras horas de clase.

Dejo para el final a los educadores, una parte muy importante de nuestra convivencia diaria. A diferencia del resto de las Universidades Laborales, en aquellos años Tarragona estaba gestionada por seglares. Estaban con nosotros gran parte del día y algunos residían en nuestro mismo colegio.

Virginio Olivares, más conocido por “El Adonis” o “El Guapo”, era el responsable del aula B1. Con su voz de actor, elegante, siempre moreno, era persona cercana en las distancias cortas, aunque casi siempre exigía una actitud de respeto que le solía alejar un poco. Muy integrado en las actividades extraescolares, destacaba en la organización de las obras de teatro en las que ejercía de director de escena. Fue uno de los impulsores del TEU de Tarragona integrado en su mayoría por el cuadro artístico de nuestro colegio Balmes. Dirigió obras como “Proceso a Jesús”, “El divino impaciente”, “La vida es sueño” o “En la red”. Era también un buen poeta y llegó a publicar varios libros años más tarde.

Aula B23ª Promoción de Peritos Industriales Eléctricos. Aula B2

José Rodríguez, “Pepe”, fue el educador del aula B2 en los últimos años. Muy joven, casi de nuestra edad, enseguida se integró con todos. Vivía en el propio Colegio e impulsó muchas de sus actividades. Su habitación siempre estaba concurrida, a veces con veladas algo ‘sonoras’ y otras… no tanto. Hasta hace poco tiempo fue alcalde de La Carolina (Jaén), cargo en el que estuvo bastantes años. Raimundo Lozano fue otro gran educador, muy buena persona y gran amigo de muchos de sus alumnos, incluso después de acabar los estudios.

Fiestas del Paso del Ecuador. En primer plano, con abrigo de espigas, Luis Téllez, director de colegio. Detrás, Raimundo Lozano, y un poco más atrás, también con abrigo, Pepe Rodríguez, ambos educadores.

Aquí termina esta pequeña semblanza de aquellas personas que en gran medida forjaron nuestro carácter. Hace algunos años, casi todos los que formamos parte de la 3ª Promoción de Peritos Industriales Eléctricos, y parte de nuestros profesores y educadores, nos volvimos a encontrar con motivo de la celebración de las Bodas de Plata en nuestra querida Universidad Laboral. ¡¡Que bueno resultó comprobar que la ilusión por los viejos tiempos no había desaparecido!!. ¡¡Se mantenía intacta!!

Finalizada la carrera, algunos compañeros, muy pocos, nos volvimos a encontrar en la Universidad Laboral de  Alcalá de Henares y en Madrid, donde nos destinaron para proseguir con los estudios de Ingeniero Industrial. Pero eso forma parte de otra historia.

Anuncios

16 respuestas a Universidad Laboral de Tarragona: profesores y educadores

  1. Vicente Chavarria dice:

    El que hay entre Raimundo lozano y Pepe Rodriguez, soy YO, Vicente Chavarria. Bachiller
    un saludo

  2. eltrasterodepalacio dice:

    Chavarría, gracias por tu aportación. Ya sabía que eras el que estaba entre Pepe Rodríguez y Raimundo Lozano. Lo que pasa es que al tratarse de un artículo dedicado a nuestros profesores y educadores solo les cité a ellos. En email aparte te envío una contestación más amplia. Saludos.

  3. j.Miranda dice:

    El que está con abrigo de espigas, es Don. Luis Tellez, a quien tuve de educador en Sevilla en 1.956-57, y de director en el Vives, cuando terminamos en el año 1964. Don Alejandro Sanvicens era el Rector cuando yo llegué a Tarragona en 1958, y en la fecha de vuestro paso del Ecuador que debió de ser en el curso en que nosotros terminamos (1964), el rector era Don. Tomás Pascual.
    Un saludo.
    J.Miranda. De la Primera promocion, tambien electrico.

    • eltrasterodepalacio dice:

      Miranda, gracias por tus aclaraciones. Te he enviado por correo aparte contestación más amplia sobre ese y otros temas de nuestra ULT. Saludos.

  4. Antiguo alumno de la U.L. de Tarragona, colegio Juan Yague, anyos 64,65 y 66.
    Me gusta el articulo y como lo recuerdas.
    Un saludo.

    • eltrasterodepalacio dice:

      Me alegro que mi artículo te haya traído buenos recuerdos de unos años en que, aunque en distinto colegio, los dos hemos coincidido. En email aparte te envío contestación más amplia. Saludos.

  5. alopezzaragoza dice:

    Es una alegria haber encontrado este artículo, que demuestra una gran memoria. gracias por ello. Solo me falta saber quien lo escribe, me pierdo…ya sabes sigo despistadillo……

    • eltrasterodepalacio dice:

      Estudiamos juntos en el aula B1. Tres años inolvidables en el colegio Balmes. Te envío por email contestación más amplia.

  6. alopezzaragoza dice:

    Ahora ya se quien eres. No dejes esto, te mandare cosas que encuentre

  7. alopezzaragoza dice:

    Y el de las gafas Willi ” el loco”, y como tocaba la guitarra…bueno como tocaba todo

  8. jaime massip marti, Laboral Tarragona (de Felanitx- Mallorca) dice:

    Vaya alegría!!!! He rejuvenecido cincuenta años.-
    Soy un ceporro informático, a ver si me aclaro.- Yo estuve desde el 59 hasta el 63, que empezamos peritaje???.-

    Estuve contigo, Vicente Chavarría Bachiller, con Ardanuy, Amat, ,Ortega, Domenech, Piñan, Moisés Alvarez, Jesus Marmol, Castelruiz, Cabrera,Larreta, etc etc.- Pero vosotros fuísteis de la 1ª promoción de Peritos???? o de cual.-

    Yo me volví a Felanitx cuando estaba en el preparatorio??? de peritos, (cuando terminamos 5º, los “buenos” y los “malos” siguieron a 6º y los normales seguimos en peritos, fúé así???

    A ver si me escribís.- jaimemassip@yahoo.es

    tel 629 688 710.-

    Otra cosa, he visto en otra página al profesor de Ed Fisica señor Signes, os acordáis de D Juanjo?? (Juan JOsé Martín Andrés)

  9. jaime massip marti, Laboral Tarragona (de Felanitx- Mallorca) dice:

    Y de José M Pou??, y de un señor que nos enseñaba fotografía?,(el que manejaba la máquina de cine), y de un Juez que nos daba clase de Música??, y del “siete machos”, y de don “Lolo Flores” y su Lambretta?, y del Doctor Figueras???, y de la enfermera ??,

    El Sr Eguía (borricot……..), el Sr Ibañez, el Sr Boiset estudiaba Biología, D Salvador, D Laureano, el Sr Vidal de Talleres, el educador D Enrique, Vargas Machuca, .-

    LOS MEJORES AÑOS DE MI VIDA.-

    jmassip

  10. alopezzaragoza dice:

    Hola Massip. somos de la III Promocion. En el 62/63 hicimos Selectivo,
    tenemos que promocionar esto , porque la que puede montar…, es la lecheeeee.., y a mandarle datos que quiza no tenga
    ..Un abrazo

  11. alopezzaragoza dice:

    Otro dato, Ros fue mas tarde Rector de la Uni de Eibar.

    • jacinto congregado brillo dice:

      BUENO, Alopez, referente a Sr,ROS trabaje con el en la Uni de Caceres el era Vicerector. Mas tarde nos trasladaron a la Uni de EIBAR, donde participo como Rector, y se marcho de esta para la Uni de CHESTE… lugar donde fallecio.

  12. Vicente Chavarria dice:

    Se nos ha quedado en el tintero ALFONSO ORTEGA AMADOR, que tambien fue educador en el Colegio BALMES. Algunos recordareis la vuelta de una cena, sino recuerdo mal en el restaurante La PUDA, catorce entre educadores y alumnos.
    En la Rambla Nueva al distribuirnos para tomar taxis y volver a la Uni, nos faltaba uno que no supimos discernir quien era, supongo que por efectos del “colocon”.Llegamos a la Uni, no se como aprecio el cura Sampera, abrimos el bar y con las provisiones liquidas y solidas de Vic, que guardaba en su despensa,debajo de la cama, se monto un festín.
    Al poco apareció un Guardia Jurado preguntando si habia alguna “autoridad” en la fiesta porque la guardia civil traia en un Jeep a alguien que decía que era educador:Era el que nos faltaba que resulto ser Alfonso Ortega.
    Acudimos al rescate y Alfonsito estaba exigiéndoles a la guardia civil que se cuadraran y saludaran a un alférez del ejercito. ¡que colocón llevaba el bendito!
    Al dia siguiente hubo que acompañarle al Cuartel para dar cuenta de su actuacion.
    Hice muy buena amistad con el durante el tiempo de Universidad y posteriormente con su familia en Madrid con la que pase muy buenos ratos.
    Murio hace alguno años en Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: