“La religiosa”. Denis Diderot

diciembre 7, 2016

sin-titulo-1“La religiosa” es una novela con un argumento interesante sobre una época donde era en cierto modo habitual que algunos hijos fuesen obligados por sus padres a entrar en determinadas comunidades religiosas. Narra las vicisitudes de una monja que no tiene vocación, que sufre fuertes presiones familiares y de otro tipo no solo para ingresar en un convento, sino también, una vez dentro, poder renunciar y salir.

Sinopsis
En el siglo XVIII Suzanne Simonin es obligada por su familia a entrar en el convento de Longchamp. No le espera el matrimonio, ni la vida acomodada de sus hermanas. Sus padres le reservan la clausura de un convento. Empobrecido tras las generosas dotes concedidas a las dos hermanas mayores, y sin garantías de su paternidad, el señor Simonin obliga a Suzanne a tomar los hábitos pese a su absoluta falta de vocación.

Como si de una larga carta de Suzanne Simonin se tratara, Diderot presenta en primera persona las torturas que la convención y el fanatismo imponen a una joven novicia contra su voluntad. Terrible sátira de los conventos, describe en esta novela situaciones y acontecimientos que la prensa católica de la época no ocultaba y que alcanzan una intensidad inimaginable.

Denis Diderot, nacido en Langres en 1713, se fue pronto a París a estudiar física, matemáticas y filosofía. Su padre, que le quería teólogo, le negó su apoyo económico por lo que tuvo que ganarse la vida redactando artículos literarios. De si mismo llegó a decir que solo sabía ‘llenar cuartillas’. Así como Voltaire le admiraba, Goethe le reprochaba no haber sido capaz de crear nada nuevo. Para Diderot la escritura consistía en la transcripción de su pensamiento, siendo la incipiente burguesía y la nueva intelectualidad los que más comulgaban con sus doctrinas. Murió en París en 1784 antes de que estallara la revolución francesa. Su obra había escandalizado a la sociedad como ninguna otra lo había hecho hasta entonces. Sus ‘Pensamientos filosóficos’ (1746) acabaron en la hoguera por orden expresa del Parlamento, ‘El paseo del escéptico’ (1747) fue prohibido antes de que se imprimiera y algunas de sus obras, como ‘‘Carta sobre los ciegos’ (1749), solo pudieron publicarse fuera de su país, lo que le valió para ser encarcelado más tarde en Vincennes bajo la acusación de ateo por el tono escéptico y sus tesis agnósticas. Muchas de sus novelas y cuentos se publicaron después de su muerte. En su obra se ataca con cierta frecuencia al cristianismo y critica con ferocidad, bastantes veces con argumentos sólidos, las ideas dominantes de la época. Esa especie de rebeldía y una provocación dirigida contra los sectores más reaccionarios de la sociedad constituyen una actitud que siempre mantuvo, incluso de joven aunque entonces centrada contra la figura de su padre.

Uno de los mayores logros de Denis Diderot, junto a Jean D’Alembert, reconocido matemático y filósofo, fue la dirección de L’Encyclopédie (Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers) con más de 70000 artículos y más de 140 colaboradores, entre los que estaban filósofos tan importantes como Voltaire, Rousseau o Montesquieu, cada uno se encargado de distintas parcelas. Editada entre los años 1751 y 1772, su propósito era la difundir de forma clara y sencilla el conocimiento y el saber bajo una óptica lo más pragmática posible. Considerada una de las grandes obras del siglo XVIII por abarcar en síntesis los principales conocimientos de la época, fue arma política y objeto de enfrentamientos entre editores y los poderes secular y eclesiástico. Su importancia fue tal que se convirtió en símbolo de la Ilustración, movimiento cultural e intelectual europeo desarrollado desde finales del siglo XVII hasta el inicio de la Revolución francesa, así denominado por intentar poner en primer término el predominio de la razón.

sin-titulo-2

La incorporación de Diderot y D’Alembert a L’Encyclopédie fue un gran acierto. Pasó de ser una mera traducción a la creación de una obra destinada a ‘vulgarizar’ los conocimientos con trabajos inéditos bajo una perspectiva laica y burguesa. Desde el inicio de su publicación se formaron dos bandos: el poder religioso con los jesuitas al frente (con el Delfín del Rey, sus allegados y una parte de la intelectualidad), y los mejores escritores de la época (con otra parte de la corte y Madame de Pompadour, amante del rey). L’Encyclopédie pasó a formar parte de los libros prohibidos por la Iglesia Católica en 1759.

“La religiosa” resume muchos de los pensamientos de Diderot. Su argumento está basado en un caso real vivido de cerca por el propio escritor en 1760. Una historia que escuchó en casa de Madame d’Epinay, escritora francesa conocida por su relación sentimental con Rousseau y amiga de Diderot y otras figuras de la ‘Ilustración’, que causó conmoción en los círculos progresistas de París en la persona de Marguerite Delamarre, una joven religiosa que fue procesada por rechazar los votos por las mismas razones que la protagonista del libro. Fue una noticia que impactó de manera muy especial en el marqués de Croixmare, amigo de Diderot, quien parece quiso ayudar a la muchacha y entonces el escritor y algunos amigos concibieron gastarle una broma comunicándole que había huido del convento y solicitaba su favor.  Una vez aclarado el equivoco, Diderot conservó la anécdota de una época donde era práctica bastante común recluir en conventos a las jóvenes con poca fortuna, que fue lo que realmente le motivó a relatar en forma de memorias una obra que habría de convertirse en uno de los clásicos de la literatura francesa. Si bien hay que decir que ya antes se había planteado escribir sobre la vida en las comunidades religiosas francesas al no poder olvidar el triste final de su hermana en el convento de las Ursulinas de Langres, su ciudad natal, donde fue recluida por su débil salud mental. 

velada-literaria-biblioteca-diderotVelada literaria en la biblioteca de Denis Diderot. Año 1879. Autor: Jean Louis Meissonier, pintor, escultor y académico francés.

Al inicio de sus ‘Pensamientos Filosóficos’ (1746) Denis Diderot incluyó una pequeña nota aclaratoria en la que afirmaba: “Escribo sobre Dios; cuento con pocos lectores y sólo aspiro a ciertas adhesiones. Si estos pensamientos no complacen a nadie, no podrán ser sino malos; pero los consideraría detestables si complacen a todo el mundo”. En “La Religiosa”  plantea un tema conflictivo en su época como es el derecho de la mujer a elegir su propia libertad. En ella destacan sobre todo aspectos como las presiones psicológicas para romper la voluntad del individuo, que traslada al ambiente de una comunidad religiosa donde tan importantes son los votos de humildad y servicio a la congregación; o el tipo de liderazgo ejercido por las madres abadesas en los conventos, tan distinto de unos a otros. Una novela profunda y a la vez entretenida.


La propina y su importancia social, obligación, satisfacción o clasismo

noviembre 25, 2016

No está del todo claro de donde viene la costumbre de ‘dejar propina’. Existen varias teorías al respecto. Aunque la mayoría están de acuerdo en que el origen de la palabra viene del latín ‘propinare’ <> ‘dar de beber’. Hay quien dice, los menos, que ‘dar propina’ lo inventaron los griegos que acostumbraban a beber solo una parte del contenido de la copa dejando el resto como ‘propina’ para la persona a cuya salud se brindaba. Pero la más dominante, sostenida por muchos expertos como Michael Lynn, reconocido investigador, profesor de psicología del consumidor en la Universidad de Cornell, con trabajos publicados en periódicos como New York Times o The Wall Street Journal, creen que esta costumbre se inició en la Europa aristocrática del siglo XVII como un gesto de la nobleza hacia la plebe que la atendía en las tabernas. Más tarde, después de la Guerra de Secesión (1861-1865), fue introducida en EEUU por los americanos ricos que regresaban de sus vacaciones por el viejo continente, comenzando a aplicarla entre el personal de servicio como muestra de lo que habían ‘aprendido’ en Propina 01el extranjero. Sin embargo, no fueron bien recibidas por considerarlas un signo de clasismo, hasta el punto de crearse una Asociación Antipropinas que llegó a tener más de 100000 socios, logrando, junto a la presión de los sindicatos, que se prohibiesen en algunos estados durante años. A pesar de estos esfuerzos, se puede decir que a lo largo del siglo XX la práctica de ‘dar propina’ se terminó convirtiendo en casi un dogma.

La propina es uno de los ‘tópicos’ que sigue sin resolverse a satisfacción. ¿Debemos dar o no propina a la persona que nos presta un servicio? ¿Se pueden ofender si no les damos o les damos ‘poco’? ¿En que cantidad? No hay nada tan fluctuante como este tema. En España, y en Europa en general, las propinas son un pequeño complemento que algunos clientes dejan después de un servicio. Sin embargo, en EEUU, donde el sueldo de los camareros, por ejemplo, es muy bajo, suponen en ocasiones el sustento básico de muchas personas. En realidad la pregunta que subyace en el fondo es… ¿es bueno o no dar propinas? Brandon Ambrosino, escritor de la publicación digital Vox.com y también del The New York Times y otros periódicos de renombre, en un extenso artículo titulado “La propina perpetúa el racismo, el clasismo, y la pobreza: ¡hay que deshacerse de ella!” asegura que no se deben dejar propinas. Y no es el único. Sus argumentos son varios. Desde que la responsabilidad de pagar el sueldo de los camareros no debe incidir en el cliente, hasta que la propina no depende de elementos objetivos. Michael Lynn, al que ya hemos citado antes, también destaca que la correlación entre un buen servicio y una buena propina suele ser bastante débil.

En general la propina se entiende como una recompensa, normalmente de tipo económico, que se suele dar en agradecimiento a un buen servicio. Casi siempre es el cliente quien decide darla o no, y en que cantidad, aunque desde hace un tiempo en determinados países se ha convertido en poco menos que obligatoria, perdiendo entonces, a pesar de que conserve el nombre, su carácter de origen. En la actualidad, ‘dar o no propina’ es un tema discutido y discutible entre los consumidores. Hay quien piensa que puede ser ‘exigible’ como apoyo al sueldo de los trabajadores, mientras que otros, la mayoría, creen que ‘dar propina’ lo único que hace es que los salarios de esos empleados se mantengan en niveles bajos. Finalmente hay quienes siguen viendo a la propina solo como una vieja costumbre.

Propina 02

Alrededor de las propinas se han producido curiosas historias y anécdotas, algunas hasta divertidas. Citaremos solo dos:
Una fue protagonizada en el año 2007 por el entonces ministro de Economía Pedro Solbes, a quien no se le ocurrió otra cosa que afirmar que “las propinas eran una de las causas del aumento de la inflación”. Una frase que ‘soltó’ durante el coloquio que siguió a una de sus intervenciones. Lo hizo cuando creía que los periodistas ya no le podían oír, utilizando un tono informal para justificar de manera ‘didáctica’ la subida de precios con unos argumentos poco afortunados para un experto economista, además de ministro. En su reflexión reconocía que la entrada del euro había tenido un efecto inflacionista en España, sobre todo en los productos de bajo valor, y que los ciudadanos no lo habían interiorizado lo suficiente, añadiendo que un modo fácil de comprobarlo era nuestro comportamiento al dejar propinas, que según él, y aquí viene la barbaridad de su expresión, a veces se dejan hasta el 50% del coste de lo consumido cuando éste es bajo. “No se ha interiorizado que un euro equivale a 166 pesetas y que dejar un euro de propina por dos cafés es exagerado”, aseguró. Poco tardó en ser el hazmerreír de todo el mundo, empezando por la oposición política que enseguida se encargó de propalar las ‘ocurrencias de Solbes’. Y lo hicieron con chascarrillos. Algunos tan originales como: “Pero dónde y con quién toman café Solbes y Zapatero, que sólo pagan 80 céntimos (según Zapatero) y dejan un euro de propina (según Solbes)”, “Que les pregunten a los camareros si ellos dejan un euro de propina”, añadiendo… “Mientras nos piden que comamos conejo (otra de sus ocurrencias) o que no dejemos propina, el Gobierno se gasta miles de euros en campañas de autobombo”. A esta última frase se apuntaron también muchos, criticando al Gobierno por su segunda ‘recomendación’ para reducir la inflación, y que no era otra que incrementar el consumo de conejo, diciendo: “Al tiempo que la ganadería está atravesando la mayor crisis de su historia, esta Navidad ni toca dar propina, ni toca el pavo, lo que toca aquí es conejo”.

Propina 08La segunda anécdota, en este caso ‘simpática’, alrededor de las propinas es la que aparece en una de las secuencias de la película “Reservoir Dogs” (1992) de Quentin Tarantino. Seis criminales profesionales contratados para un trabajo, que no se conocen entre sí y mantienen el anonimato escondidos bajo nombres de colores, se encuentran desayunando en un bar. En el momento de pagar, uno de ellos, el señor Rosa, se declara contrario a dejar propina, siendo censurado por sus compañeros. A la mayoría, que paradójicamente estaban planeando el asalto a un banco, les parecía inmoral escatimar ese 15% a las camareras.

No en todos países ni en todos los sitios se ven las propinas bajo una óptica similar. Varían mucho de un país a otro, y a menudo entre ciudades distintas de un mismo país. Los hay como en Japón o China donde no solo no es una costumbre, sino que dejarlas está mal visto. En cambio en EEUU o Canadá en algunos casos son casi obligatorias y en ocasiones incluidas en la cuenta como un complemento del sueldo. En otros, como el Reino Unido o Cuba, siendo voluntaria todo el mundo la espera, o bien siendo una costumbre se deja solo cuando el servicio es satisfactorio, entendiendo como una queja por parte del cliente cuando no se hace así. En este último grupo se puede encuadrar a España y la mayoría de los países europeos (Alemania, Francia,…). También muchos sudamericanos (Argentina, Chile, Uruguay,…). A continuación se relaciona el modo de comportarse con la propina en una serie de países tomados como referencia:

EEUU
En las empresas de servicios dan por hecho que una parte del sueldo de sus trabajadores está formado por las propinas que dan los clientes. Oscilan entre un 10-15 %, y cada vez son más los restaurantes, por ejemplo, que la llevan incorporada en la factura.
Reino Unido
Al igual que en EEUU bastantes restaurantes incluyen la propina en su factura. No así en los bares, aunque es costumbre dejarla.
Cuba
La propina ha sufrido un cambio total, pasando de estar prohibida a ser una costumbre en restaurantes y en el gremio de los taxistas.
Brasil
Los restaurantes la tienen incluida en la factura, aunque desde no hace mucho los camareros de las zonas turísticas se han ‘acostumbrado’ a recibirla como un complemento.
Méjico
Está muy mal visto no dejar propina, pero no suele estar incluida en la cuenta.
Chile
La propina no es obligatoria, sin embargo hay restaurantes que la incluyen sin preguntar al cliente, quien ha de ‘protestar’ si quiere que se la anulen.
Argentina
Suele ser habitual dejarla.
Francia
Se suele dar o no en función de la calidad del servicio.
Alemania
Es el cliente quien decide si dejar propina o no.
Italia
Al igual que en España es totalmente voluntaria.
Rusia
Hasta la desintegración de las URSS las propinas estaban prohibidas, pero a partir de entonces se han convertido en una costumbre.
Japón
No es obligatoria ni los propios trabajadores la esperan, incluso la consideran ofensiva.
Italia
Existe una cultura de la propina, siempre se cuenta con ella como un complemento al salario.
Australia
Aunque no es habitual dejar propina, en las zonas turísticas se ha ido instaurando poco a poco si el cliente se encuentra satisfecho con el servicio.
China
No existe cultura de dejar propina, incluso está prohibida en algunos sitios. Solo los restaurantes muy selectos suelen aplicar un recargo por este concepto.

Propina 11En la actualidad, el movimiento contrario a las propinas está creciendo con fuerza. De hecho en EEUU, diferentes restauradores de Nueva York muy influyentes las han prohibido por considerar que sus trabajadores darán un mejor servicio si a la vez les mejoran el sueldo. En España también están de capa caída, aunque en nuestro caso se trata de una polémica distinta: la causa, mucho más profunda, se debe a la gravedad de la actual crisis económica. El futuro de las propinas no está nada claro, sobre todo si se profundiza en el motivo por el que se deja más dinero que el marcado por el precio de un servicio. Según Michael Lynn, lo lógico sería pensar que si uno paga más del coste es porque quiere que en el futuro le vuelvan a tratar bien, una tesis que pronto se viene abajo con solo observar lo que sucede en la mayoría de los bares y que demuestra que no existe relación entre ‘dar propinas’ con volver al establecimiento. Afirma también Lynn que “en realidad no se hace por un buen servicio sino por la aprobación social, incluidos nuestros vecinos de mesa, que es lo que en el fondo buscamos”. Bastantes clientes confiesan ser más generosos cuando se encuentran acompañados. El diccionario de la RAE define a la propina como “un agasajo que sobre el precio convenido y como muestra de satisfacción se da por algún servicio”. Sin embargo, como se ha podido observar, su significado ha cambiado tanto que en unos sitios se ha convertido en obligatoria y en otros se ve como una ofensa.

No siempre es fácil dar propina. Cuando se recibe un servicio, puede resultar satisfactorio o no. Muchas veces se plantean estas preguntas: ¿es obligatoria la propina? ¿Puede resultar ofensiva? ¿Suena a limosna? ¿Cuánta se debe dejar y a quien? ¿A la persona que nos presta el servicio, al camarero o al establecimiento? ¿Se aceptan en cualquier sitio o no siempre? ¿Funciona igual en todos los países? La realidad es que no hay una única respuesta. Porque por mucho que el diccionario de la RAE la defina como agasajo y muestra de satisfacción, lo cierto es que muchas veces no es voluntaria. En general, no existe ninguna norma sobre las propinas. A veces se deja y otras no. Depende de varios factores. A causa de la crisis económica, la costumbre de ‘dar propina’ ha caído mucho. O lo que es lo mismo, si esta costumbre, de origen aristocrático, dejara de estar bien vista, perdería su razón de ser. Se trata de un incentivo más emocional que racional.


El triángulo, su área, y una pregunta capciosa

noviembre 15, 2016

Problema muy interesante enviado por un amigo, compañero de estudios en la Universidad Laboral de Tarragona, en el que se mezclan recuerdos escolares, cálculos sencillos, y también ingenio. Me cuenta que se lo pasó otro amigo, en este caso de letras, abogado, diciéndole que no entendía por que habían suspendido al protagonista, aspirante a un trabajo en la firma Microsoft. Dice así:

Los procesos de selección de las empresas son muy exigentes. En el gigante Microsoft parece que no se andan con chiquitas y van un paso más allá. Eso, al menos, es lo que se extrae de las explicaciones de un estudiante de Informática del Instituto Nacional de Tecnología en Naranjal en La India. Prashant Bagdia no ha tenido contemplaciones contra la multinacional informática y ha relatado al portal Quora todos los detalles del proceso de selección que sufrió un amigo suyo que pretendía acceder a un trabajo en Microsoft. Al parecer, cuando la entrevista ya estaba tocando a su fin, el entrevistador soltó de repente una pregunta totalmente inesperada.

Sin título-2“Un triángulo rectángulo tiene una hipotenusa que mide 10 cm con una altura relativa o asociada a la misma de 6 cm. ¿Cuál es el área del triángulo?”

El amigo de Prashant (es lo que cuenta él) se quedó inmóvil en un primer momento. Luego dudó: ¿Por qué una compañía de software me hace una pregunta de geometría? ¿Tal vez es una pregunta trampa? ¿Tal vez no sea una pregunta trampa y sólo quiere ver como pienso en una cuestión tan insignificante?”, meditó.

Finalmente, decidió dar una respuesta aún con la idea de que podía ser una pregunta trampa.
“El área de cualquier triángulo es 0,5 de la base por la altura, con lo que la respuesta a esta pregunta sería 0,5 X 10 X 6, que es 30”.

“¿Seguro?”, inquirió el entrevistador. El amigo de Prashant se quedó pensando y respondió: “Sí, estoy seguro de que el área del triángulo es 30”. “Su respuesta es incorrecta. Esta ha sido la última pregunta de la entrevista. Puede esperar fuera hasta que le demos los resultados”, le espetó el entrevistador. “No puede existir, piense por qué”.

El aspirante se quedó de piedra. Sin embargo, antes de abandonar la sala preguntó cuál era la respuesta correcta. “El triángulo de la pregunta no puede existir nunca. Piense por qué”, fue la contestación que recibió del entrevistador de Microsoft.

La solución en un próximo post.
Está claro que la solución no es tan obvia como pueda parecer, ni tampoco tan difícil como algunos pueden pensar.

=========================================================================================

A continuación mostramos la solución al problema planteado en el post: “El perro, el gato, la velocidad y el espacio”

La respuesta en principio parece clara. Leyendo el enunciado la primera apreciación es que gana… el gato. Veamos por qué:

– El gato necesitaría dar 100 saltos (cada uno de 2 pies) para cubrir la distancia de ida y vuelta, mientras que el perro lo haría en 68 saltos (cada uno de 3 pies) pues estaría obligado a recorrer 102 pies en lugar de 100 tanto a la ida como a la vuelta.
– Como el gato es más rápido que el perro, avanza 3 pies en cada salto en tanto que el perro solo 2, la relación de su velocidad estaría en la misma proporción (3 a 2). Es decir, cuando el gato ha dado sus 100 saltos, el perro aún no ha llegado a los 67 (100*2/3), por debajo de los 68 a los que se vería obligado para cubrir el trayecto completo.

Sin título-1Ahora bien, a pesar de esta respuesta, lógica por otra parte, todos los participantes estaban un poco ‘moscas’: ¡parecía demasiado sencilla a tenor de la recompensa! Además, el hecho de que Barnum, el famoso dueño del circo, hubiese hecho saber que daría la solución y entregaría los premios un primero de abril  (‘Día de tontos’ en la tradición norteamericana), y al mismo tiempo añadiese que… ‘ya no habría más gato encerrado sino liberado, para beneficio de los más interesados’, desconcertaba aún más.

Y así fue. Barnum se guardaba un as en la manga. Suponiendo que el gato se llama Terry y que el perro fuese una perra, Marlene, no cabe duda que la frase: ”El perro avanza tres pies a cada salto y el gato sólo dos, pero Marlene da tres saltos por cada dos de Terry” tendría un significado muy distinto, pues entonces el perro recorrería 9 pies y el gato solo alcanzaría 4 en la misma unidad de tiempo. En ese caso sería el perro el que ganaría la carrera al terminarla en 68 saltos, ya que el gato no habría llegado a los 46 (68*2/3), o lo que es lo mismo 90 pies y 8 pulgadas, una distancia inferior.


Conflictos generacionales, una historia que se repite

noviembre 5, 2016

El conflicto generacional apenas necesita presentación. Todos hemos pasado por él (o lo haremos). Además en papeles distintos. Cada generación ha tenido conflictos con las anteriores. Aceptar algunas leyes o comportamientos, sobre todo si son impuestos, a veces no suelen encajar bien en las generaciones más jóvenes dando lugar a conflictos que se repiten. Sin título-1Circulan unas frases ‘ad hoc’ atribuidas al médico de familia inglés Ronald Gibson (1909-1989) que son un buen ejemplo de lo que estamos hablando. Cuentan que fueron pronunciadas al inicio de una de sus conferencias sobre el eterno conflicto entre generaciones de padres e hijos o entre una generación y sus antecesoras.

“Nuestra juventud gusta del lujo y es maleducada, no hace caso a las autoridades y no tiene el mayor respeto por los mayores de edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. No se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos”.

“Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder. Porque esta juventud es insoportable, desenfrenada y simplemente horrible”.

“Nuestro mundo llegó a su punto crítico. Los hijos ya no escuchan a sus padres. El fin del mundo no puede estar muy lejos”.

“Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura”.

Mientras el doctor Gibson las iba citando, parece que el público asentía con la cabeza y le brindaba su apoyo dándole la razón. La sorpresa vino después cuando nombró al autor de cada frase:

– La primera es de Sócrates (470-399 a.C.), filósofo ateniense considerado uno de los más grandes a nivel universal. Maestro de Platón, con Aristóteles su discípulo, fueron los tres más importantes de la Antigua Grecia.

– La segunda pertenece a Hesíodo (720 a.C.), poeta de la Antigua Grecia. Algunos lo sitúan contemporáneo de Homero, célebre autor de la Ilíada y la Odisea, las más notables poesías épicas griegas. Aunque investigaciones actuales lo incluyen en una generación posterior.

– La tercera es de un sacerdote (2000 a.C), y

– La cuarta la más sorprendente al estar escrita en un vaso de arcilla con más de 4000 años de existencia descubierto entre las ruinas de la antigua Babilonia, ciudad de la baja Mesopotamia, en el actual Irak.

Sócrates 01Fallecimiento de Sócrates. Óleo de Jacques-Louis David (1787).

La principal causa de un conflicto generacional casi siempre se atribuye a la diferencia de edad. La mayoría de los adolescentes manifiestan la necesidad de afirmar su propia personalidad para desarrollarse como personas y a menudo lo suelen hacer negando la del adulto y sus valores. Que esto ocurra puede considerarse ‘normal’, aunque deja de serlo en determinados casos como cuando:
– Los padres pretenden ser amigos de sus hijos, o ejercen un control exhaustivo sobre ellos, o no aceptan que se está produciendo un fuerte cambio en ellos, o
– Los hijos adoptan una postura de rebeldía ante cualquier intento de acuerdo, o no han tenido un referente claro viéndose obligados a crecer por su cuenta.

Afrontar con éxito un conflicto generacional no es fácil, sobre todo si se intensifica demasiado. El problema permanece latente. Ante una actitud de rebeldía de los hijos solo caben la coherencia y comprensión de los padres. Muchas veces la clave radica en su modelo de comportamiento. Enfrentarse a la adolescencia es una de sus tareas, y hacerlo con éxito dependerá en gran parte de su actitud. El objetivo no es convertirse en el mejor amigo del hijo, sino intentar respetar su espacio personal. Ser su referente es importante porque les dará la autoridad necesaria para que respeten sus decisiones. Eso sí, firmeza pero… no inflexibilidad. Ser ‘autoritario’ no funciona con los jóvenes. El diálogo dará más posibilidades de éxito, pues permitirá conocer sus necesidades para tomar las decisiones correctas.

Muchos escritores han tratado el conflicto generacional en artículos o en algunos pasajes de sus obras. El también economista José Luis Sampedro o José Saramago han sido dos de ellos. Este último, a través de un diálogo entre un padre y su hija, muestra en su novela ‘La caverna’ la importancia de que cada generación conceda a la siguiente el espacio suficiente para permitir la renovación ‘necesaria’ de algunas ‘reglas’ hasta ese momento aceptadas que pueden haber quedado obsoletas. A continuación extraemos uno de sus párrafos:

“Leyendo se acaba sabiendo casi todo. Yo también leo. Por tanto algo sabrás. Ahora ya no estoy tan segura. Entonces tendrás que leer de otra manera. Cómo. No sirve la misma forma para todos, cada una inventa la suya. La suya propia. Hay quien se pasa la vida entera leyendo sin conseguir nunca ir más allá de la lectura, se quedan pegados a la página, no entienden que las palabras son solo piedras puestas atravesando la corriente de un río, si están ahí es para que podamos llegar a la otra margen, la otra margen es lo que importa. A no ser (…) que esos tales ríos no tengan dos orillas sino muchas, que cada persona que lea sea, ella, su propia orilla, y que sea suya, y solo suya la orilla a la que tendrá que llegar. Bien observado, (…) una vez más queda demostrado que no les conviene a los viejos discutir con las generaciones nuevas, siempre acaban perdiendo (…)”.

Conflicto generacional 01

La defensa e imposición de un único punto de vista, además de dejar en entredicho a los que carecen de argumentos y se niegan a admitirlo, no solo potenciará la aparición de un conflicto, sino que impedirá cualquier diálogo. Incluso desencadenará cierto grado de intolerancia. En ocasiones se oye decir: “¡cualquier tiempo pasado fue mejor!”, pero la percepción a veces es errónea. Basta recordar las frases pronunciadas por el doctor Gibson y la sorpresa que causaron al citar su procedencia, quien parece que finalizó su charla con esta contundente expresión: “Señoras madres y señores padres de familia: relájense, que la cosa siempre ha sido así…”. El conflicto generacional debe ser sólo una etapa más en la relación entre padres e hijos. No es suficiente con describir la posible frustración que sienten los jóvenes, hay que acercarse a ellos y ayudarles a avanzar. La cuestión generacional no está en que se produzca, sino en que grado y cantidad. Hay situaciones que nunca cambiarán del todo. Que una generación en busca de su identidad se rebele contra lo ‘establecido’ resulta hasta cierto punto normal. El conflicto generacional siempre ha existido, porque forma parte del comportamiento humano.

 

 

 


Canciones con historia. “Capri c’est fini”. Hervé Vilard

octubre 24, 2016

Los años 60 del siglo pasado fueron para la música su década prodigiosa. Para nuestro país también fueron una revolución en toda regla. No solo en lo musical. Nuestra cultura, algo aislada hasta entonces de las influencias externas, sufrió un cambio espectacullar. También nuestro estilo de vida, forma de ser, de vestir, nuestra actitud,… En resumen todo un comportamiento ante los nuevos ‘aires’ sociales que venían de fuera a una España que se empezaba a abrir al turismo y que hacen brecha en las tradiciones más conservadoras de una sociedad donde imperaba la copla, los boleros, canciones melódicas, de orquesta, y muy poco más. Capri cèst fini 01Un cambio que provoca el despertar de los jóvenes que se comienzan a reunir en guateques (fiestas en casa de las familias), más tarde en pequeños clubs, en los que se baila con despreocupación y donde prima la diversión. Una música a la que, además de ‘ye-ye’ o ‘pop’, muchos llamaron ‘moderna’, de la que formaron parte grandes baladas románticas sobre todo italianas y francesas. Como “Capri c’est fini”, un éxito fulgurante en la voz de Hervé Vilard, uno de los temas más bellos venidos del país vecino. Nostálgica, sugestiva, como su estilo, nos recuerda al otoño, a las playas desiertas, a paseos interminables por la soleada y mítica isla italiana de Capri con sus cielos radiantes y ensoñadoras puestas de sol. ¡El escenario ideal para un primer amor!

René Villard (París, 1946), más conocido como Hervé Vilard, reconocido cantante francés a nivel internacional, su propia biografía ya es una curiosa historia desde el momento de su nacimiento en un taxi mientras su madre se dirigía al hospital para dar a luz. Más tarde, con 6 años, a raíz de la denuncia de una vecina, es enviado al orfanato Saint Vincent de Paul del que intentaría escaparse en repetidas ocasiones, llegando a estar con siete familias distintas que le darían refugio y apoyo. A los 11 años conoce a quien seria su padre espiritual, el abad Angrand, cura del condado de Berry, cuya influencia resultará decisiva en su vida. Aunque a los 14 ya tiene claro que su futuro está en la música, pasarían algunos años más hasta convertirse en una estrella con su opera prima “Capri c’est fini” (1965), siendo amadrinado por la gran cantante Dalida. Un tema cuya historia, como muchas otras, fue fruto de la casualidad. Viajando un día por el metro de París se encontró con un póster publicitario en el que se hacía referencia a las bondades de la isla de Capri como destino turístico, que fue su inspiración para escribir esta canción que alcanzó lo más alto en las listas francesas de manera fulgurante. Su éxito fue tal que al año siguiente, ‘saltando’ todas las fronteras del idioma, se convirtió en un hit internacional que le llevó a recorrer la mayoría de los países de habla hispana, de manera especial España donde fue recibido como un triunfador.


Hervé Vilard interpretando “Capri c’est fini” en sus primeros años”.

Sin título-1

Tanto a la isla de Capri, como al Mar Tirreno que la baña o al golfo de Nápoles, le han cantado desde siempre grandes voces. También poetas como Virgilio (uno de los primeros). Lugar paradisíaco al que han ido a vivir poetas y políticos importantes como Rilke, Neruda, Nietzsche o el mismo Malaparte (su callejero conduce de manera fiel por su memoria), muchos venidos por casualidad, por un mal o buen amor, un desengaño, o por el placer de vivir en sus casas elevadas sobre el Mediterráneo. Foco de inspiración o solo de puro reposo, si por algo se le recordará siempre a Capri es por la canción de Hervé Vilard. Un Capri nostálgico que los jóvenes de los años 60 pudieron recorrer sin ‘salir’ de la pista de baile, del salón de su casa o de la casa de los amigos en los guateques. Una canción que muchos compararon con “Aline” del cantante Christophe, ambas románticas baladas triunfadoras de aquel verano de 1965 junto a ‘”J’entends siffler le train” (‘Escucho silbar al tren’) de Richard Anthony.


Los Mustang, quizás el mejor conjunto de los 60′ realizando versiones de canciones famosas, en su interpretación de “Capri, cést fini”.

“Capri c’est fini”, canción nostálgica que recuerda a un desamor en los tiempos felices, fue grabada por destacados solistas y grupos de la época como Los Mustang, Los H.H., José Guardiola,… incluso por Camilo Sesto en su etapa inicial con Los Botines. Sin embargo, ninguna versión llegó a hacer sombra a un Hervé Vilard que la mantuvo en todo lo alto durante más de una década, siendo el cantante de moda junto a Salvatore Adamo, la gran figura de la canción romántica francesa. “Capri c´est fini” sin duda traspasó fronteras. Y a pesar de tener más de cincuenta años aún sigue vigente en los corazones y en la historia de la música.


Hervé Vilard cantando “Capri c’est fini” en su plena madurez como artista.


“El médico”. Noah Gordon

octubre 13, 2016

El médico 03“El médico”, novela que dio fama internacional a Noah Gordon, inicia la saga de Rob J. Cole y su trayectoria vital desde la niñez. Sus logradas descripciones nos van introduciendo en la vida cotidiana y profesional de los personajes con tal naturalidad que arrastran en su lectura. Con apenas términos técnicos de medicina, traslada con sencillez a lo que más parece una aventura.

Sinopsis
Esta deslumbrante epopeya describe la pasión de un hombre del siglo XI por vencer la enfermedad y la muerte, aliviar el dolor de sus semejantes e impartir el don de sanar, casi místico, que le ha sido otorgado. Es una pasión que le llevará desde la brutalidad y la ignorancia de la Inglaterra de su época a la sensual turbulencia y el esplendor de la Persia remota.

Una pasión cuyo conjuro resucita para nosotros un mundo exótico, bárbaro, pero también exquisito, donde el legendario maestro Avicena, Ibn Sina para los suyos, está experimentando con las primeras armas de la medicina moderna.

El interés por la nueva ciencia hará que el londinense Rob Cole se finja judío, aprenda las costumbres, la religión y la lengua hebraicas y bajo un arriesgado disfraz emprenda el larguísimo viaje a Oriente que cambiará para siempre su vida.

Nueve siglos han transcurrido desde aquel entonces, pero el talento narrativo de Noah Gordon hace de este viaje iniciático una experiencia única, que convierte la historia en vida real.

Noah Gordon nació en Massachusetts (EEUU) en 1926. Presionado por sus padres inició los estudios de medicina, pero pronto cambió a Periodismo obteniendo la licenciatura en la Universidad de Boston en 1950. Tras ejercer varios trabajos, comenzó a escribir artículos científicos para diversas publicaciones y también sus primeras novelas. Su reconocimiento le llegó precisamente con “El médico” (1986), novela que inicia la trilogía de la familia Cole y que completan ‘Chamán’ (1992) y ‘La doctora Cole’ (1996). Ha sido galardonado con numerosos premios no solo en EEUU, sino en otros países como Alemania, Italia o España. Entre sus obras destacan obras como ‘El rabino’ (1965), ‘El diamante de Jerusalén’ (1979) o ‘El último judío’ (1999) donde cambia su línea habitual para adentrarse en la historia de un judío en el Toledo del siglo XV. Su última novela ha sido ‘La bodega’ (2007) sobre el mundo del vino y la enología.

Catalogado como best-seller, “El médico” marcó durante años un hito en la novela histórica. Narra la historia de una pasión en su lucha contra la enfermedad y la muerte en la persona de Rob J. Cole que está dotado de un ‘don’ especial. Su sueño por convertirse en médico le conducirá durante la baja Edad Media desde su Inglaterra natal a la más fastuosa y remota Persia. Allí estudiará medicina en el ‘maristan’ (hospital) de Ispahán bajo la tutela del legendario maestro Avicena (Inb Sina), una eminencia médica que marcará su destino. Según explica el propio autor, se trata una novela en la que solo dos personajes (Inb Sina y al-Juzjani) están tomados de la vida real. El sha- faraón que aparece, si bien hubo uno con el nombre de Ala-al-Dawla, Gordon señala que ha quedado tan poca información sobre él que su personaje resulta ser una mezcla. En cuanto al ‘maristan’ (termino de origen persa ‘bimaristán’ compuesto por ‘bimar’= enfermo e ‘istan’= lugar) está inspirado en el hospital medieval Azudi de Bagdad. El resto es ficción salida de su imaginación pues apenas quedan registros de fragmentos históricos o en todo caso son poco claros.

Película 02Escena de la película “El médico” protagonizada por Ben Kingsley basada en la novela de Noah Gordon.

En una entrevista concedida al diario El País con motivo del rodaje de la película homónima basada en su novela manifestaba, entre otras cosas, lo siguiente:

“En nuestra sociedad el médico ocupa un lugar parecido al que siglos atrás ocupaba el sacerdote. El médico libra la lucha más dramática que se pueda concebir, que si antes era la salvación del alma de las garras del diablo y las llamas del infierno, en nuestras sociedades secularizadas es la lucha de la inteligencia y del conocimiento humanos contra la muerte. Es fácil de entender que ese combate tiene grandes posibilidades dramáticas. Y como yo, por mis inconclusos estudios de medicina y por mi especialización profesional, conocía un poco el terreno, disponía por lo menos de una base sólida para trabajar sobre el asunto, para investigar en las bibliotecas, y también conocía a profesionales a los que podía consultar para resolver mis dudas”.

“La del doctor es la lucha dramática del conocimiento contra la muerte”.

“Cuando yo era niño nadie en mi entorno tenía empleo, ni por supuesto vacaciones; todos permanecíamos en casa todo el santo día. Yo me aburría mucho. Así que mi hermana me llevó a la biblioteca pública, y así me metí en el mundo de los libros, descubrí a Chaucer y a Shakespeare y a muchos, muchos otros autores que le han aportado a mi vida mucha felicidad e inspiración”.

La trilogía de la vida de los Cole es en cierta manera una biografía novelada de la historia de la medicina desde la Edad Media hasta hoy. Fácil de leer cada uno de los libros de forma independiente, Noah Gordon sabe moverse muy bien en “El médico” entre descripciones precisas y tramas de apoyo que se entrelazan lo justo para mantener la acción sin apenas altibajos. Su prosa la hace muy amena. Escrita para entretener, sin buscar la verosimilitud en la historia principal, aporta interesantes datos reales en una novela absorbente y cautivadora.


Universidad Laboral de Tarragona: el Paso del Ecuador

octubre 3, 2016

cartel-01El Paso del Ecuador es una de las fechas más esperadas por los estudiantes universitarios que celebran haber completado la mitad de su carrera. Nuestra promoción no podía ser menos. Tampoco mucho más tras el gran éxito logrado. No es normal que se organicen tantos eventos de calidad durante toda una semana cuando se suelen concentrar en uno o dos días. Además sin dejar el ritmo de estudios que siguieron su horario normal. Eso sí… ¡quitando horas al sueño! A decir verdad tampoco es habitual una promoción como la nuestra, ‘Los 100’, como más de uno la llamó, donde todos se volcaron en una brillante labor de equipo. La calidad de los actos programados, que contaron con una extraordinaria proyección en la ciudad de Tarragona, y su perfecta organización, hicieron que la prensa cubriese a diario sus avatares. Algo que no había sucedido antes ni tampoco ocurrió después. No es pasión, solo refleja una realidad contrastable.

Como en toda buena organización que se precie la idea de celebrar un Paso del Ecuador a lo grande se empezó a gestar con tiempo. Ya al inicio del curso surgió la primera ‘tormenta de ideas’ en una comisión organizadora cuya misión principal, además de darle una clara orientación cultural y festiva, era recaudar fondos para que el coste para la promoción fuese mínimo. Al final se consiguió tras cuatro largos meses de muchos esfuerzos… ¡con nuestros propios medios y sin ningún coste adicional! Fue el primer gran éxito. Además rotundo como se puede suponer. No pagó nadie en particular y si todos en general con el dinero logrado en eventos varios. En uno de ellos, a la vez que importante fuente de ingresos, se tuvo la brillante idea de hacer partícipes de nuestra fiesta a los padres de alumnos de la Uni en la persona de los ganadores de un sorteo realizado en combinación con la Lotería Nacional de Navidad. A todos (cerca de 2000) se les envió una participación ‘donativo’ de 30 pesetas de la época, siendo Manuel Romano y su esposa, venidos de Palencia, los afortunados que pasaron una semana entre nosotros con todos los gastos pagados.

matrimonio-01En el centro, sentados, Manuel Romano y esposa, padres de un alumno de la Uni elegido por sorteo, que fueron invitados a los actos del Paso del Ecuador con todos los gastos pagados. Tras ellos un grupo de compañeros de la promoción y un representante de las bodegas ‘Casa Müller’, anfitrión de la velada. Al fondo se puede ver la pancarta de bienvenida con que fueron recibidos los universitarios, madrina y damas de honor.

Fue una semana donde las clases siguieron su ritmo normal. A partir de las seis de la tarde era cuando arrancaban los diversos actos, que se iniciaron con una nota de prensa dirigida a la ciudad de Tarragona donde se decía:

“La próxima semana la III Promoción de Peritos Industriales celebrará su Paso del Ecuador. Nosotros, los que la componemos, nos dirigimos a la Ciudad de Tarragona que sabe de elegancia y simpatía. Es nuestra Ciudad y no queremos que esté ajena, ni enajenarnos a nosotros mismos, en este motivo alegre, juvenil y estudiantil de los festejos de nuestro ‘Paso’.

Tarragona, la ciudad y la provincia nos seguirá de cerca porque nuestras actividades en esos días llegarán a ella desde este mismo rincón; no serán extraordinarias, pero dentro de su sencillez habrá, que ya hay, un algo que bulle, que presiona hasta hacer estallar.

Como compañeros somos, unidos, íntimamente unidos. Hemos hilado nuestros esfuerzos y he aquí una muestra como exponente de gran potencial.

Invitamos a la ciudad a unirse a nuestra ilusión y no nos sentiremos solos. Porque así como se precisa en los pesares comunicarse, así en las alegrías, y en esta especialmente, queremos se sienta en toda ella el influjo radiante desde este núcleo que es la III Promoción de Peritos en su Paso del Ecuador”.

auditorio-01Proclamación de la madrina y damas de honor del Paso del Ecuador en el auditorio de Radio Tarragona a cargo del popular locutor José María Tarrasa.

Fue una semana inolvidable con una clara orientación cultural y festiva que comenzó un lunes, a las siete y media de la tarde, en el Auditorio de Radio Tarragona con la proclamación de la madrina, Lina Soler, hija del presidente de la Diputación, y sus damas de honor y la imposición de bandas y entrega de ramos de flores a cargo del presentador y mantenedor de la fiesta José María Tarrasa, reconocido locutor y director de Radio Tarragona, creador del personaje infantil “Maginet Pelacañas”, que estuvo en antena todos los domingos desde 1934 hasta 1979 en permanente campaña benéfica en pro de los niños de “San Raimundo de Peñafort”. Para amenizar el resto de la velada se celebró un festival artístico musical con actuaciones de agrupaciones musicales, cantantes y rapsodas que resultó todo un éxito. No en vano bastantes componentes de la promoción eran cabezas visibles de las distintas actividades lúdicas que se realizaban en la Uni. El día finalizó con la ronda de la Tuna a la madrina y sus damas, que dejó muy buen sabor en la ciudad como quedó demostrado en la asistencia a los distintos actos.

la Tuna y el Ochote dieron una vez más muestra de su gran calidad.

bodegas-01‘Vino de honor’ ofrecido a la madrina y damas de honor y a toda la promoción por las bodegas ‘Muller’ iluminadas con antorchas y candelabros y adornadas con motivos simbólicos al ‘Paso’, uno de los cuales se puede ver al fondo en la pancarta de bienvenida.

El martes, también a las 7,30, las bodegas ‘Casa Muller’ agasajaron por todo lo alto a la madrina y sus damas y a toda la Promoción. Se puede decir que las actividades entraban en su pleno apogeo. Recibidos por su gerente Joaquín Muller, tras mostrar las instalaciones fueron obsequiados con un ‘vino de honor’ acompañado de buenas viandas. Brindó en primer lugar en nombre de la Promoción su Presidente quien agradeció la gentileza y cortesía que había tenido ‘Casa Muller’, a lo que correspondió con afectuosas palabras su dueño quien también lo hizo por la madrina y su corte de honor y por el éxito del ‘Paso’. ¡Fue una velada para recordar! Las bodegas adornadas para la ocasión con motivos alegóricos al ‘Paso’, además de animación y bullicio, provocaron un ambiente que iluminado con antorchas y candelabros causó la admiración de todos. Una pancarta expresaba muy bien el sentir de lo dicho poniendo colofón a la bienvenida: “De Muller ¡¡brinda!! por los ‘Eléctricos’ de la Universidad Laboral, por la madrina y sus lindas acompañantes”. Lo que ya no reflejaron las crónicas de prensa de ese día fue el clima de ‘alegría desbordante’ que fue ‘in crescendo’ en el tiempo y que aún persiste en el recuerdo.

bodegas-02
bodegas-03Dos momentos del acto celebrado en las bodegas ‘Muller’. Como se puede observar, la comida, la bebida y el cantar junto a las cubas hicieron muy llevadera la tarde.

Al día siguiente, miércoles, en un ambiente más relajado, tuvo lugar un recital de piano en las Bóvedas Romanas de la ciudad a cargo del concertista Ángel Soler. Pianista reconocido, interpretó entre otras piezas la sonata 109 de Bethoven, el Andante Spianato y la Gran Polonesa de Chopin, así como obras españolas de Falla y Turina. Recibidas todas en medio de aplausos en una semana festiva donde la música tuvo un papel preponderante.

recital-piano-01Un aspecto de las bóvedas del circo romano de Tarragona antes de iniciar el recital de piano.

El jueves fue una tarde muy completa. Comenzó a las 4,30 h. con un acto lúdico, simpático, siempre esperado, como es un partido de futbol entre un equipo de profesores y educadores y otro de alumnos de la promoción celebrado en el campo del equipo de la ciudad, el Gimnástico de Tarragona. La victoria fue para el equipo del ‘Paso’. Nada de extrañar por otra parte, pues muchos de sus componentes lo eran también del equipo del colegio Balmes y de la selección de la Uni. Fue una victoria sonada a juzgar por el entusiasmo de sus seguidores como se aprecia muy bien en la foto y, aunque se esperaba algo más que palabras aprovechando la coyuntura, nada de eso ocurrió como refleja la crónica aparecida en la prensa.

“El jueves por la tarde asistimos a unos originales encuentros entre equipos de la Universidad y la III Promoción en los terrenos del Gimnástico. Se celebró en primer lugar un partido de fútbol entre los equipos del ‘Paso’, de color azul pijama, y los Educadores, de amarillo senectud. La salida del equipo de Educadores estuvo precedida por unos señores barriendo el campo y con dorsales en los que se podía leer: ‘Pelota 2.421’… ‘Pelota 6.347’…

El partido acabó con el resultado de MK2 a F4H (véanse Normas Din). El árbitro, con sombrero mejicano, pantalón de puntillas y trompeta de plástico, estuvo bien y enérgico en todo momento, no dudando en imponer su autoridad mandando cara a la pared a cuantos infringieron el reglamento. Hay que destacar la labor del equipo veterinario, que con su ataúd a cuestas atendió a los lesionados.

A continuación se celebró un partido de baloncesto relámpago… y lluvioso, aunque a pesar de todo no se perdió el buen humor”.

partido-futbol-02Equipo de futbol del ‘Paso’ y algunos ‘seguidores’ celebrando el triunfo conseguido una vez finalizado el partido.

A continuación, a las 7,30, en el mismo escenario de las Bóvedas Romanas de días antes, se procedió a la lectura de la obra de Tenesse Williams ‘El zoo de cristal’ por el Teatro Español Universitario (TEU) de Tarragona. Tuvo una gran acogida por la gran calidad de la dirección y los cuatro actores que formaban la trama, así como el montaje, luminotecnia y efectos especiales. Todos pertenecientes a la promoción, eran la columna central no solo del TEU, sino también del grupo de teatro del colegio Balmes y la UL de Tarragona.

Los dos días siguientes fueron más tranquilos donde predominaron los actos culturales. El viernes, en una sesión de cine club, se exhibió la película “El largo y cálido verano” protagonizada por Paul Newman y Joanne Woodward, si bien la idea inicial, frustrada en el último momento, era haber hecho un pase de “El proceso”, estreno que se quería ofrecer en primicia en la ciudad de Tarragona. El sábado finalizó con una sesión de arte moderno en el Salón de los Sindicatos con proyección de películas y diapositivas presentadas y comentadas por el crítico de arte Enrique Baixeras.

imperial-tarraco-05
imperial-tarraco-04Día grande del Paso del Ecuador. Salones del hotel Imperial Tarraco durante el aperitivo previo a la comida.

Y llegó el domingo, el día grande, que coincidió con la festividad de Santo Tomás de Aquino, patrono de los estudiantes. Se inició con una misa en la capilla del Hospital de San Pablo, a la que siguió el corte de cinta del ‘Paso simbólico’ en el balcón del Mediterráneo, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Lo hizo la madrina con unas enormes tijeras cuyo filo de corte lo formaban dos hojas de sierra de las utilizadas en los talleres para cortar el acero, hechas para la ocasión y traídas desde la Universidad Laboral por los propios alumnos en una carrera de relevos. Un acto que culminó con el disparo de una traca al final de La Rambla por encendido eléctrico, como no podía ser menos para una promoción de esa especialidad. Se pensó en hacerlo de forma original y se logró. Todo salió perfecto. Hasta el tiempo acompañó con un día espléndido y primaveral. Más tarde se celebró una comida de hermandad en los salones del hotel Imperial Tarraco a la que asistieron más de 150 comensales, que bien entrada la tarde prosiguió con un espléndido baile fin de fiesta, uno de cuyos momentos culminantes sucedió cuando la orquesta ‘Fire Stars’ interpretó el ‘Vals de la Velas’ en honor del matrimonio invitado en representación de todos los alumnos de la Uni al que ya hemos hecho referencia. ¡Fue uno de los momentos más emocionantes del día!

imperial-tarraco-01
imperial-tarraco-02
imperial-tarraco-03Día grande del Paso del Ecuador. Comida celebrada en el hotel Imperial Tarraco.

Quisimos que la ciudad de Tarragona viviese con nosotros una semana de auténtico ambiente universitario con nuestro Paso del Ecuador y lo conseguimos. Se rindió tributo a la cultura de una forma amena y a la diversión festiva y lo logramos. Corría el año 1965 y aún sigue presente. La memoria es frágil, pero los recuerdos permanecen, y cuando se hacen entre todos enseguida fluyen y salen a la luz. Así era, y es, la III Promoción de Peritos Industriales de la Universidad Laboral de Tarragona: un gran grupo de compañeros y amigos que se ha mantenido en el tiempo. La mejor prueba han sido las concurridas celebraciones de sus bodas de plata (1991) y de oro (2016) de las que hablaremos en otro momento. En realidad, aunque parezcan muchos, 25 o 50 años después de nuestra salida de la Uni no son nada si lo que impera es la amistad y el recuerdo. Como decía una de las crónicas de prensa de aquellos días: “Tarragona ha dejado en la III Promoción de Peritos Industriales en su Paso del Ecuador una huella indeleble, porque siendo correspondida nuestra ilusión por ella, nuestro recuerdo la llevará consigo siempre”.