Canciones con historia: “San Francisco”. Scott McKenzie

La moda ye-ye de los años 60 no duró muchos años. Su punto álgido lo podemos situar en 1965 y el inicio de su declive en 1967 con la llegada de la San Francisco 01moda hippie, que introdujo no solo una nueva estética, sino también una ideología mucho más contestataria e inconformista y a la que dedicaremos un próximo post. Este movimiento, menos mayoritario, es muy probable que no hubiera podido abrirse camino sin la ruptura propiciada por los propios jóvenes ye-ye. Eran los años de la guerra de Vietnam y la gente estaba cansada de tanto oír palabras como armas y muerte. Los hippies lo expresaban con uno de sus lemas preferidos: “Peace and Love” (“Paz y Amor”), tópico acortado de la frase: “Paz, amor, sexo, drogas y, si quieres, también rock and roll”, que con la revolución sexual y el consumo de drogas buscaban una forma de rebelarse contra el sistema, acompañado en ocasiones por la práctica de la meditación, marchas por la paz y actividades ecologistas, espirituales o religiosas.

Si “If I had a hammer” cantada por Peter, Paul and Mary se convirtió en el himno de la población negra después de la Marcha por los Derechos Civiles de Washington en 1963, “San Francisco” interpretada por Scott MacKenzie fue el himno e icono por excelencia del movimiento hippie tras el primer Festival Pop de Monterrey en 1967. Su historia es cuando menos un poco rocambolesca. Para ello hemos de situarnos en esa pequeña ciudad cercana a San Francisco, donde estaba a punto de celebrarse un festival de música pop al que habían confirmado su asistencia grandes figuras como The Mamas & The Papas, Simon & Garfunkel, Grateful Dead, Canned Heat, Jefferson Airplane, Janis Joplin, The Animals, The Who, Otis Redding, Jimi Hendrix, The Byrds,… ¡!Casi nada¡¡ ¡¡Toda una pléyade!!

Concierto de Monterrey 1967 03Panorámica general del primer festival pop de Monterrey celebrado en 1967

Se esperaba el desplazamiento de cientos de miles de hippies de todo el país y las autoridades estaban muy preocupadas por lo que se les venía encima. Temiendo por la seguridad e incomodidad de sus ciudadanos, urgen a John Phillips, miembro de The Mamas & The Papas y uno de los organizadores del evento, a tomar las medidas pertinentes. Preocupado porque se están desbordando todas las previsiones, Phillips tiene una gran idea como músico y compositor: publicitar el festival con una canción que llame a la paz y a la armonía entre todos los asistentes. Dicho y hecho, en muy poco tiempo la tiene terminada. Procura no citar el nombre de Monterrey previendo lo que le venía encima. Su idea era que sus compañeros hippies se dirigiesen en principio a la cosmopolita y próxima San Francisco, más acostumbrada y con mayor tradición de albergar este tipo de eventos, y que solo se acercasen a Monterrey para asistir a los conciertos. A las autoridades les parece bien la idea, y le presionan para grabar y lanzar la canción de inmediato con el mayor marketing posible, única manera de que su plan pueda funcionar.

Pero aún no todo estaba terminado: faltaba por decidir quien le pondría la voz; Philips, demasiado ocupado con la parte organizativa, no podía comprometerse. Entonces le pide a su amigo Scott McKenzie que le saque del apuro. Piensa que su imagen, siempre descalzo y con flores en el pelo, identificativos de la moda hippie, le daban el toque perfecto para interpretar “San Francisco”. Ensayan toda una tarde, graban al día siguiente, y a los cuatro días la ponen a la venta. ¡¡Todo un record!! El propio Philips lo recordaba, y además añadía: “E igual de rápido se convirtió en un hit internacional”, “Scott no había grabado nunca y en una semana era conocido en todo el mundo, el ‘Gran Guru’ del ‘Flower Power’”, terminando entre risas con: “Nunca me perdonó por aquello”. De esa manera tan peculiar e increíble nació el himno de la generación hippie.

Así se convirtió “San Francisco” en la canción promotora del Festival Pop de Monterrey de 1967, primer gran festival al aire libre de la historia del rock, al que acudieron más de 200.000 personas procedentes de muchas partes de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Europa Occidental, incluso de lugares tan alejados como Nueva Zelanda o Australia. La ciudad de San Francisco fue durante un tiempo la capital mundial de la música, provocando también la movilización de casi todos los estudiantes del área de California, lo que obligó al ejército, no debemos olvidar que había una gran revuelta estudiantil contra la Guerra de Vietnam, a vigilar en todo momento el evento.

“San Francisco”
Sin título-1

Scott McKenzie, cuyo nombre verdadero es Philip Wallach Blondheim, nació en Jacksonville, Florida- USA, en 1939. Hizo sus primeros escarceos musicales en la escuela secundaria. En 1961, después de pasar por varios grupos, forma junto a John Philips, al que ya nos hemos referido, The Journeymen, excelente trío folk, y lanzan una estupenda versión, y primera grabación, de la popular canción “Quinientas millas”. Se separan en 1964. Mientras McKenzie prefiere seguir su aventura en solitario, John Philips inicia su exitosa carrera con su banda The Mamas and The Papas, aunque mantienen su estrecha relación personal y profesional que siempre perduró. De ahí que cuando Philips escribe “San Francisco” se la ofrezca a su amigo Scott McKenzie, pues piensa que era la voz e imagen perfecta para la ocasión. Incluso le acompaña a la guitarra durante la grabación.

Fue un éxito rotundo, logrando entrar en el top ten de la mayoría de las listas de todo el mundo (Nº 4 en USA y Nº 1 en Europa). Después de su lanzamiento en el “Summer of Love” (“Verano del Amor”), nombre con el que también se conoce al festival y concentración de Monterrey, se convierte en el himno de la comunidad hippie, y en su primera edición de 1967 logra reunir en el área de San Francisco a miles de personas celebrando el nacimiento de una nueva contracultura, al tiempo que cantaban junto a Scott McKenzie el famoso estribillo:

Paz y amor 04If you’re going to San Francisco,
be sure to wear some flowers in your hair.
If you’re going to San Francisco,
Summertime will be a love-in there.

Si vas a San Francisco,
no te olvides de llevar flores en el cabello.
Si vas a San Francisco,
el verano será una celebración de amor.

Después de “San Francisco”, Scott McKenzie prosigue su carrera grabando varios álbumes, pero solo con algún éxito menor. Se retira a principios de los 70 y reaparece tras muchos años en 1986 con una nueva versión de “Kokomo”, otro gran éxito de The Mamas & The Papas. Poco más tarde, reemplaza a uno de los miembros de la banda hasta 1998, año en que se retira definitivamente. Fallece en mayo de 2012 a causa del síndrome Guillain-Barre, una enfermedad que afecta el sistema nervioso, que le había sido diagnosticada en el año 2010.

“San Francisco” ha sido un tema muy requerido por el cine, por ejemplo en la famosa película “Forrest Gump” protagonizada por Tom Hanks. También en muchas de las contestaciones sociales. Una de las primeras, y más conocidas, fue en 1968 durante la “Primavera de Praga” cuando los jóvenes de Checoslovaquia (actual Eslovaquia y República Checa) la utilizaron como un canto a la libertad en su lucha contra el Pacto de Varsovia firmado entre la Unión Soviética y sus países satélites para contrarrestar la influencia de la OTAN. No cabe ninguna duda que si Scott McKenzie se hizo famoso se lo debe únicamente a “San Francisco”, una de las canciones más bonitas de la historia de la música pop. Todo un icono cultural y un clásico incombustible.


Scott McKenzie en una de sus últimas interpretaciones de “San Francisco”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: